PRODUCTORES PIDEN SOBRETASA 20% A POLLO ARGENTINO

, Pequeñas Empresas

Juan Miguel Ovalle, presidente de APA, dijo que hay “un daño por el ingreso de pollo proveniente de Argentina, que está claramente subsidiado”.

Una solicitud para imponer derechos compensatorios de 20% a las importaciones Argentinas de carne de pollo solicitó la Asociación de Productores Avícolas, APA, el viernes pasado a la Comisión de Distorsiones de Precios, para contrarrestar los subsidios que aplica el país vecino a estos productos, indicó el presidente de la entidad gremial Juan Miguel Ovalle. Recordó que en enero el gobierno argentino aprobó un decreto para hacer entrega de cerca de US$ 500 millones a los productores de ave, para ayudarlos en las compras de insumos como maíz y soya.

Lo anterior con el objeto de que estos últimos no eleven sus precios y evitar así presiones inflacionarias. Explicó que actualmente el precio del maíz ha registrado una fuerte alza, debido a la mayor demanda de este insumo para biocombustibles y para otras industrias, como salmones y cerdos. “Es un tema que nos tiene complicados, porque no podemos traspasar los mayores costos de los insumos a precios. Hay un daño por el ingreso de pollo proveniente de Argentina, que está claramente subsidiado”.

Consumo

Actualmente, explicó, el 5% del total anual del consumo de pollo de los chilenos corresponde a aves argentinas, pero advirtió que si suben los precios, el 5% que representa la carne de ave argentina puede aumentar en cuatro o cinco veces, “de tal manera que nosotros tenemos que mantener precios artificialmente bajos por la existencia de este subsidio con Argentina”. Argentina representa actualmente el 90% de las importaciones totales de pollo, que ascendieron a US$ 18 millones en 2006, un 46% más que las internaciones registradas en 2005. Dijo que si la Comisión resuelve “esta distorsión”, la industria local no tendría problema en que el maíz haya subido. “El maíz, corresponde a un tema estructural, es decir, que no es coyuntural, ni de cambios climáticos, ni de malas cosechas, sino que existe un problema de oferta y demanda por su uso para la producción de biocombustibles”. Los chilenos consumen 73 kilos de carne per cápita, de los cuales aproximadamente 35 kilos corresponden a pollo. Y el año pasado el consumo de carne fue superado por el de carne de cerdo.

Un punto también relevante, dijo Ovalle, “porque también la industria del cerdo se ve afectada por el alza de los granos, pues su dieta es esencialmente maíz y soya”. Por esto, le solicitaron al secretario de la Comisión de Distorsiones que se pronuncie lo antes posible, porque a fin de mes se inicia la cosecha de maíz. “Si la Comisión no acoge nuestra solicitud la única vía de ajuste que tenemos es por el precio de compra que se le fije a este insumo, pero nosotros no tenemos ningún interés en afectar a los agricultores y productores de maíz”.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores