Ventas del Black Friday caen un 5% real en medio de la contracción del consumo

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Las transacciones reales del comercio también bajaron un 15% en octubre y la CCS llamó a revisar las implicancias de la política monetaria.

La Cámara de Comercio de Santiago (CCS), organizadora del Black Friday junto a sus pares de Valparaíso y Puerto Montt, informó que las ventas del evento prenavideño cayeron un 5% real en comparación a la versión 2021.

En el detalle, el gremio explicó que las ventas aumentaron un 8% en valor nominal, sin embargo, debido a la alta inflación, el valor real de las 8,4 millones de transacciones -que totalizaron cerca de US$ 300 millones- fue más bajo.

Además, este año participaron 1.793 tiendas físicas y 585 sitios web, por encima de las 933 tiendas asociadas y 500 páginas de e-commerce que participaron en la edición anterior.

“Este mismo factor se observó en otros países. En EEUU, cuna del evento, las ventas aumentaron en un 2,3% nominal en este Black Friday, marcando un retroceso real del 5%”, escribió la CCS.

Retrocede el comercio

Este martes, la CCS también publicó que las ventas del comercio habían caído cerca del 15% durante el mes de octubre, estadística que se obtiene a partir del Índice Nominal de Ventas Diarias del Comercio Minorista del Banco Central.

“El indicador muestra una marcada tendencia de desaceleración desde mayo de 2021, la cual se intensificó en los últimos cuatro meses, mostrando caídas de dos dígitos consecutivamente”, escribió.

La CCS explicó que la brecha entre las ventas nominales y las reales se ha ido ensanchando, debido a los “anormales niveles inflacionarios” que enfrente la economía.

Esto, sumado al fin de los estímulos fiscales entregados el año pasado y el alza en las tasas de interés de los bancos centrales alrededor del mundo, han disminuido la capacidad de consumo. “La expansión chilena del año pasado fue una de las más agresivas a nivel global, tal como la contracción actual es una de las más severas”, afirmó el gremio.

En el acumulado, el comercio minorista presenta una caída de un 3,5% y la Cámara proyecta que cierre el año con una variación negativa cercana al 3%.

Las categorías con mayores niveles de disminución son los bienes durables, como tecnología, electrónica y mejoramiento del hogar, productos no esenciales que son más sensibles a los niveles de ingresos de las familias.

La CCS planteó que, si bien en el primer semestre el ajuste de las ventas ocurrió a un ritmo menor de los esperado, hoy están avanzando a gran velocidad.

“Esto plantea un gran desafío a la política monetaria, ya que sus efectos sobre la demanda están siendo severos y se extenderán por varios trimestres, arriesgando una contracción de la demanda más intensa que la esperada”, indicó la organización.


Noticias Relacionadas con este Artículo