CMF busca permitir abrir cuentas corrientes sin talonarios de cheques

, Internet, Modernización de Empresas, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Actualización de la normativa vigente:  La consulta estará abierta hasta fines de enero y da cuenta de cómo ha caído el uso de estos instrumentos.

El cheque, instrumento financiero que lideró durante décadas las transacciones comerciales tras el efectivo, pareciera estar viviendo sus últimos años. Así al menos se desprende de la consulta pública que abrió ayer la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) para una actualización de la normativa sobre la materia y que, en sencillo, permitiría a los bancos abrir cuentas corrientes sin que tengan vinculada la entrega obligatoria de talonarios de cheques, siempre y cuando quede así establecido en el respectivo contrato.

Los argumentos para el cambio, afirmó el regulador, apuntan a la “masificación de las tarjetas de débito y las transferencias electrónicas de fondos”, mientras que el uso de los cheques como orden de pago ha “disminuido sostenidamente durante los últimos años, particularmente en el caso de los pagos de menor cuantía”.

De hecho, según datos del regulador, las cuentas corrientes muestran una tasa de crecimiento promedio anual de 7% entre 2000 y 2019, mientras que por el contrario, un estudio publicado por el Banco Central para operaciones de menor cuantía, detalla que si bien en 2000 los cheques representaban casi un 60% de las transacciones distintas al efectivo, a junio de 2017 solo llegaban al 6%.

Un último dato entregado por el regulador enfatiza que las transferencias electrónicas de fondos y el uso de las tarjetas de débito (para ambos casos se requiere de una cuenta corriente o una cuenta a la vista), de no tener una participación significativa en 2000, pasaron a más de un 50% de las transacciones distintas al efectivo a junio de 2017.

La CMF afirma que “se espera que las modificaciones propuestas permitan a los bancos ofrecer productos más adecuados a las necesidades actuales de cada cliente, a un menor costo —dado que no requerirán emitir talonarios de cheques—, disminuyendo de esta forma también los riesgos inherentes al manejo de estos documentos (robo o falsificación)”.

Además, enfatiza que la iniciativa complementa los ajustes normativos del Banco Central en orden a permitir que a extranjeros no domiciliados o residentes en Chile a abrir y mantener cuentas corrientes en pesos.

¿Cuáles son los cambios? Primero, que las empresas bancarias podrán pactar con sus clientes, como parte de las condiciones generales, que la entidad no estará obligada a proporcionar formularios para el giro de cheques. Sin perjuicio de lo anterior, los bancos deberán disponer de un formulario en sus sucursales para que sus clientes puedan efectuar giros por caja con cargo a sus cuentas.

Lo segundo, es que las personas no residentes en Chile podrán registrar un domicilio fuera del país cuando acuerden dentro de las condiciones generales que rija a la respectiva cuenta, que el banco no proporcionará formularios para la emisión de cheques. En caso contrario, debe exigírseles que fijen un lugar determinado dentro del territorio del país como domicilio para tales efectos. La normativa abrió consulta ayer y estará vigente hasta el 29 de enero.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores