Al igual que las películas, los videojuegos ya se pueden disfrutar por suscripción

, Internet, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

Dos ya están disponibles en Chile.El exitoso modelo de Netflix en las películas y Spotify en la música también llegó al mundo de los videojuegos, una industria que hace años “mueve” más dinero que el cine.
Estos últimos tres meses han nacido servicios de suscripciones en los que el videojugador paga una cuota fija mensual -en promedio unos $6.500- y puede acceder a un completo catálogo de cientos de títulos que puede disfrutar en cualquier momento. Una buena oferta pensando en que un juego recién estrenado cuesta en las tiendas cerca de $40 mil.
Los servicios que abrieron el camino de la suscripción son planes como PlayStation Plus, en que los usuarios pagan una cuota mensual a cambio de beneficios como poder jugar en línea y que, además, dan la posibilidad de descargar gratuitamente un par de videojuegos cada mes. Otro de ellos es Steam, plataforma en línea en que los usuarios compran juegos y pueden jugar títulos desde su propio computador y sin tener que adquirir un disco en una tienda.
Gonzalo Lara, jefe de la carrera de Animación Digital y Diseño de Videojuegos en la U. del Pacífico, dice que a diferencia de Netflix o Spotify en el tema de los videojuegos hay ciertas complejidades técnicas. “La ventaja es que tienes un catálogo inmenso para disfrutar, pero un punto a tomar en cuenta es la calidad de la internet en el hogar. Si la velocidad es baja, la experiencia de juego no va a ser óptima. Y, en ese caso, no te va a importar tener tantos juegos a tu disposición si es que no los puedes jugar bien”, advierte.
Jump se presenta como el “Netflix de los videojuegos independientes”. El mes pasado hizo su debut en un modo de prueba. “Se trata de un servicio de suscripción de videojuegos bajo demanda con especial énfasis en los juegos independientes y que estará disponible en PC, Mac, Linux, Vive y Oculus Rift. Los usuarios tienen acceso ilimitado a todos los juegos de nuestro catálogo por US$ 9,99 al mes. Vamos a lanzar 60 a 100 juegos a finales de este verano (del hemisferio norte) y después añadiremos cerca de 10 juegos por mes, así como nuevas funcionalidades y ofertas”, dice a “El Mercurio” Anthony Palma, CEO y fundador de Jump.
Otro servicio de suscripción es Xbox Game Pass para propietarios de las consolas Xbox. “La lanzamos en junio y es una verdadera biblioteca virtual de videojuegos que cuenta con más de 100 títulos, con un costo de US$ 9,99 mensual. Esta plataforma ofrece juegos compatibles con cualquier modelo de Xbox. Cada mes agregamos paquetes con más títulos para que la plataforma tenga novedades constantes y la variedad que buscan los usuarios”, dice Bernardo Camacho, category manager Xbox Chile. Se puede usar en el país y tiene un período de prueba gratuito de 14 días.

Renovación necesaria
“Puedes encontrar juegos muy buenos como Halo 5 o Mad Max, pero no hay mucha renovación. Si es que pronto no añaden más títulos al catálogo, los jugadores se podrían aburrir. Creo que tres meses es un plazo razonable para añadir nuevos juegos”, dice Alexander Sotomayor, usuario de este servicio.
Utomik es otro servicio por suscripción que ofrece un catálogo de 585 juegos y añade 20 cada mes. El título se puede iniciar descargando una pequeña porción de este y no requiere de que se instale en el computador. Sus planes parten en US$ 5,99 y se puede acceder desde Chile.
El futuro de estos servicios se ve promisorio. “Si se piensa en la industria del cine, las películas realizan sus ventas consideradas premium en los cines, y luego se trasladan a los servicios de suscripción cuando la taquilla va a la baja. Los servicios de suscripción no existían para los videojuegos una vez que morían sus ventas premium , por lo que estamos llenando esa brecha para los jugadores que tienen paciencia”, dice Anthony Palma.
Tal como Netflix no mató a los cines, Jump ni otros servicios similares no matarán las ventas de videojuegos en tiendas o en Steam cuando estos recién se estrenen. Simplemente será una nueva forma de jugar y una nueva forma de obtener recursos para la industria, agrega Palma.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores