CREAR VALOR ES LA CONSIGNA

, Modernización de Empresas, Pequeñas Empresas

La minería, una vez más, dictó cátedra en la materia. El consumo demostró que puede seguir haciéndolo mejor, lo mismo que la industria, el sector fi nanciero y las utilities. Los negocios asociados a los recursos naturales marcan el paso y, defi nitivamente, para muchas de las empresas de transportes y telecomunicaciones la pista está cuesta arriba, porque en relación con el resto de los sectores, el 2006 volvieron a experimentar un retorno sobre la inversión con tendencia a la baja.

Hacer crecer las utilidades, mejorar las ventas y expandir la participación de mercado son todas metas que desvelan a la alta gerencia de las empresas que componen el Top100.

Sin embargo, al final del día, la madre de todas las conquistas es una: crear valor para sus accionistas. Y la verdad sea dicha, algo más de la mitad de las empresas estudiadas logró pasar la prueba de la blancura: el cálculo del EVA (Economic Value Added). El evento es más bien una tendencia de los últimos tres años. Si en el 2004 un 67,1% de las empresas creó valor de acuerdo al EVA calculado por Santander Investment para las empresas del Top 100, el 2006 la proporción cayó a un tímido 52,1%.

Mucho más auspicioso resulta el test del ROIC (retorno sobre la inversión en sus siglas en inglés), índice que permite mostrar una tendencia más objetiva sobre la creación de valor al no contemplar en el cálculo el costo de capital, que puede ser relativo dependiendo de la empresa y el sector. Y como ha sido la tónica en los últimos años, la minería también es el sector que “la rompe”. Al punto que es casi obligatorio analizar las empresas mineras al margen del sector recursos naturales el que, sin ellas, obtuvo un ROIC de tan solo 7,6% el año pasado.

Para la minería, en cambio, este fue de un ¡94%! Esto quiere decir que en un año prácticamente logran pagar cualquier proyecto de inversión que asuman. Una vez más, el motivo que explica tan destacable desempeño, tiene que ver con el precio promedio del cobre. El 2005 éste fue de 1,67 dólares la libra y el que recién termina de 3,05 dólares la libra. El efecto directo para las fi rmas del sector minero fue que en un año el ROIC pasó de un 58% a un 94%. Y esto prácticamente sin moverse del escritorio.

La gran pregunta que cabe entonces es qué ocurrirá el 2007. Y aquí las predicciones van del optimismo más enérgico, sobre todo cuando China se pone a comprar cobre, hasta el pesimismo más excesivo cuando el precio de la libra comienza a mostrar retrocesos. Es que en Chile somos algo maniaco-depresivos, dicen los analistas más sangre fría. En contraposición, el sector que ha demostrado mayor debilidad en términos
de ROIC es el de transportes y telecomunicaciones. Tuvo un despunte el 2004, pero pasado ese año volvió al cauce que venía mostrando con anterioridad.

Las razones de por qué su ROIC fue de tan solo un 6,7% el 2006 –el promedio general llegó a 24,9%– se pueden encontrar en las navieras, cuyo negocio ha estado bastante infl uido por los ciclos y por variables como el precio del cobre, el acero y de arriendo de embarcaciones. Por lo mismo, existe consenso en que el de transportes y telecomunicaciones es un sector que no se puede analizar con los números promedio en la mano, sino que compañía por compañía. De hecho, el bajo ROIC del sector durante el 2006 esconde los históricos resultados obtenidos ese mismo año por Lan y Entel.

Como cada grano de harina debe ser comparado con la de su propio costal, aquí va el detalle de cómo se movió cada uno de los sectores económicos el año que pasó.

 


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores

 

Comente este Artículo