Solo el 9% de las carreras de la educación superior volverá a clases presenciales

, Internet, Modernización de Empresas, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

Mineduc publicó en su sitio web la metodología que aplicará cada programa, para que la conozcan los postulantes. El 67% de los cursos mantendrá la presencialidad solo para las prácticas. Otro 12% tendrá todo el año online.

Que los estudiantes lo sepan desde ya: las universidades, centros de formación técnica e institutos profesionales seguirán funcionado en “modo pandemia” este año, por lo que la educación a distancia será la regla y las actividades presenciales se restringirán a la realización de prácticas.

Con el objetivo de que los estudiantes y futuros postulantes sepan cómo funcionará la educación superior, el Ministerio de Educación recopiló los planes de funcionamiento para 2021 de 5.775 carreras, de las 43 universidades y 44 planteles técnico-profesionales que participan en el sistema único de acceso. El resultado: solo el 9% de los programas -cerca de 500 carreras- volverá a la normalidad de las clases presenciales que había antes de la pandemia.

La mayoría de los programas -casi 3.900, equivalentes al 67%- optó por mantener las clases a distancia y hacer de forma presencial solo las prácticas, como ocurrió en 2020, mientras que casi 900 carreras -el 12% del total- decidieron tener clases online todo el año.

Por otra parte, el 7% de las carreras adoptará un sistema de clases híbrido, donde un grupo de alumnos asiste a la misma clase de forma presencial o a través de plataformas, y otro 5% aplicará una modalidad mixta, donde los alumnos tendrán algunas clases presenciales y otras a distancia.

El subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, destaca que nueve de cada 10 carreras hayan declarado que ofrecerán algún tipo de actividad presencial a sus estudiantes, lo que dependerá, por supuesto, de la evolución de la pandemia y las cuarentenas.

“La realización de actividades presenciales tiene un gran impacto, no solo en la calidad de la formación de los estudiantes, sino que también en su contención socioemocional, favoreciendo de esta forma la retención al aumentar el compromiso e identificación con sus compañeros, profesores y casas de estudio”, plantea.

Toda esta información se encuentra disponible en el sitio web acceso.mineduc.cl, para que los postulantes a la educación superior sepan cómo será el año. “Ante las dudas que pueden surgir al momento de postular a una carrera en la educación superior, nos pareció relevante que los jóvenes pudiesen disponer de esta información”, agrega Vargas.

Planteles se preparan

Uno de los planteles que buscarán que todas sus carreras vuelvan a clases presenciales es la Universidad de Tarapacá, cumpliendo los protocolos sanitarios y la regulación interna. Sin embargo, si la pandemia se agrava, informó que están preparados para volver al sistema mixto o remoto.

Lo mismo declaró la Universidad de Playa Ancha, que dice que se “retornará a la modalidad presencial en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan”. La misma postura adoptó la Universidad Mayor y la Universidad Bernardo O’Higgins.

En el otro extremo, la Universidad Central anunció que gran parte de sus carreras se mantendrá con clases 100% a distancia. Para ello, explica que las asignaturas que serán online se dictarán con actividades sincrónicas (en tiempo real) y asincrónicas (con material que quede disponible).

“Entendiendo la relevancia de disponer de espacios de trabajo presenciales, pero considerando la situación de cada estudiante, cada carrera contará con dos asignaturas dictadas en modalidad híbrida”, detallan.

Una estrategia similar seguirá la Universidad de Magallanes, que incluso prevé que hacia el segundo semestre la región avance a la Fase 5 del plan Paso a Paso, “lo que se reflejará en un retorno gradual a nuestras actividades presenciales”.

La Universidad Diego Portales, que declaró que haría actividades presenciales solo para las prácticas, preparó 30 salas para que sus docentes hagan clases en formato híbrido, mientras que otras salas fueron adaptadas para grabar clases. Igualmente, distribuyó entre sus profesores un protocolo con la experiencia en docencia que les dejó el 2020.

La Universidad Católica seguirá este mismo formato que prioriza las actividades presenciales solo para prácticas y laboratorios. En la Universidad de Chile, los programas se dividirán entre ese mecanismo y las clases 100% a distancia, como lo hará la carrera de Derecho. Y la Universidad del Desarrollo optó por el formato híbrido.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores