Empresas FinTech logran su primera victoria ante Mastercard y Visa por pagos transfronterizos

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Compañías tecnológicas abren nuevo flanco en el TDLC con demandas contra las marcas por abuso de posición dominante por sus nuevas reglas para procesadores y recaudadores.

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) entregó su primer pronunciamiento sobre el conflicto por los pagos transfronterizos que enfrenta a las FinTech que procesan pagos versus Mastercard y Visa.

El TDLC acogió las medidas precautorias solicitadas por Pay U, Ebanx y dLocal y ordenó a Visa, Mastercard, Transbank y Klap, continuar entregando las condiciones para que estas compañías puedan prestar el servicio de subadquirencia transfronteriza.

La FinTech uruguaya dLocal, valorada en más de US$ 1.000 millones y que cotiza en el Nasdaq,  recordó en su escrito que, gracias a los pagos transfronterizos las tarjetas chilenas «tienen la posibilidad de llevar a cabo transacciones con Uber, Netflix, Amazon, Amazon Prime, Google, Microsoft y HBO Max, sin pagar comisiones por transacciones internacionales, accediendo a la posibilidad de pagar en pesos, utilizando no sólo tarjetas de crédito sino que también de débito o prepago, pudiendo pagar en cuotas y bajo modalidades favorables financieramente como en cuotas sin interés”.

El conflicto comenzó cuando Visa avisó a Transbank y Klap la prohibición de entregar servicios de subadquirencia transfronteriza a otras empresas. Según dLocal, con esta medida las personas “no podrán acceder a los bienes y servicios ofrecidos por algunas de las empresas más innovadoras del mundo, o bien les resultará más costoso hacerlo”.

De acuerdo a datos entregados por dLocal, durante 2021 se observó un aumento en la cantidad de transacciones transfronterizas de un 687% y en dólares de un 312% respecto de lo procesado y facturado durante el año 2020, respectivamente.

Los descargos

Visa argumentó que la prohibición de estas operaciones es para reducir riesgos de lavado de activos, financiamiento del terrorismo, seguridad y fraude en las transacciones, e incumplimiento a la normativa en materia de protección de datos y privacidad.

Pay U también relató que Mastercard ha impuesto “de manera unilateral, arbitraria, injustificada e ilegal” el programa PIFO con el cual busca regular la subadquirencia de transacciones transfronterizas, las que permite únicamente bajo determinadas condiciones que deben ser suscritas a contar del 11 de mayo y ser cumplidas a más tardar el día 30 de junio de 2022.

dLocal indicó al TDLC que prepara una demanda contra Visa por “haberse ejecutado o celebrado hechos, actos o convenciones que impidan, restrinjan o entorpezcan la libre competencia, o que tiendan a producir dichos efectos”. La FinTech uruguaya es asesorada por el abogado Claudio Magliona.

La demanda

La compañía FinTech que concretó una demanda fue Ebanx,  representada por el estudio Pellegrini & Rencoret.

Criticó en el escrito contra Visa que las conductas adoptadas por la marca a través de los adquirentes nacionales “se enmarcan dentro de un claro ejemplo de abuso de posición dominante respecto del monopolio que ésta ejerce sobre su red de tarjetahabientes, y cuya finalidad responde en esencia a un interés de la marca por mantener los altos ingresos que las transacciones transfronterizas ‘tradicionales’ le reportan, y de restringir el crecimiento y desarrollo de un negocio absolutamente legítimo y válido como lo es el de las plataformas de pagos internacionales” .

Las reacciones

Tras conocerse la resolución del TDLC, el director ejecutivo de FinteChile, Ángel Sierra, resaltó que “es una muy buena noticia en la medida que se reconocen indicios de arbitrariedad por parte de las marcas de tarjetas, en un tema que compromete la libre competencia y afecta directamente el bolsillo de la ciudadanía”. 

Desde Transbank aseguraron que “no tenemos injerencia en la decisión tomada por las marcas en materias de transacciones de este tipo, ni obtenemos utilidades por los cobros que éstas realizan por este concepto”.

“Hemos presentado reiteradamente ante el TDLC, en otro proceso, nuestros argumentos de por qué consideramos que se trata de transacciones domésticas y no internacionales”, agregó.

La firma comentó que “nos hemos visto en la obligación de informar las restricciones fijadas por las marcas para no ver afectada la continuidad de la compañía y evitar exponernos a sanciones por incumplimiento de sus normativas. Como siempre, acataremos lo que el TDLC nos ha instruido en este caso, velando por el respeto de la libre competencia”. 

Por su parte, Mastercard afirmó que está analizando la resolución del TDLC y remarcó que “queremos asegurarnos de que haya claridad en este tema. No hay ningún cambio en los servicios transfronterizos que ofrecen nuestros clientes o que apoya Mastercard”. 

Según Mastercard, el programa PIFO “simplemente solicita una mayor precisión y transparencia en la forma en que el comerciante y su ubicación operativa se informa en nuestros sistemas. Esto ayuda a respaldar la seguridad e integridad de las transacciones que atraviesan nuestra red. También ofrece igualdad de condiciones para todas las partes implicadas, de modo que las ‘transacciones transfronterizas’ no se confundan con ‘transacciones nacionales’”.

Visa no estuvo disponible para responder comentarios sobre la resolución del TDLC.


Noticias Relacionadas con este Artículo