El otro efecto del Covid-19: banca digital supera los 21 millones de clientes virtuales en Chile

, Internet, Modernización de Empresas, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

BancoEstado, Santander y Banco Falabella lideran el segmento de clientes virtuales. Especialistas en la materia recomiendan avanzar en un esquema de finanzas abiertas.

Uno de los efectos sociales y económicos del Covid-19 fue el auge de la banca digital en Chile. Ante la imposibilidad de hacer trámites en las sucursales bancarias debido a las restricciones sanitarias, el número de operaciones y clientes virtuales creció sustancialmente en los últimos dos años.

De acuerdo a los últimos datos publicados por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), al término de mayo en el país existían más de 21,2 millones de clientes digitales en el segmento de personas. Este número es 7,9% más que el año pasado. En comparación a 2019, se observó un incremento de 92,6% de la base.

Los actores que lideran la expansión

Los tres bancos que tienen la mayor cantidad de clientes digitales son BancoEstado, Santander y Banco Falabella.

La compañía estatal tiene una cartera de 10,3 millones, que creció 131% respecto a 2019. Con esta cifra, abarca el 48,6% de la clientela virtual de la banca.

Santander se posiciona con la segunda cartera de clientes digitales más grande de Chile con 3,7 millones. El banco español aumentó en dos años un 47,9% su base y tiene una cuota de mercado de 17,6%.

Mientras que Banco Falabella pasó de tener en 2019 un poco más de 620 mil clientes digitales llegó a casi 2,6 millones en 2022. En este período, la firma ligada al retail logró sobrepasar a Banco de Chile y Bci, posicionándose como el tercer banco más importante en clientes digitales.

Las operaciones bancarias realizadas a través de los sitios web de los bancos también han experimentado un aumento, de acuerdo a las estadísticas del regulador.

En transferencias electrónicas en el segmento de personas, en mayo se registraron más 96 millones de operaciones por un total de US$ 13.160 millones. Respecto a 2019, se observó una expansión de 94,3% en operaciones y en cuanto a los montos, estos se expandieron un 68,7% más.

En el caso de los pagos, estos llegaron a más de 22,8 millones de operaciones por US$ 18.276 millones, esto es, un salto 36,5% en comparación a 2019 y en montos es un 132,7% más.

Lo que debe venir

El managing director y partner de BCG, Alfonso Astudillo, indicó que “los principales espacios que tiene hoy la banca en Chile para seguir profundizando su oferta digital son la personalización y el acceso a experiencias biónicas”.

El country manager de Boufin.com, Rolando Castillo, señaló que una oportunidad que se abre el sistema de finanzas abiertas que aborda el proyecto de Ley Fintech puesto que “permite al sector financiero innovar en el desarrollo de sus productos y servicios”.

En cuanto a los desafíos, Astudillo apuntó que lo principal “es mantener su relación con los clientes. Si las fintech logran ayudar a los clientes a manejar sus finanzas, invertir más fácil o realizar sus pagos van a dejar a los bancos en segundo plano. Estos tienen que encantar a sus clientes, sino vendrán otras empresas nativas digitales que se van a adueñar de la relación”.

El director ejecutivo para la industria financiera de Accenture Chile, Nicolás Deino, agregó que uno de los mayores retos de la industria “es dejar de ver la estrategia de negocio y la estrategia de tecnología como cosas aparte. Hoy, todo negocio es tecnológico y los servicios financieros no son la excepción”.

Consideró que “la banca debe avanzar hacia una transformación digital integral, que vaya mucho más allá de proyectos específicos o adopción de tecnología en silos”.


Noticias Relacionadas con este Artículo