FALABELLA VE OPCIÓN EN MÉXICO Y D&S AVANZA EN ESTACIONES DE SERVICIO

, Retail

Reinaldo Solari se mostró abierto a no suscribir toda su parte en futuro aumento de capital del holding.

El conglomerado de retail más grande de Chile -en capitalización bursátil- y la mayor empresa supermercadista del país, Falabella y D&S, respectivamente, revelaron agresivos planes de expansión en sus juntas de accionistas realizadas ayer.

El presidente del holding Falabella, Reinaldo Solari, dejó en claro que el espíritu de la compañía es seguir creciendo en el exterior. Actualmente la empresa tiene operaciones en Chile, Argentina, Perú y Colombia, y según el empresario, México es un país que se perfila como una posibilidad cierta para convertirse en su quinto mercado. «Siempre es mejor cuando hablan el mismo idioma que uno», dijo, al ser consultado también por la opción de Brasil, otro mercado que atrae a los grandes operadores de retail.

En todo caso, Solari no oculta que México sería un mercado difícil de abordar, toda vez que ya cuenta con presencia de importantes empresas del sector minorista, como Wal-Mart. Esto, a diferencia de lo que ocurre en Colombia y Perú, donde Falabella ha sido pionera en multitiendas.

Sobre los planes de la empresa en Chile, el gerente general corporativo de Falabella, Juan Benavides, dijo que para el Mega Center, complejo ubicado a un costado de Parque Arauco, hay considerado un proyecto que implica potencialmente la construcción de una torre en altura, aunque es algo que aún no está definido. Lo que sí es una realidad es la reubicación del supermercado Tottus, que cambia de piso, y el espacio que queda será utilizado para tiendas menores o para algún proyecto comercial temático.

La junta de accionistas de la empresa aprobó el aumento de capital por cerca de US$ 1.080 millones, que servirá de financiamiento alternativo para expandir su plan de inversiones o para acelerarlo.

El precio de colocación se definirá dentro de 120 días, y dos miembros del grupo controlador, Juan Cúneo y el propio Reinaldo Solari, revelaron su preferencia por no suscribir la totalidad de las acciones que a prorrata les corresponde.

D&S, por su parte, definió que en 2008 espera concretar su ingreso al mercado de la distribución de combustible. El gerente general de la compañía, Enrique Ostalé, estimó que serían aproximadamente 12 estaciones de servicio las que podrían operar como servicio anexo a sus hipermercados, tanto en Santiago como en regiones.

Según dijo Ostalé a ValorFuturo, «tenemos ubicaciones atractivas y hoy lo que nos queda es sentarnos a conversar con los operadores y ver cuál es la más atractiva, tanto desde el punto de vista del arriendo, como de los adicionales».

D&S entregó ayer sus resultados, que arrojaron utilidades por US$ 17 millones en el primer trimestre, que representan 68% más que el mismo período de 2006.

Ibáñez y Solari niegan negociación

Las últimas semanas han sido intensas en rumores de mercado que hablan de una posible fusión en los negocios de D&S y Falabella. Ayer, miembros del grupo controlador de ambas compañías descartaron la existencia de cualquier tipo de negociación en ese sentido. El fundador de Líder, Manuel Ibáñez Ojeda -padre de los directores de la empresa, Nicolás Ibáñez y Felipe Ibáñez-, dijo que los rumores surgen porque «en el mercado ya no saben qué inventar, pero no hay ningún argumento para especular sobre lo que plantean», dijo.

Reinaldo Solari y Juan Cúneo, de Falabella, fueron también categóricos en rechazar cualquier tipo de acercamiento. «Hace 5 años que no veo a los hermanos Ibáñez», dijo Solari.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores

 

Comente este Artículo