Los problemas en Cryptomarket y los otros emprendimientos de sus dueños

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

Rafael Meruane y Martín Jofré se conocieron en 2015, y un año después inscribieron la sociedad CryptoMKT SpA. Hoy, la compañía ya ha transado unos US$800 millones en los tres países donde opera, pero su holding ya no está en Chile, sino en Delaware.

Algunos han podido retirar sus fondos o activos digitales, pero a otros aún no les aparece el saldo de sus inversiones. Hasta ahora la plataforma de Cryptomarket continúa con intermitencias, y los usuarios siguen nerviosos. Un escenario que difícilmente se acerca a lo que vislumbraron Rafael Meruane y Martín Jofré cuando en 2015 se conocieron y empezaron a planificar su compañía de transacciones de criptoactivos.

Hoy, Meruane (ingeniero en computación de la Universidad de Chile), y Jofré (abogado de la Universidad Católica), deben enfrentar la querella interpuesta el lunes por cuatro usuarios de la plataforma ante el 4° Juzgado de Garantía de Santiago. “

“Por la presente, vengo en interponer querella criminal en contra de quien resulten responsables como autores cómplices o encubridores del delito de estafa respecto de los hechos que en lo sucesivo se detallarán, todo ello conforme al mérito de la investigación que para el efecto desarrolle el Ministerio Público, a fin de que la referida responsabilidad se haga efectiva con arreglo a la ley”, dice el texto presentado por el abogado Yamir Rivera.

Según la acción judicial, mediante correos electrónicos la empresa informó que, con fecha 11 de septiembre del presente año, procederían a bajar la plataforma alojada en www.cryptomkt.com para mantenimiento y mejoras.

“Esta desconexión de la plataforma ocurriría en una primera instancia entre las 02:00 am y las 08:00 am del día 11 de septiembre del presente año. Que, confiando en la reconocida trayectoria de la empresa, las víctimas no retiraron sus valores invertidos, confiando en que, al tiempo informado por la empresa, la plataforma estaría nuevamente en funcionamiento. Con paciencia esperaron que la plataforma estuviera nuevamente en funcionamiento, pero las horas pasaron sin que esto sucediera. Otros inversores que también confiadamente dejaron sus valores sin retirar de la empresa, consultaron el motivo del retraso para acceder a sus cuentas, y por ende a sus dineros y valores; limitándose la empresa a dar respuestas evasivas. En la mayoría de las veces señalando plazos que incumplió sucesivamente”, dice la querella.

Y agrega: “Luego de esperar más de 40 horas la plataforma sigue sin permitir el acceso a sus clientes, y hasta al momento la empresa no da respuestas a sus miles de clientes de cuanto podrán acceder a sus dineros depositados o invertidos, actualmente en el pleno control y poder de la empresa, y por ende de sus actuales dueños”.

Según la querella, solo en Chile afectaría a más de 41.000 inversores que actualmente sin acceso a sus dineros e inversiones.

Hasta horas de la mañana la compañía no había sido notificada de la acción judicial.

Delaware y el crowdfunding

Un año después de conocerse, en 2016 Meruane y Jofré crearon la sociedad CryptoMKT SpA, con un capital de $2 millones, donde cada uno de ellos aportó $400 mil y la sociedad Dysopsis SpA otros $1,2 millones. Ésta última era la compañía de prestación de servicios de desarrollo de software de Meruane, a la que posteriormente entró Jofré también. Sin embargo, dicha estructura fue modificada en 2018 cuando ingresaron los fondos ConsenSys Ventures y Magma Partners. Desde entonces, la plataforma en Chile es controlada por CryptoMarket Inc, una empresa constituida en Delaware, EEUU.

Pero ese no fue el único emprendimiento. En 2019 crearon la sociedad Inversiones Upercap SpA, en la cual la sociedad Blockcapital aportó $60 millones,y Cryptomarket otros $60 millones pero no en efectivo, sino que en desarrollo de tecnología. Para el 2020 el capital subió de $120 millones a $374 millones.

Upercap es una compañía enfocada en levantar capital vía crowdfunding. Ya tiene más de 100 socios, y su CEO es Martín Jofré.

“Martín fue un abogado pionero en entrar a blockchain y criptomonedas cuando ningún otro estaba al tanto”, dice alguien que lo conoce. Su padre fue director del Centro de modelamiento matemático CMM de la Universidad de Chile, así como el padre de Meruane, que también fue académico en dicha casa de estudios, pero en Química.

Tanto como Jofré y Meruane trabajan a toda máquina para resolver el problema, pero si bien se coordinan un par de veces al día, cada uno trabaja en su propia línea de acción. Y así con toda la empresa, donde hay 50 personas trabajando de forma remota.

Con casi US$800 millones en Chile, Argentina y Brasil, Cryptomarket es una de las mayores plataformas de transacciones de monedas digitales en el país. Sin embargo, hoy Jofré y Meruane enfrentan un escenario complejo donde la molestia de los usuarios escala, y muchos plantean migrar hacia otras plataformas similares, y otros tantos la posibilidad de nuevas acciones judiciales. En la querella se pide que ambos, en calidad de dueños de la compañía, presten declaración.

La actualización buscaba posibilitar que NanoBanco, una nueva apuesta de banco digital, use los nuevos servicios de la plataforma de CryptoMarket para ofrecer una billetera digital. Sin embargo el proceso demoró más de lo estimado.

Por la tarde la compañía volvió a salir a tratar de calmar a sus clientes. Por sus redes sociales señaló “el día de mañana miércoles a partir de las 10:00 AM los balances de todos nuestros usuarios estarán disponibles en la plataforma”.


Noticias Relacionadas con este Artículo