Estatuto para pymes

, Pequeñas Empresas

Con el propósito declarado de facilitar y estimular el emprendimiento, y de «nivelar la cancha», el Gobierno ha elaborado un conjunto de normas orientadas a aliviar la carga ……que el actual marco de regulaciones representa para las empresas de menor tamaño (micro, pequeñas y medianas empresas).

En lo general, un aspecto novedoso que contiene el proyecto de estatuto anunciado se refiere al establecimiento de un criterio orientador que sirva de punto de referencia para cualquier decisión proveniente de un organismo regulador que tenga implicancias en las empresas de menor tamaño: una mayor disciplina regulatoria, en el léxico oficial.

En particular, se propone que todo reglamento de carácter general que le genere a las mipymes un costo de cumplimiento deba acompañarse de informes técnicos que hagan explícita referencia al impacto de tal normativa sobre las empresas.

Está contemplado también que estos antecedentes deban ser conocidos por la ciudadanía antes de adoptarse una decisión final sobre los temas en cuestión, promoviéndose así mayores espacios de interacción. No obstante los sanos principios que inspiran este enfoque en cuanto a transparencia, su implementación práctica y burocracia asociada podrían ser muy engorrosas, y en algunos casos resultar hasta paralizantes de las medidas de política que le corresponda aplicar al Gobierno.

En cuanto a propuestas específicas, destacan en el proyecto las medidas para facilitar la puesta en marcha de un negocio -como el otorgamiento de permisos provisorios y el ofrecimiento a los municipios de una facultad para dar facilidades de pago o de eximir del pago de estas patentes provisorias a quienes por primera vez las solicitan-; y beneficios tributarios para la inversión.

Respecto de esto último, se contempla aumentar el porcentaje de crédito tributario por inversión en activos fijos de cuatro a ocho por ciento de lo gastado en inversiones físicas, para todas aquellas empresas con ventas anuales no superiores a 100 mil UF, y con un beneficio máximo anual de cerca de 22,5 millones de pesos.

Cabe preguntarse por qué limitar el beneficio a las inversiones en activo fijo, y no ampliarlas a las otras formas de inversión, como lo es el capital de trabajo, por ejemplo, que suele ser una necesidad mucho más apremiante para las empresas de menor tamaño.

Por qué en lugar de ampliar el límite en los términos anunciados, no se opta por decretar un cambio en la base de tributación del impuesto a la renta para las mipymes, postergando el pago del tributo para las utilidades que sean reinvertidas.


Noticias Relacionadas con este Artículo



 

Ud. dese estar registrado para comentar