CENCONSUD INICIA EN ABRIL PILOTO PARA IMPLEMENTAR TARJETAS EN ARGENTINA

, Retail

Un complejo fin de año tuvieron las tarjetas de crédito del holding Cencosud, luego que el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), presentara una demanda colectiva a nombre de 400.000 clientes por el aumento en el cobro de las comisiones.

Según la empresa todo se trata de una interpretación de las normativas que rigen a los plásticos de casas comerciales, hecho que habría quedado demostrado en el último informe de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), donde las tarjetas del holding figuraron entre las que cobran comisiones más bajas, en especial a quienes consumen más.

Dejando atrás este episodio, los esfuerzos de la compañía estarán puestos en lanzar uno de sus proyectos más ambiciosos: entrar al negocio crediticio en Argentina, área financiera donde Cencosud Chile obtiene el 5% de sus ingresos, es decir, sobre US$ 180 millones.

Según el gerente de Riesgo de Tarjetas, Marcelo Reyes, se está trabajando a toda máquina para iniciar en abril un plan piloto con los plásticos Jumbo Más y Easy Más, para luego, y antes de junio, tener todo en marcha para dar inicio a un negocio lucrativo para los retailers en Chile, pero que presenta altos riesgos al otro lado de la cordillera.

Y es que si en nuestro país un retailer capta cerca del 65% de sus compras mediante el crédito, en Argentina esa cifra es apenas un 40%, debido a la baja confianza que tiene la población en el sistema financiero -tras la crisis de 2001 y el llamado “corralito”- y por el bajo nivel de desarrollo de las instituciones bancarias en ese país.

El plástico en Argentina

Y aunque el crecimiento económico del país vecino es el más alto de la región, con expectativas de alcanzar un 8,5% durante el ejercicio pasado -por la recuperación tras la crisis-, el nivel de bancarización está lejos de ir de la mano de esta mejora en la economía. Según la consultora trasandina Exante, en los últimos tres años el nivel de depósitos totales versus PIB -índice para medir el desarrollo de la banca-, se ha mantenido entorno al 25%, notándose en 2006 un leve repunte, pasando de 25,3% de 2005 a 25,8% en 2006. Dichos niveles son similares a mercados como el peruano o mexicano, y muy lejos de Brasil y Chile.

Y este índice preocupa no sólo a futuros nuevos actores del sistema, sino que a la misma industria local. De hecho el mismo presidente de la Asociación de Marketing Bancario Argentino (AMBA), Eduardo Gagliano, destacó que de los 16 millones de personas que componen la población económicamente activa de Argentina, 10 millones tienen problemas para acceder a algún tipo de crédito bancario y mucho menos a una cuenta corriente.

Por ello que al competidor directo de Cencosud, Falabella, que tiene en Argentina más de 600.000 plásticos emitidos, no le ha resultado fácil introducir esta forma de pago. Si en Chile y Perú sobre el 67% de las compras en sus tiendas se hace con CMR, en Argentina esa cifra apenas llega a un 44%, aunque la tienda ha registrado un incremento importante de veinte puntos en cuatro años.

Es justamente a aquello lo que apunta Cencosud según un analista local. A lanzar un programa de opciones crediticias, que no sólo permitan comprar en las tiendas Easy o los supermercados Jumbo o Disco o a la futura entrada de Paris, sino también a entregar servicios como seguros de vida, automotrices, o de cesantía, que en esa plaza tienen mucha llegada a través de las llamadas Cajas y vía bancos.

La gran incertidumbre que se ve en la entrada de las tarjetas de Cencosud, según el experto, es el riesgo propio de ese país, índice que no es muy distinto al de los inicios de CMR en Perú o de la tarjeta de Ripley, pero que han podido revertir y replicar con éxito.

Compleja demografía

Esta baja bancarización y acceso al crédito no sólo se da por una desconfianza hacia el sistema, sino también por los altos índices de pobreza e indigencia con los que cuenta Argentina, a lo cual se suma una baja, todavía, renta per cápita, que a 2006 llegó -en moneda corriente- a US$ 5.745.

Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) a septiembre de 2006, el 31,4% de la población está por debajo de la línea de la pobreza y el 11,2% en indigencia, por ende su acceso a obtener sistemas de pago es casi nulo.

Ahí Cencosud podría encontrar un punto a favor al recoger al público que queda fuera del sistema tradicional y que, tanto en Chile, Perú y Colombia, han podido comprar bienes durables gracias a las facilidades entregadas por el retail chileno, en especial en tiendas como Easy y a futuro con Paris.

Otro punto a destacar de la población argentina es que casi el 40% de ella vive en Buenos Aires, que ya suma más de 12 millones de habitantes, por ende toda la oferta bancaria se concentra en dicha zona, al igual que las opciones crediticias que entregan otros retailers. Cencosud, que ya lleva décadas en el país, cuenta con presencia en todas las ciudades de Argentina, cobertura que pretende ampliar con la fuerte inyección de capital que realizará entre 2007 y 2009, la cual asciende a más de US$ 500 millones, para abrir 182 locales. Esto es una cifra considerable si se compara con Falabella, incluyendo Sodimac, que invertirá US$ 57 millones en el mismo período.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores