¿Ha perdido la industria de teléfonos móviles su capacidad de innovar?

, Internet, Modernización de Empresas, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

El ritmo de los avances se ralentiza, especialmente en el ámbito del hardware y el mercado ha dejado atrás los crecimientos de dos dígitos.¿Ha perdido la industria de teléfonos móviles su capacidad de innovar?Uno de los móviles que más titulares acaparó en el último Mobile World Congress fue el Nokia 3310, una versión actualizada de un teléfono que salió al mercado hace 17 años. Puede ser anecdótico, pero también significativo de cómo la industria ha perdido parte de su capacidad de sorprender.
La ralentización del ritmo de innovación es evidente cuando las últimas versiones de los buques insignia de la mayoría de los fabricantes no aportan mejoras significativas, muchos teléfonos de gama alta parecen clones, las marcas cada vez tienen que hacer más esfuerzos para convencer al consumidor de que merece la pena cambiar de modelo y tecnologías antes reservadas a los móviles más caros se pueden disfrutar ya en terminales de menos de 200 euros (unos US$ 214).
“La innovación en smartphones tiene cada vez menos que ver con el hardware y más con el software y los servicios”, dice Thomas Husson, analista de Forrester, quien pone el ejemplo del asistente virtual de Google, que incluirá la mayoría de fabricantes en el futuro.
Todavía queda recorrido para que se alcance la madurez de, por ejemplo, el mercado de PC. Las presentaciones de las grandes novedades de Apple, Samsung o Huawei siguen despertando un alto interés mediático, algo que no concita ya la industria de los ordenadores personales.
Esta mayor madurez del mercado impacta en los fabricantes. “Deben innovar vía servicios, algo que Apple hace bastante bien, puesto que este negocio se acerca ya a los US$ 25.000 millones. Además, les obliga a ser menos dependientes de las ventas de móviles.

¿Cambiar de móvil?
Si la innovación decae, los consumidores no tienen tanto interés como antes para cambiar de móvil cada poco tiempo. La firma de investigación de mercados Kantar Worldpanel confirma que el ciclo medio de vida de los smartphones se alarga. Según sus datos, en España se cambia de móvil cada 20,5 meses, cuando hace tres años, la media era cada 20 meses. La tendencia se repite en todos los países analizados: Estados Unidos, China, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia.
La conclusión es que la industria se encamina hacia la madurez. Especialmente en el mercado occidental, con altísimas tasas de penetración de los smartphones y donde el crecimiento depende de la capacidad de los fabricantes de mantener ciclos cortos de reemplazo. Si a ello se le suma la ralentización de la economía china, el resultado es el fin de la década gloriosa de la industria.
En los últimos cinco años, las ventas de smartphones se han triplicado hasta alcanzar 1.470 millones de unidades en 2016, según IDC. Pero las tasas de crecimiento de doble dígito son historia. El año pasado, la industria creció tan sólo un 2,3%, frente al 10,4% de 2015. Este año se espera un repunte, con un incremento de las unidades vendidas del 4,2%. Según IDC, la tasa de crecimiento anual compuesto en el periodo 2016-2021 será de tan sólo un 3,8%. Eso sí, todavía “hay oportunidades de crecimiento en Asia, África y Sudamérica,”, dice Husson.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores