Marketplace para almaceneros levanta capital para llegar a México y prepara nuevos servicios

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

Ordéname busca digitalizar el comercio tradicional, consolidarse en Perú y lanzar una nueva plataforma de venta directa al consumidor.

«El compadre Moncho necesita ayuda porque tiene su almacén todo desordenado y su asistente, Nachito Pop no lo ayuda en nada», es el argumento de la miniserie protagonizada por estos dos personajes y producida por Ordéname para enseñar a los comerciantes el funcionamiento de su plataforma.

La startup, fundada por Federico Álvarez en 2019, se enfoca en los distintos niveles de la cadena del comercio tradicional -kioskos, almacenes, minimarkets, botillerías, minoristas- y desarrolló servicios para que tanto distribuidoras como comerciantes puedan digitalizar sus transacciones y ordenar sus negocios.

A fines de 2021, cerraron una nueva ronda de financiamiento por US$ 500 mil y llegaron a un total de US$ 1,5 millones de capital levantado. Con el dinero, su principal objetivo es consolidar las operaciones en Perú, el otro país en el que operan aparte de Chile, y llegar a México.

«El canal tradicional tiene una desventaja abismal en lo que es tecnología si uno lo compara con los supermercados, que tienen todo digitalizado. Entonces, la idea es entregarles herramientas a sus actores», dice Nicolás Castro, gerente comercial de Ordéname.

En primer lugar, la plataforma tiene un marketplace donde los almaceneros pueden realizar sus pedidos a los proveedores. El sistema tiene un algoritmo en base a Inteligencia Artificial (IA) que les entrega sugerencias de lo que les conviene comprar para maximizar sus ventas y ordenar su proceso de logística.

Segundo, tienen otro servicio enfocado en los distribuidores, que les da la posibilidad de realizar pedidos en línea, revisar rutas y ver qué comercios tienen que ir abasteciendo. Además, con IA, los compara con negocios similares y les muestra otras opciones para que también puedan optimizar sus transacciones.

Proyecciones

Castro cuenta que en febrero lanzarán una función para hacer boletas digitales y en marzo un sistema para que los distribuidores puedan recaudar el dinero de manera digital, porque muchos almaceneros tienden a pagar en efectivo.

Asimismo, durante el segundo semestre de 2022 esperan lanzar una nueva aplicación donde los comerciantes puedan vender directo al consumidor. Con esto, dice el gerente comercial, cumplirían su objetivo de llegar a la cadena de consumo completa.

En Chile, trabajan con compañías como Carozzi, Arcor, Unilever y las distribuidoras de alcoholes Zapata, Cavalieri y Escocia, entre otras. Además, hay 15 mil comercios minoristas enrolados en la aplicación. En Perú, una de sus grandes alianzas de distribución es Bimbo.

Castro afirma que, actualmente, por la plataforma pasan $ 15 mil millones mensuales en pedidos de distribuidores y otros $ 200 millones en los de los almaceneros. En 2022, el ejecutivo espera que esta última cifra supere los $ 1 mil millones mensuales.


Noticias Relacionadas con este Artículo