El lucrativo negocio financiero de Amazon

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

La empresa usa su efectivo para prestar dinero. Los clientes le pagan a través de las ventas que realicen en su plataforma. Si dejan de pagar, Amazon se queda con la mercadería.El lucrativo negocio financiero de AmazonNo contento con sus negocios de venta de libros, entrega de abarrotes, servicios web corporativos y streaming de películas, Amazon está ahora apuntando hacia los bancos.
La empresa estadounidense que domina el comercio electrónico ha estado incursionando en los préstamos por casi seis años, y ha ganado US$ 3 mil millones en créditos a algunas de las pequeñas empresas que venden a través de su plataforma online.
Ahora Amazon está expandiendo sustancialmente su oferta de préstamos instantáneos y considerando si ofrece otros servicios financieros.
La empresa está usando su propio efectivo para prestar dinero, pero el riesgo es bajo, porque muchos de los usuarios ya usan Amazon para almacenar o comercializar sus mercaderías. Los clientes entonces le pagan a Amazon a través de las ventas que realicen en su plataforma. Si las ventas caen y los clientes dejan de pagar, Amazon puede fácilmente quedarse con la mercadería.
El gigante con base en Seattle también reforzó su batalla con la mayor cadena minorista del mundo, Walmart. Apuntando a los clientes de menores ingresos que por largo tiempo han sido el pan y la mantequilla de Walmart, Amazon anunció recientemente que ofrecería descuentos sustanciales en su programa de membresía Prime a compradores estadounidenses que reciben asistencia pública. Las personas que tengan una tarjeta electrónica de transferencia de beneficios válida pagarán US$ 5,99 mensual, en lugar de US$ 10,99, por Prime, que incluye envíos en dos días gratis, almacenamiento web y streaming de música y video.
En el corto plazo, ambas iniciativas parecen ser muy buenas noticias para los consumidores y las pequeñas empresas. La incursión de Amazon en los servicios bancarios ya ha creado oportunidades de endeudamiento para empresas que han tenido problemas para conseguir préstamos bancarios. Y su oferta a los clientes de bajos ingresos les dará un acceso más igualitario a los beneficios de la economía digital.
Amazon y sus inversionistas ya están cosechando las recompensas. La mayoría de sus clientes empresarios están usando sus créditos para comprar más inventario que venden a través de Amazon. Los miembros Prime tienen un registro sólido de comprar más de la compañía que otros clientes. Las acciones cruzaron la barrera de los US$ 1.000 el mes pasado, dos décadas después de una apertura a bolsa a US$ 18 la acción.
Pero hay que pensar en las implicancias a largo plazo de la cruzada de Amazon por el dominio mundial al presionar los precios, y los márgenes de ganancias, a la baja en sus competidores. El impacto en los empleos y las opciones de los consumidores en toda la economía podría ser enorme.
Amazon anunció en enero con gran fanfarria que planeaba sumar 100 mil empleos en EEUU en los siguientes 18 meses. Pero eso palidece en comparación con lo que está haciendo la compañía, y el vuelco más amplio hacia el ecommerce, en el sector de retail tradicional, donde cadenas más débiles están quebrando.
El empleo total en el sector minorista estadounidense ha caído en 156 mil cupos ajustados estacionalmente desde octubre, según la Oficina de Estadísticas Laborales. La matanza de empleos podría expandirse a retailers más grandes y más exitosos, y ahora también hacia el sector bancario.
Amazon ya representa un 43% de las ventas online de EEUU, y su participación de mercado en Alemania y el Reino Unido está por encima y 25% y subiendo. La compañía ha capturado un 31% del mercado de servicios en la nube. Su plataforma de voz Alexa también se está expandiendo rápidamente.
La riqueza y la voluntad de tolerar pérdidas de la compañía la hacen un competidor formidable en cualquier arena que decida competir. Los reguladores antimonopolio generalmente se enfocan en el perjuicio inmediato a los consumidores. Pero en ese caso también deberían prestar atención al impacto más amplio y a largo plazo de la empresa en la competencia y la variedad.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores