Internet puede ser una herramienta para la paz

, Internet

Con su enciclopedia virtual ha revolucionado a la sociedad y se ha convertido en una de las personas más poderosas e influyentes del mundo. Ex niño tímido y ex corredor de bolsa, critica la falta de transparencia de buscadores como Yahoo y Google, por lo que ahora decidió competirles. Vive sin grandes lujos y pasa buena parte de su tiempo viajando de un lugar a otro del planeta: a fines de año estará por primera vez en Chile.

El lugar es Hunstville, Alabama. Jimmy tiene pocos años, es tímido, malo para los deportes, y pasa mucho tiempo leyendo, sobre todo la enciclopedia que hay en su casa. También, y desde que tenía meses, pasa mucho en su colegio, que literalmente es suyo, pues las dueñas son su madre y su abuela. Influido por la educación Montessori, este pequeño colegio deja que los niños vayan de un «rincón» a otro, que se mezclen entre cursos (sólo tiene hasta octavo básico), y que tengan libertad para definir lo que harán en el día y a qué velocidad. A los 16 años Jimmy termina sus estudios. Va adelantado un año a sus compañeros.

Treinta y cinco años después, ahora en Nueva York, ese mismo Jimmy, esos mismos ojos azules, pelo negro, piel muy blanca, pantalones y camisa negra, es uno de los hombres más influyentes y poderosos del mundo, pues creó Wikipedia, la versión moderna de esas hojas que leía con tanta pasión y soledad infantil.

«Le pregunté a mi madre hace unos años, ¿donde está la enciclopedia que teníamos en la casa? Mi padre cree que están en la bodega y ella cree que las vendió en una venta de garaje. Me gustaría encontrar esa enciclopedia de cuando era niño», dice con nostalgia.

-¿Era un niño muy tímido?

-Sí, era un niño muy nerd. Muy raro -dice.

Piensa un rato, y para que no queden dudas, agrega: «pero ya no soy socialmente tímido».

Es domingo en el taquillero barrio Tribeca de Nueva York. El Hudson River está a pocas cuadras, hay un sol radiante de final de verano, los neoyorquinos profundos toman caffe latte en las terrazas de los restoranes, mientras Jimmy Wales –Jimbo para sus amigos, 41 años– baja del ascensor de su nuevo departamento. Ha dormido aquí menos de 5 noches desde que lo compró hace unos meses, porque su vida, de verdad, pasa en los aviones.

Su creación, Wikipedia, no sólo transformó al niño tímido y malo para los deportes en un winner, sino que le cambió la vida al punto de que el tiempo y el espacio son conceptos distintos que para el resto de los mortales. La enciclopedia de acceso libre y escrita por voluntarios de todo el mundo en distintos idiomas ha sido, junto a Amazon y Google, una de las empresas digitales que han revolucionado la sociedad. Y la vida de Jimmy. Todas las semanas viaja a alguna parte, que puede ser dentro de su país, o Asia, o Sudamérica. También ha cambiado cosas cotidianas: a veces se compra un muffin en la esquina y alguien lo ve y lo escribe en su blog. Es que lo admiran y siguen, como estrella de rock, no sólo en los ambientes digitales y de negocios, sino también en los colegios y universidades.

Pero en este restaurante hindú al lado de su casa, nadie lo reconoce. Y Jimbo hoy quiere comer liviano. Vegetariano desde hace un tiempo, se echa lechugas, tomates, zanahorias y algunas pastas de la India. Comienza su historia, habla con calma, sonríe, y las palabras «it’s intereseting» y «it’s fun» salpican su discurso a cada rato: interesante, divertido. Una buena definición para él mismo.

DINERO: «no tengo muchas cosas»

–¿Por qué viniendo de una educación más alternativa estudió finanzas y se dedicó a ser inversionista bursátil –con mucho éxito y ganancias de dinero– en sus comienzos?

–Era un interés algo más intelectual, más desde la matemática. Pero no tengo ninguna oposición a ganar dinero tampoco. Hay una historia divertida: en Israel concedí una entrevista en que el intérprete se equivocó. Y cuando el articulo salió, decía: «Jimmy solía ser un inversionista bursátil, pero se sentía tan culpable que decidió dedicar su vida a la caridad…». Jajá. La verdad es que me encantaba mi trabajo.

–¿Pero qué exactamente pasó en su vida que decidió cambiar de mundos?

-Yo estaba interesado e investigaba lo que pasaba en internet, incluso antes de que estuviera la web. Luego que la web browser se inventó, y la gente comenzó a usarla, yo quedé realmente fascinado. Siempre me gusta hacer lo que parece más divertido y entretenido, y era un desafío intelectual meterse en este nuevo medio que estaba explotando, y que cambiaría todo tipo de cosas. Supe que ahí iba estar la diversión, y yo quería estar ahí.

–Su primer emprendimiento en Internet, Nupedia (un diccionario de acceso gratuito con artículos académicos de arte y ciencia), no fue un éxito. ¿Estaba preparado para fallar?

–No sé… Pero reaccioné cambiándolo: pensé que la idea principal era correcta, pero que habíamos elegido un mal modelo de cómo hacerlo. Además que yo siempre pruebo muchas cosas… es interesante, porque en algún punto podría haber dicho que esto no estaba funcionando y parar. Pero en vez de eso pensé: tratemos de esta otra manera.

–¿Esa es la manera habitual como reacciona usted frente al fracaso o al error?

-Es divertido, porque no pienso realmente en términos de éxito o fracaso, sino que hago lo que me parece más interesante, y ya. Y eso es el caso del proyecto de motor de búsqueda que estamos haciendo ahora. Puede que falle, pero estoy pasándolo tan bien construyéndolo, que casi el proceso es más importante que a dónde lleguemos.

–Pero la gente normalmente le tiene miedo al fracaso, ¿ha pensado por qué usted no?

–No sé –piensa y se ríe, levanta los hombros, guarda silencio, como espantando a la mala suerte. Toma un trago de agua mineral.

«Obviamente, tengo emociones, y me puedo sentir mal si algo no anda bien, pero nunca llega tan profundo. No cuestiono quién soy como persona… y además, ¡ya hice Wikipedia!, así es que siempre puedo caer ahí», explica riendo.

¿Se sorprendió del enorme éxito de Wikipedia?

-Cuando partí con Nupedia, calculé cuán grande y popular esto podría llegar a ser, y viendo referencias y rankings de los sitios top similares, me di cuenta de que estaban en el top 100. Deduje que si nos iba muy bien estaríamos por ahí. O sea que estaba optimista, pero ser el número 8 fue más que todo lo que pensé. Y hemos crecido, crecido, crecido.

–¿Qué más lo sorprendió?

–Nunca pensé que tendría que viajar a este ritmo. Tengo que viajar todo el tiempo. Y tampoco nunca pensé cómo sería estar asociado a una marca global que todo el mundo conoce. Si hago una charla a estudiantes universitarios en cualquier parte del mundo, ellos están felices, porque adoran Wikipedia. ¡Es increíble que afecte a tanta gente!

–Dicen que trata de vivir igual que antes, que maneja un Hyundai y vuela en económica, por ejemplo… ¿Es verdad o leyenda?

–Sí, es verdad. No tengo muchas cosas, trato de tener lo menos posible, porque viajo mucho. Tengo mi ropa, mi departamento, que es muy simple, no me gustan las complicaciones…

–¿Siente las cosas como complicaciones?

–Sí. Puede ser muy complicado tener muchas cosas…

–¿Cree que acumular dinero puede ser una carga o hacerlo perder libertad?

–No necesariamente, pues ganas mucha libertad con el dinero también. Creo que sobre todo depende de las personas. Por ejemplo, conozco a los dueños de Google. Y creo que son gente fabulosa: muy sólidos. La verdadera prueba de esto es la señora que eligen, y las dos son fantásticas. Pero también hay gente que de pronto empieza a tener dinero y actúa como idiota.

–¿Por ese mismo espíritu decidió que Wikipedia fuera sin fines de lucro?

–Cuando Wikipedia empezó a crecer, fue en medio de la crisis en que se reventó la burbuja puntocom, así es que no había inversionistas disponibles, los ingresos por publicidad habían bajado mucho, y por tanto no había maneras claras de ganarse el dinero. Pero hacer Wikipedia era algo que me apasionaba, que sentía que tenía que hacer, y no lo pensaba desde el punto de vista de un negocio, necesitaba que funcionara. Y tener voluntarios es mucho más fácil si es sin fines de lucro. Hacen cosas que si fuera con fines de lucro no harían.

–¿Fue un modelo casual?

–Mucha de la innovación en la organización vino porque no teníamos otra opción, pues no teníamos inversión. Normalmente si tienes el dinero, contratas a alguien para que haga determinadas tareas. Pero no teníamos, así es que la comunidad tenía que ver cómo se las arreglaba, cómo tener voluntarios y un grupo grande de gente que colaborara y cooperara, sin perder dirección… La única razón por la que aprendimos esto es porque teníamos que hacerlo de esa manera. Con dinero habría tenido otro modelo, y no se habrían visto las verdaderas innovaciones de Wikipedia. Es interesante la historia.

PODER: «Ha sido accidental»

–Wikipedia se ha transformado en algo poderoso. Para algunos, demasiado.

–La meta es darle una enciclopedia gratis a cada persona, en todo el planeta, y en su lengua. La meta no es necesariamente ser el numero dos en Google para todo. Es útil estar en el top 10, ser global y conocido, pero ésa nunca ha sido la finalidad. El poder que hemos terminado teniendo es de tipo accidental.

–¿Y cómo maneja la ambición de la comunidad Wikipedia? Pueden tener diferentes agendas, o querer ir en otra dirección que usted…

–No tenemos ese problema.

–¿Son difíciles de liderar?

–No realmente. Una de las cosas geniales sobre las enciclopedias es que todo el mundo sabe lo que son. Podemos discutir sobre qué tan largos pueden ser nuestros artículos, o qué personas debieran o no tener una biografía en Wikipedia, pero no sobre las grandes direcciones del proyecto.

–¿No lo desafían?

–No. Y sólo puedes liderar a la gente hacia donde quieren ir, así es que… primero debes saber a dónde quieren ir y luego los llevas ahí –dice riéndose de su propio cinismo.

–Otras preocupaciones sobre Wikipedia son cómo hacerla más rigurosa acerca de los datos, más confiable.

–Lo que yo motivo a la gente es a tomar 10 o 100 artículos de Wikipedia al azar, y revisar cómo se veían dos años atrás, cinco años atrás. Y la mejora es notable. Continúa mejorando, y eso es muy importante. Y luego estamos desarrollando nuevas herramientas, como Flagrevision. Se está probando en Alemania, y es un sistema de banderas donde sale que tal artículo fue revisado por tal experto, por ejemplo… Esto es parte de encontrar un camino para que la comunidad sea capaz de identificar el mejor trabajo y también el peor trabajo. Y esas cosas harán gran diferencia. En todo caso, la revista alemana Stern hizo una investigación para comparar la Wikipedia alemana con Brockhaus, la tradicional enciclopedia de ese país. Y Wikipedia ganó.

–También salió bien parada cuando fue comparada con Enciclopedia Británica, y eso fue muy controversial…

–Sí. Nosotros estábamos muy felices. Fue interesante comparar las reacciones de las dos organizaciones. Ellos encontraron que Wikipedia tenía un promedio de 4 errores por artículo, y la Británica, tres; o sea que nosotros no ganamos la competencia. Británica mandó una carta muy enojados, y en una entrevista alguien les preguntó si iban a demandar por esto, y ellos dijeron: «podríamos hacerlo». De nuestro lado, nuestra comunidad pidió la lista de los errores, porque queríamos saber cuáles eran, y los corrigieron. O sea, la prioridad: corregir los errores. Y eso es para estar orgulloso.

–Usted ha dicho que Wikipedia es un punto de partida del conocimiento. Pero, ¿qué pasa con la generación joven, para la cual a veces es la estación final? ¿Se preocupa por la generación «copy/paste»?

–Nunca ha sido más fácil copiar que hoy, pero a la vez nunca ha sido tan fácil que te pillen. Tú asumes que si un profesor pide un ensayo y le entregan varios parecidos entre sí, lo primero que hará es ver en Wikipedia. Siempre ha sido verdad que los alumnos son flojos y copian de las enciclopedias, pero creo que lo que debemos hacer ahora es pasar más tiempo en los colegios explicando cómo usar internet. Cuál es la manera correcta y responsable de usar Wikipedia.

–Esa postura no es tan compartida por los profesores, ¿no?

–Yo estaba en un programa de radio una vez y una profesora de colegio dijo: «yo le dije a mis alumnos que ni miren Wikipedia». Yo le contesté que también les puede decir que no escuchen rock and roll, pero lo van a hacer igual. Lo que realmente debiera estar haciendo es decir: esto es Wikipedia, así se hace, éstas son sus fortalezas, sus debilidades, y que como parte de su investigación sabemos que usarán Wikipedia y queremos que la usen correctamente.

–¿Usted cree que esta generación de nativos digitales es intelectualmente más floja que las anteriores?

–Creo que es exactamente lo opuesto: son mucho más listos que nosotros. He dado cientos de charlas en colegios y hay gritos, vítores cuando llego, como si yo fuera una estrella de rock, pero ¡yo hice una enciclopedia! Es una generación muy absorta con ideas, conocimiento y aprender. Porque es divertido y fácil con todas las cosas geniales que Internet provee.

–¿Y qué pasa con las preocupaciones desde la Academia? Algunos sienten que es como ser dejados de lado en la búsqueda del conocimiento.

–Hay algunos académicos que se sienten así, pero la gran mayoría que he conocido están muy entusiasmados. El proyecto Wikipedia –conocimiento gratis para todos– es atractivo para los académicos. Y dicen: bueno, esta es una de las mayores fuentes que la gente común y corriente tiene para aprender, mucha gente la usa todos los días, y están aprendiendo algo. Entonces, dicen, tenemos una responsabilidad como intelectuales públicos de ayudar a mejorar esto.

–No todos piensan igual.

–Si su posición en la sociedad tiene que ver con estar por encima de la gente, y ser una especie de guardián del conocimiento, y no compartirlo, claro, se sentirán amenazados. Pero de hecho lo que nos da influencia y poder es compartir conocimiento, que es lo que los académicos debieran hacer… No tengo mucha simpatía por esa manera de pensar.

FUTURO: La «guerra» con Google

–Usted creó también Wikia, que es la parte de la empresa que sí tiene fines de lucro, y que de hecho se ha lanzado contra Google, pues está desarrollando un buscador, Wikia search. ¿Por qué desafiar a Google?

–Parte de la idea de Wikipedia es promover que la cultura sea libre, dejar que la gente tenga libre acceso a ella. Y una de las cosas que me di cuenta es que a pesar de que Wikipedia trabaja como una organización sin fines de lucro que tiene estos grandes y nobles propósitos, hay herramientas que se requieren que no encajan en el molde filantrópico. Así es que necesitamos otro modelo para eso.

«En Wikia hay dos aspectos: la mayor son las comunidades, son 8 mil comunidades wiki, y desde todos los tópicos. Desde Starwars hasta políticos, green Wikia, una enciclopedia verde. Y está creciendo. La tasa de crecimiento es altísima (ver mapa). Esa es la mayor parte del negocio».

–¿Y por qué decidió hacer un motor de búsqueda y desafiar a Google?

–Bueno, porque es fun (divertido) –dice riendo.

–¿Divertido desafiarlos?

–No, no se trata de desafiarlos a ellos, sino que tengo esta idea de un motor de búsqueda y cómo podría funcionar y cómo construirlo, y eso estoy haciendo. Mira, los motores de búsqueda tradicionalmente nos enseñan que la búsqueda es una fórmula matemática, y eso le baja el perfil al hecho de que la búsqueda es periodismo, es una declaración de principios sobre el mundo. Si yo pongo Santiago de Chile, Google me dice que hay 10 links más importantes, pero Yahoo me da otros 10, y no es transparente para nada por qué salen esos resultados en uno y otro. No sabemos cómo escogieron eso, no podemos saber. Y lo que yo quiero es que publiquemos todas las fuentes, contemos exactamente cómo lo estamos haciendo y, más allá aún, démosle el control de eso al público. En un cierto sentido, primero pensé que la búsqueda es un proceso editorial, pero luego piensas por qué esas decisiones se hacen dentro de la compañía y no fuera de ella. ¡Dejemos que el público lo haga! Y eso es el diseño. En la versión actual puedes subir y bajar, agregar, eliminar. Hay todo un rango de cosas que estoy experimentando, y eso es interesante y vale la pena hacerse.

–¿Ha hablado con Google? ¿Es una guerra?

–No, no creo eso, para nada.

–Pero ellos lanzaron Knol (conocida como «la Wikipedia de Google») para contraatacar.

–A la prensa le encanta hablar de competencia, pero los dos lo negamos. Es una gran historia, a todo el mundo le encanta, pero Google no es con esto competidor de Wikipedia. Lo de ellos es un producto diferente: tiene mucho más que ver con una plataforma de colaboración de bloggers, que motiva a la gente a dar opiniones.

La revista Fast Company lo puso de portada y lo calificó a usted como «la peor pesadilla de Google». ¿No es así?

–No, no. Esa portada, bueno, no creo que sea verdad, ¡pero mi madre compro diez copias de la revista!

–¿Cuáles son las tendencias más importantes para los próximos años en internet?

-Hoy hay un billón de personas online, básicamente. Y en los próximos 5 a 10 años habrá un billón más, y ellos no vendrán de Estados Unidos, Europa o Japón, donde todo el mundo ya está online, sino que de China, India, Sudamérica. Tendremos online gran cantidad de gente nueva que proviene de culturas de las que no escuchamos mucho. Y saber de esas personas será transformador del mundo en muchos sentidos. Una broma que yo hago, para pensar en esto, es la siguiente: el costo de la comida ha ido bajando de a poco, pero el costo de la tecnología de la comunicación ha bajado dramáticamente, por lo que la gente que se está muriendo de hambre en África será capaz de llamarnos por celular para decirnos que se están muriendo de hambre. Esta gente tendrá acceso a computadores, Internet, Skype, y podrá llamar y quejarse. Eso es extraño e interesante, y cambia el mundo. Personas que normalmente vemos como outsiders, van a ser parte del mismo ciberespacio con nosotros. Esa es la gran tendencia.

–¿Cree que la globalización hará del mundo un mejor lugar? ¿Es optimista del futuro?

–Sí, soy un optimista. Es sabido que si un gobierno quiere hacer una guerra, una de las primeras cosas que necesita es convencer a su gente y deshumanizar al otro. Mientras menos pienses en los iraquíes como gente normal –con niños, con problemas como los tuyos–, más aceptas lo que pueda pasar. Esa es la clave: acceso al conocimiento de manera que puedas saber cómo es la gente en otras partes. Eso ayuda a rehumanizar al otro.

¿Hay otras teorías similares respecto a esto?

–Hay un muy buen libro llamado The victorian internet. Es un libro sobre el invento del telégrafo. Una de sus mayores tesis es que en su tiempo la invención del telégrafo fue un cambio más radical que la internet, la que es a su vez la continuación de una tendencia mayor. Solía tomar un mes para que un mensaje llegara, pero desde que partió el telégrafo, y en sólo diez años, el tiempo pasó de meses a ser instantáneo. Eso tuvo un inmenso impacto. Aparte de eso, hubo otros efectos, como por ejemplo que los ingleses hablaran con franceses. Si tienes muchas de esas conversaciones y se hacen amigos, los gobiernos no pueden simplemente convencer a la gente de ir a la guerra. Y muchas guerras son producto de la mala comunicación. La idea es básicamente que, gracias a estas invenciones, puede ser el fin de la guerra. Eso vale la pena considerarse. Soy optimista, pues veo muchas maneras en que esto puede ser una herramienta para la paz, muchas maneras en que esto puede servir para entender otras culturas, encontrar mejores soluciones, pero aun no sabemos.

Su visita a Chile y reuniones con líderes de revista «Sábado»

A fin de año visitará Sudamérica: Argentina, Brasil y Chile. Y promete que estudiará español. Su agenda incluye conferencias en Brasil y Argentina, y en este último país también se juntará con el equipo organizador de la próxima reunión mundial -Wikimania-, que el próximo año será allá.

En Chile hará una conferencia en la Universidad Mayor. Y también asistirá como invitado especial al seminario de Líderes jóvenes de «Sábado», en donde son convocados los elegidos cada año por la revista por su contribución al país.

Tiene muchas expectativas de su visita a nuestra región, y de hecho ya arrendó un departamento en Buenos Aires por un mes, pues desde ahí se moverá a los otros países.

Experiencia en China:

«Nunca cooperaremos con la censura»

-¿Cuál es el estatus de Wikipedia en China?

-La situación actual es que Wikipedia está desbloqueada en China.

-¿Sin censura?

-No lo diría así. Por más de dos años estuvimos completamente bloqueados, lo que significa que no tenías acceso a Wikipedia para nada desde China, ni en inglés ni chino ni nada. Ahora todavía hay algún tipo de censura; por ejemplo, con palabras claves. Quizás no puedes ver nuestra página sobre Plaza Tiananmen, pero sí la de tigres. Algunas páginas están filtradas, pero la mayoría no. La mayoría de la gente piensa que este es un gesto que el gobierno chino ha hecho por los Olímpicos, pero yo no estoy tan seguro. Creo que es una apertura.

-Usted irá en unas semanas más a China, al encuentro del World Economic Forum, ¿va a hablar en contra de la censura?

-Lo haré si tengo la oportunidad. Pero, eso sí, ¡no creo que salga en los diarios!

-¿Usted estuvo de acuerdo con la decisión de Google de meterse en China aunque hubiera censura?

-No, creo que fue una mala decisión para Google. Porque una de las razones por la que todo el mundo quiere a Google es por su lema: don’t be evil. Y para muchos de nosotros eso significaba el compromiso de ellos al acceso a la información, y esa decisión no pareció consistente con eso. El argumento de Google es que es mejor estar presente allí como una fuerza positiva que ser bajados. Para mí ese razonamiento tiene una estructura muy similar a la que dan sobre negocios en la Sudáfrica del apartheid. ¿Es mejor boicotear Sudáfrica o estar ahí y tratar a los trabajadores bien, y ser una fuerza positiva? es posible, pero ahí habría que estar preguntándole a Google constantemente ¿qué están haciendo en China para ayudar? Google podría perfectamente estar ahí abogando por el cambio, tratando de tener un impacto.

-Si Wikipedia permanece en China, ¿usted va a abogar por el cambio?

-Si, definitivamente. La diferencia es ésta: si nos desbloquean, está muy bien, pero nosotros nunca cooperaremos con la censura.

dfgdfg

dfg

dfgdg


Noticias Relacionadas con este Artículo



 

Ud. dese estar registrado para comentar