El milagro de esos aparatitos llamados PDA

, Tecnología Personal

Hasta hace algunos años, antes de la irrupción de las PDA (en español, asistente digital personal, aunque son conocidas también como agendas electrónicas) las empresas que debían operar con personal en terreno experimentaban a diario los pesares de una suerte de “prehistoria” en lo que a logística, gestión y administración se refiere.

Fue tal el impacto que causaron estas pequeñas computadoras de mano, que hablar de revolución puede sonar mezquino. Las columnas de papeles, facturas, guías de despacho, listas de precios, catálogos o códigos apilados quedaron rápidamente en el olvido, mientras que los costos y tiempos de operación disminuyeron significativamente, aumentando la productividad.

Adelco es una empresa dedicada a la distribución de abarrotes y licores a nivel nacional -con proveedores como Lever, Carozzi o Iansa, entre muchas otros- que el 2003 decidió empezar a trabajar con estos pequeños pero rendidores equipos. Su gerente de sistemas Nelson Muza, recuerda cómo era la vida antes de que se incorporaran las primeras agendas electrónicas de marca Palm. “Los vendedores andaban con tremendos talonarios donde tenían que escribir cada uno de los pedidos, sin tener idea exacta de qué ofrecerle al cliente. Sólo la lista de precios que acarreaban era un mamotreto que pesaba ocho kilos”.

Pero la odisea estaba lejos de terminar allí. “Después había que codificar todos los pedidos y recién ahí se pasaba a una serie de operadores que digitaban cada uno de ellos”.

Tras el ejercicio retrospectivo, Muza suspira aliviado y comenta que “hoy nadie se acuerda cómo se hacían las cosas antes. No se puede ni concebir tanto trámite. Ahora cada vendedor toma el pedido en su equipo, aprieta un botón y la información sale vía celular a un servidor central que lo procesa al instante. Sin digitación, papeleo o errores de transcripción, a un costo de personal y tiempo mínimos”.

Hoy, el próximo paso tecnológico es el salto hacia las nuevas plataformas móviles, bautizadas como teléfonos inteligentes. “Las empresas que empezaron con agendas electrónicas están migrando a este tipo de aparatos porque tienen las mismas aplicaciones especificas que usan para sus operaciones diarias, más las de un teléfono celular”, explica Rafael Alcalá, gerente de Palm Chile ( www.palm.com/cl).

La multinacional está irrumpiendo en el mercado nacional con una nueva generación de teléfonos Palm Treo, que incluyen todas las funcionalidades de una computadora portátil. “La ventaja es que con esta plataforma no necesitas estar en un lugar con WiFi o conectar la agenda a un celular para enviar datos al servidor central. Ahora, donde tengas cobertura de telefonía móvil tendrás conexión”.

Alcalá vaticina que el recambio hacia esta tecnología será masivo durante los próximos meses, pues el costo de los equipos ha disminuido progresivamente. “Antes había una diferencia de precios importante entre lo que era una agenda y un celular. Hoy en día los valores son muy parecidos, por eso el auge será mayor”.

Estas soluciones están siendo incorporadas tanto por grandes y pequeñas empresas, con los mismos resultados. “Los equipos de Palm sirven de plataforma para más de 20 mil aplicaciones. Tenemos desde gente como Coca Cola, Motoboy, compañías de gas o supermercados, hasta doctores usando programas específicos para la labor que realizan. Las ventajas son las mismas, para tres usuarios o para treinta”, afirma el ejecutivo.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores

 

Comente este Artículo