Tricot activa expansión por US$ 50 millones y evalúa posibilidad de internacionalización

, Telecomunicaciones

Cadena de tiendas quiere abrir una veintena de locales y elevar sus ventas a US$ 200 millones al año.

El gerente general de la empresa, Antonio Egidio, reconoció que esperan que este proceso de crecimiento orgánico pueda llevarlos al mercado peruano, hacia donde estén mirando con atención.

Pese a que las grandes multitiendas del país están desarrollando importantes planes de expansión, que incluyen llevar su modelos más allá de nuestras fronteras, los players medianos del rubro no se quedan atrás.

Es el caso de Tricot, cadena de tiendas controlada por la familia Pollak, que aprobó un plan de expansión por US$ 50 millones, que considera la apertura de más de veinte tiendas en todo el país, superando así las 60 sucursales. Así lo indicó el gerente general de la empresa, Antonio Egidio, quien dijo que en 2008 inauguraron 9 tiendas, completando 38 sucursales. El ejecutivo explicó que este año prefirieron permanecer “stand by”, a la espera de observar los efectos de la crisis, pero en respuesta a los resultados de la compañía, en 2010 comenzarán con esta nueva etapa de su expansión en la que el foco seguirá puesto en su actividad tradicional: la venta de vestuario.

La meta de la compañía es elevar sus ventas en unos US$ 75 millones sus ventas anuales, superando así la barrera de los US$ 200 millones.

Egidio agregó que lo más cercano es la inauguración de una nueva tienda en la capital y otras ocho en regiones, las que tendrán superficies de 800 mt2 y 1.800 mt2.

Los números acompañan La decisión de invertir está respaldada por los números de la compañía, los que pese a la crisis se han comportado bien, pues -indicó el ejecutivo- cerrarán este ejercicio con ventas por unos US$ 135 millones, un 12% más comparadas con 2008.

Este comportamiento se debe -dijo- a que más de la mitad de sus ventas son al contado, razón por la que las restricciones en el uso del crédito no los afectaron como sí sucedió con otros retailers.

“En estos últimos cuatro años y en términos reales, la compañía ha elevado sus ingresos en 60%”, señaló el gerente general de Tricot.

Respecto al desempeño de su área financiera -poseen la tarjeta Tricard- Egidio destacó que tienen un buen nivel de deuda por parte de sus usuarios.

En efecto el promedio de endeudamiento de sus 500 mil clientes es inferior a los $ 100.000 y las colocaciones de la tarjeta ya superan los US$ 100 millones.

La bolsa y salir de Chile

Los planes de crecimiento en Tricot podrían llegar hasta el extranjero, pues la internacionalización es una alternativa que en la empresa no descartan. “Estamos viendo al menos otro país. Dado que el formato no va a cambiar y tenemos este plan de cobertura geográfica, lo más probable es que en los próximos cinco años tengamos operaciones en otro país y Perú es un mercado atractivo”, precisó el ejecutivo.

Otro proyecto que podrían concretar, claro que en el largo plazo, es abrirse a la bolsa.

“Siempre es atractivo, pero no es una prioridad en el corto plazo. La compañía tiene suficiente flujo de caja y un leverage bajo, pero eso no quiere decir que se descarte, son pasos naturales y este es un proceso que seguramente terminará en bolsa”, concluyó.

En manos de la misma familia desde 1939

La cadena de tiendas Tricot fue fundada en 1939 por la familia Pollak y aunque la propiedad ha experimentado algunos ajustes, la operación se mantiene en manos de sus dueños originales.

La compañía concluyó en 2004 un proceso de reestructuración que implicó que parte de las sucesiones de la familia dejaran en control de la firma en manos de la rama Pollak-Ben-David y un relanzamiento de la marca en el mercado nacional.

Hoy, la empresa está profesionalizada y su directorio, que preside por Eduardo Pollak lo integran otros miembros de la familia y tres directores independientes.

Desde hace cinco años, la cabeza ejecutiva de la firma está en manos de Antonio Egidio.

Gerente General de Tricot “Para nosotros éste ha sido un año bueno

Los operadores de retail han pasado un 2009 ajustado, a raíz de la caída de sus ventas, debido a la restricción de los consumidores y el miedo de la utilización del crédito, herramienta clave para estas empresas.

En Tricot, sin embargo, explicaron que la crisis produjo un efecto diferente en su operación.  Según el gerente general de la cadena, Antonio Egidio, la menor disponibilidad de recursos en los usuarios les permitió surgir como una alternativa económica para quienes ajustaron su presupuesto.  “Para nosotros este ha sido un año bueno, un año normal”, dijo.

Asimismo, debido a que el 60% de sus ventas son al contado y a que el ticket promedio que no supera los $ 10 mil la baja en la utilización del crédito no les afectó.

El ejecutivo destacó que además hoy tienen a favor que el 80% de sus ventas es de marcas propias.

La empresa registra transacciones anuales por 14 millones de unidades y 7 millones de tickets.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores

 

Comente este Artículo