Detectan mal uso de 36 mil pases bip! y ventas ilegales por internet

, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Al menos 14 mil de esos pases fueron requisados en estaciones del Metro y otros 22 mil fueron bloqueados al utilizarse en buses. Fiscalía Oriente investiga denuncia formulada por el gobierno.

Durante las Fiestas Patrias, Cristián (24) estaba postulando a un trabajo en el que debía realizar varios viajes en micro al día. Para reducir sus gastos, decidió buscar a alguien que le vendiera un pase escolar bip! Ingresó a un foro de internet y publicó un aviso en el que prometía “comprarlo en el acto, porque tengo el efectivo”.

A pesar de las ofertas que recibió, no realizó la compra. “Me pedían $ 15.000, siendo que cuando contacté a la persona la primera vez me dijo que costaba $ 9.000”, explicó. Como él son miles las personas que anuncian a través de la web la compra, venta o intercambio de la tarjeta escolar, que permite pagar $ 130 en lugar de los $ 380 que cuesta actualmente el pasaje en el transporte público.

Incluso, en los sitios electrónicos los vendedores recomiendan cargar esas tarjetas en almacenes conectados al servicio bip! y no en otros puntos de pago (como en el Metro para evitar la fiscalización. Según cifras de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), desde marzo a la fecha se ha detectado el mal uso de aproximadamente 36 mil de esos documentos, que han sido reportados como robados o que han sido requisados en las estaciones del Metro de Santiago.

Por ello, la entidad presentó una denuncia ante la Fiscalía Oriente por mal uso de instrumento público. “Además, estamos realizando nuestras propias vigilancias a páginas web para que se investigue a todos quienes comercializan este documento”, dijo su director, Cristián Martínez. En la Junaeb explican que en 2006 los estudiantes de enseñanza básica, media y superior reportaron 28 mil pases perdidos, cifra que se triplicó este año.

Según Martínez, a la fecha los estudiantes han solicitado la reposición de 84.301 tarjetas robadas, perdidas o dañadas, del total de 1.200.000 emitidas. De ellas Junaeb detectó que 36 mil fueron utilizadas en el transporte colectivo de la capital.

De esa cifra, cerca de 22.000 pases corresponden a tarjetas que intentaron ser usadas en microbuses. Estas se bloquean y el dinero cargado en ellas pasa al fondo común del sistema.

Otros focos de detección del fraude son las estaciones del Metro. En ellas los guardias chequean que quien utiliza el documento sea el titular del pase. Así, la empresa ha detectado el mal uso de casi 14 mil tarjetas escolares. Las estaciones con más pases bip! requisados son Las Rejas (1.130) y La Cisterna (1.037).

Este tipo de fiscalización no es aplicado en el transporte de superficie, ya que los conductores ya no tienen la tutela del pago del pasaje, lo que corresponde al Administrador Financiero del plan. Sin embargo, el consorcio no ha dispuesto de los dispositivos para controlar las tarjetas.


Noticias Relacionadas con este Artículo



 

Comente este Artículo