MEJORA BANCARIZACIÓN,PERO AÚN FALTA CAMINO

, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Las divisiones de consumo de los bancos miran como una importante oportunidad de expansión llegar a segmentos aún no bancarizados como el de los adultos mayores, trabajadores independientes y los grupos socioeconómicos C3 y D. Es más, la propia Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) formó en 2006 el Comité de Bancarización, que ha propuesto una serie de medidas para incorporar a nuevos segmentos de la población a los servicios financieros.

De hecho, la fuerte penetración que se observa de parte de las casas comerciales en el financiamiento de consumo refleja la necesidad de parte de un segmento de la población de contar con acceso al crédito, opina Carola Saldías, analista de Fitch Ratings. “El escenario de crecimiento económico y el mayor desarrollo que presenta el país, así como también la estabilidad del sistema financiero, son bases importantes para sustentar una mayor penetración del sistema bancario formal en los segmentos económicos menos bancarizados”, afirma. Añade que el desarrollo de bancos de nicho orientados hacia el segmento retail y las divisiones de consumo especializadas de los bancos, han permitido que en los últimos años la bancarización presente un avance importante en todos los niveles de la población.

Una situación que constató un informe de 2006 de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) al decir que en la última década, “el país exhibe un importante progreso en los indicadores de bancarización”, medidos en cuanto a su profundidad, cobertura e intensidad.

Los problemas

Sin embargo, el informe también subraya que Chile aún presenta indicadores alejados de los estándares de las economías de mayor desarrollo y que las áreas de mayor rezago parecen ser las vinculadas al acceso a crédito de segmentos productivos de menor tamaño y la cobertura de los medios de pago.

El gerente de división de Banco CrediChile, Juan Cooper, afirma que “aún hay espacios de demanda insatisfecha de créditos de consumo (…) en los segmentos C3 y D existen dos millones de personas sin bancarizar”, a lo que José Concha, gerente general de Banco Nova, añade que “es correcto que nos falta mucho por avanzar, pero si uno se compara con un país desarrollado indudablemente que el nivel de bancarización es más alto porque el ingreso de las personas y el negocio de las mypes es muy superior. Hay que considerar que el 45% de las personas en Chile gana menos de $150 mil, por tanto, este es un tema que va de la mano con el desarrollo del país”.

La ABIF ha planteado que la tasa máxima convencional es una limitación y Concha explica que ésta “nos obliga a escoger un segmento y dejar otros. Después están las comisiones, en la banca se consideran parte de la tasa de interés máxima y otras entidades no tienen esa regulación; los gastos de cobranza y horarios poco flexibles. Son todos problemas para poder atender a la población de más bajo nivel e ingreso”, afirma.

Felipe Cañas, gerente de marketing y productos del Santander Banefe, dice que adhieren a lo que postula el Comité de Bancarización –impulso a medios de pago bancarios, ampliación de horario de atención, flexibilización de normas sobre techos de tasa máxima convencional y gastos de cobranza, entre otras medidas-, y subraya que “estamos en una época muy favorable, el país está creciendo y cuando lo hace hay una oportunidad tremenda de que la gente se bancarice no sólo a través de créditos de consumo, sino con todos los productos que tiene la banca para ofrecer”, afirma.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores

 

Comente este Artículo