OPERACIONES PUEDEN SUBIR HASTA UN 3% POR GASTOS ASOCIADOS

, Tarjetas y Pagos Electrónicos

La tasa no es lo único en lo que hay que fijarse cuando se toma un crédito de consumo. De hecho, siempre se aconseja estudiar en cuánto quedará la cuota pues hay gastos asociados considerados como necesarios para su otorgamiento, que finalmente los encarecen.

El Impuesto de Timbres y Estampillas (ITE), algunos seguros y gastos notariales son los más conocidos. Los dos primeros son los que más peso tienen, pudiendo encarecer un crédito en rangos que están entre el 2% y 3% sobre el monto pedido, dependiendo de los plazos y de la cantidad de dinero que se solicite.

Impuestos y seguros

El ITE, eso sí, experimentó una reducción gracias a la Ley 20.130, que contempla rebajar gradualmente la tasa máxima de este impuesto. Además, se elimina su cobro cuando la operación financiera sea un refinanciamiento. Ivanoa Ferrando, product manager del BCI, explica que la tasa de este impuesto es fija y que sólo depende del plazo del crédito: mayor a 12 meses, se aplica la tasa anual.

En cuanto a los seguros, dice que el de desgravamen es el más común, advirtiendo que su contratación es voluntaria. Añade que la tasa de este seguro varía en cada banco pues depende del plazo: “Mientras más largo sea, la tasa que se aplica será más alta pues se asume que hay más riesgo”, acota. Añade que en general, las tasas están entre 0,38% y 2% y que algunos bancos la fijan en la mitad (1%), beneficiándose así los créditos con plazos más largos.

“Estos gastos no encarecen demasiado un crédito. Por ejemplo, en uno de $ 3 millones a 36 meses, el costo del seguro más el ITE es de un 3% del monto a otorgar”, explica. Y añade que, considerando sólo el ITE, quizás este año la gente no note la diferencia que hay con su rebaja, pero sí lo hará en un par de años.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores

 

Comente este Artículo