Proyecto piloto ofrece acceso a internet a través del espectro de la televisión abierta

, Internet, Modernización de Empresas, Tecnología Personal

Iniciativa se implementó en comunidad mapuche, en La Araucanía:  Debido a su instalación de bajo costo, permite cerrar brechas digitales en zonas apartadas. Unas 120 familias se beneficiaron.Unas 120 familias que viven en la comunidad mapuche José Painecura, a 63 km de la comuna de Carahue en la Región de La Araucanía, cuentan ya con acceso a internet de alta velocidad. Pero
no de la manera tradicional, sino a través de la banda UHF de la televisión abierta.

“Que recién en 2021 tengamos acceso a internet en nuestras propias casas era algo impensado”, cuenta al teléfono Bladimir Painecura (41). “Toda la comunidad está muy contenta, porque esto viene a resolver el problema de conectividad y la mala cobertura que teníamos”. De hecho, él debía viajar a Carahue para conectarse a la red y poder descargar material educativo para sus dos hijos.

Además de los habitantes del lugar, dos escuelas, dos postas rurales y una estación meteorológica de la zona participan de este proyecto piloto que comenzó el jueves pasado y que forma parte de Airband, una iniciativa desarrollada por Microsoft a nivel global desde 2017 y que busca romper las brechas digitales.

“Hace seis años que en Microsoft veníamos con la idea de encontrar otras alternativas de conectividad. Fue así que llegamos a la tecnología TV White Space, que permite ofrecer en el mismo  espectro servicios secundarios, como el acceso a internet o banda ancha”, cuenta desde Colombia Germán Otálora, director del Programa Airband para América Latina.

No se trata de usar televisores para navegar por la red, sino de  aprovechar el espectro de los canales de televisión abierta que no están en uso para transmitir la señal de internet a lugares  apartados. Para ello, se requiere la instalación de una antena de radiotransmisión que reciba la señal y la distribuya hacia las antenas receptoras (similar a las de TV).

Comunidades en Colombia y en Ecuador ya participan de este proyecto, disponible también en zonas rurales de Asia, Europa y África. “La idea es llegar a 40 millones de personas en todo el
mundo, sin contar EE.UU., para el año 2022”, precisa Sergio Rademacher gerente general de Microsoft Chile, quien agrega que en el caso local se escogió esta comunidad debido a su baja conectividad, y a sus características geográficas.  «Esto será una prueba en terreno para ver cómo se comporta el sistema frente a elementos geográficos, como cerros, bosques, lluvias, vientos.  Si funciona bien ahí, significa que puede funcionar en otras partes del país».

Como destaca Otálora, entre las ventajas de esta tecnología está su bajo costo de instalación.  «El proyecto piloto es por un año; el gran reto es poder mantenerlo más allá», comenta.  A partir de entonces, una opción es que a través de recursos públicos y del apoyo privado y de la misma comunidad sea sostenible en el tiempo.

A nivel local, la iniciativa cuenta con el apoyo de la Subtel -que otorgó la aprobación de uso experimental de la banda UHF-, además, de Compromiso País, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Departamento de Ingeniería Eléctrica de la U. de Chile, la Fundación País Digital, Desafío Levantemos Chile (que donó laptops a las familias), Araucanía Digital, NIC Chile, GTD, Telsur, YBS Telecom, Radwin y Silica Networks.

«Este proyecto se consolidará y se sumará a las múltiples alternativas que hemos impulsado como gobierno con el objetivo de llevar internet de calidad y alta velocidad hasta los más recónditos lugares de nuestro territorio», dijo Francisco Moreno, subsecretario de Telecomunicaciones.


Noticias Relacionadas con este Artículo