Liverpool y alza de Ripley: “Nos está forzando a mirar el negocio en detalle”

, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Ejecutivo mexicano dijo que ya perdieron la oportunidad de hacer el trato a $ 420. El alza de la acción es algo que evaluarán tan pronto tomen una decisión.Liverpool y alza de Ripley: “Nos está forzando a mirar el negocio en detalle”Cercana estaría la luz verde que daría la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) a la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) que pretende lanzar El Puerto de Liverpool sobre Ripley. De resultar exitosa la operación, la empresa mexicana pasaría a tener al menos el 25,5% del retailer nacional y tomaría una participación en la filial bancaria de la empresa liderada por la familia Calderón.
Desde que se anunció la OPA el 5 de julio de 2016, la acción de Ripley ha subido más de 40%. La oferta anunciada es de $ 420 por papel de la chilena, pero hoy se cotiza en torno a los $ 470 e incluso llegó a un peak de $ 500.
Frente a esto, la empresa azteca anunció que está evaluando el futuro de la oferta, según reconoció por primera vez su CFO, Enrique Güijosa, quien hasta ahora había insistido en que la OPA no se mejoraría.
“Cuando empezamos a hablar de esto, la acción de Ripley estaba por debajo de los $ 300. Y ahora, cuando anunciamos el trato y nuestros planes de ir con una oferta pública, fijamos un precio de $ 420. Fuimos muy directos en decir que era el mejor precio que podíamos ofrecer. Ahora (la acción) está cerca de $ 500 y, obviamente, a nuestros ojos hemos perdido hacer el trato bajo los $ 300 ó $ 420 y ahora hacerlo en
$ 500 (por acción) nos está forzando a mirarlo en detalle; es lo que estamos haciendo y es uno de los motivantes del retorno”, dijo en conferencia con analistas tras los resultados del primer trimestre.
Varios de los participantes en el conference le insistieron sobre el alza del valor de la firma de los Calderón, a lo que Güijosa contestó: “Las acciones de Ripley están cerca de los $ 500 por acción, eso es casi 20% más del precio que fijamos hace mucho tiempo atrás, en julio de 2016, cuando anunciamos que íbamos a firmar un contrato, que estábamos planificando proceder a lanzar una eventual oferta. Esto es obviamente algo que vamos a tomar en cuenta cuando anunciemos en 45 días, cuando lleguemos a una decisión de lo que vamos a hacer en conjunto con nuestros potenciales socios en el sur”, reconoció.
A $ 420 por papel, la mexicana tendría que desembolsar entre US$ 310 millones y US$ 572 millones, dependiendo del porcentaje con que finalmente se quede, cuyo piso para que sea exitoso es 25,5%.
Pero si Liverpool mejorara la propuesta hasta, por ejemplo, los $ 500 por acción, tendría que desembolsar entre US$ 60 millones y US$ 109 millones más. Así, en total se iría desde US$ 370 millones por el 25,5% hasta US$ 681 millones, por el 47% de la firma, el máximo al que puede aspirar tras el acuerdo con la familia Calderón Volochinsky.

La distracción
En México, los analistas que siguen la acción de Liverpool no ven con buenos ojos una mejora en la oferta.
“El mercado podría castigar si se incrementa, por lo que pienso que tratarán de evitarlo. No obstante, si bien al principio negaban categóricamente que fuesen a elevar el precio, en la última conferencia trimestral considero que dejaron abierta la puerta de poder hacerlo”, dijo desde México el gerente de análisis bursátil del grupo financiero Banorte, Valentín Mendoza.
De todos modos, hay quienes señalan que el grupo azteca podría cancelar el proceso y concentrar su atención en la consolidación de la cadena de tiendas de ropa Suburbia, por la que la firma mexicana pagó US$ 883 millones.
“En mi opinión, Liverpool podría seguir adelante sin modificar el precio, o ya cancelar el proceso y concentrar su atención en la consolidación de Suburbia”, señaló Carlos Hermosillo, de Grupo Financiero Actinver.
“Liverpool tratará de minimizar la posibilidad de incrementar la oferta porque de por sí el mercado la ha castigado por el anuncio de la intención de adquirir una participación en Chile cuando acaba de completar una adquisición en México que duplica su número de tiendas, siendo que sólo deberían enfocarse en su adecuada integración”, destacó Mendoza.

El rechazo
Fue en julio del año pasado cuando la gigante mexicana del retail anunció su intención de lanzar una OPA por Ripley. Esto tras llegar a un acuerdo con la familia Calderón Volochinsky.
Han pasado casi 10 meses y la operación aún no se concreta a la espera de la venia de la SBIF. Las partes han extendido dos veces la fecha para lanzar la OPA: ahora el plazo límite es el 15 de junio de 2017.
Según se anunció, la OPA implica un premio de 25% respecto al cierre del día antes de anunciarse la oferta, que fue de $ 334,58 por acción.
“¿Ha mejorado la posición estratégica o el valor de Ripley entretanto? Me inclino a pensar que no es muy diferente su valor como negocio en marcha hoy que hace un año”, destacó Carlos Hermosillo, del Grupo Financiero Actinver.
Valentín Mendoza, de Banorte, profundizó: “Creo que los inversionistas en Chile deberían considerar que antes del anuncio de la OPA la acción se negociaba en $ 320, y que de no aceptar la oferta, las sinergias con una de las departamentales más exitosas de América Latina podrían no darse”.
Pero esta no es la apreciación que tienen las hermanas Débora, Esther y Patricia Calderón Kohon, que contrataron la asesoría del banco de inversión Altis. Las hijas de Maxo Calderón Crispín, fundador de la multitienda junto a su hermano Alberto, tienen el 12% de Ripley y hasta ahora, de manera extraoficial, han señalado que el precio no les parece atractivo.

Imagen foto_00000001


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores