Repactaciones en el retail financiero alcanzan un 22,5% promedio de la cartera de créditos de consumo

, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Impagos se moderaron por una serie de medidas tomadas a partir de mediados de año. La actividad crediticia en el mismo portafolio retrocedió 17,3% en doce meses.

Pese a que la industria del retail financiero exhibió una caída de la morosidad durante los últimos meses de 2020, las repactaciones de créditos en la cartera de consumo han ido al alza.

Así lo refleja un informe de Feller Rate, que indica que al tercer trimestre de 2020 las renegociaciones alcanzaron un promedio de 22,5% de las colocaciones de consumo del sector, mientras que en todo 2019 el dato llegó a 12,5%.

Según la directora senior de instituciones financieras de la clasificadora, Alejandra Islas, la fuerte alza se explica por las medidas de apoyo que diversos oferentes de crédito del retail financiero otorgaron a sus clientes. Aquello, señala la experta, les dio un respiro a los deudores, sobre todo a mediados del año, cuando el panorama económico fue más complejo, en un contexto marcado por las cuarentenas.

Morosidad contenida

Agrega que dichas políticas ayudaron también a contener los niveles de morosidad de las carteras de consumo. Según el informe, los impagos entre 91 y 180 días en la industria llegaron en torno a 14% en junio, mientras que ésta se vio disminuida a cerca de 12% a septiembre (ver gráfico), situación que se explica principalmente por el primer retiro del 10% de los fondos de pensiones que gestionan las AFP.

“Al tercer trimestre de 2020, se observó un mejor comportamiento de la morosidad con respecto a períodos previos, apoyado por el retiro de parte de los fondos de pensiones y por el diferimiento de cuotas de los créditos. Sin embargo, estimamos que la calidad de los activos continuará bajo presión en los próximos meses y su comportamiento estará asociado a las condiciones que tengamos con respecto al empleo y a la velocidad con que la economía se vaya recuperando”, advierte Islas sobre el impacto futuro de las repactaciones.

En la banca las reprogramaciones alcanzaron un promedio de 11,1% de la cartera de colocaciones de consumo, cifra superior al 8% registrado en 2019. Lo anterior, con una mora en este segmento de 1,9%, lo que significó una caída respecto al 2,3% anotado un año atrás.

Imagen foto_00000001

Caída de la actividad

El informe de Feller Rate también destaca que el retail financiero no bancario ha mostrado la mayor caída en la actividad crediticia en el segmento de consumo, con una baja de 17,3% en un año, en línea con los demás sectores financieros, como la banca, con una baja de 5,8%, las cajas de compensación, con un retroceso de 4,2%, y, en menor medida, las cooperativas con una contracción de apenas 0,2%.

“La caída de la actividad se explica tanto por el cierre de los comercios, en los meses en que las medidas sanitarias fueron más estrictas, como por la incertidumbre de las personas respecto a su situación financiera, lo que significó un descenso de la demanda por créditos”, indica Islas.

Añade que el negocio también se ha visto impactado, ya que los emisores del retail financiero han estado aplicando medidas más restrictivas al otorgar préstamos como forma de resguardar la calidad de sus colocaciones, situación que se evidencia desde octubre de 2019.

“Más recientemente, la mayor liquidez de los hogares derivada del retiro desde los fondos de pensiones también afecta el nivel de demanda por créditos”, añade.

Con todo, se espera que con una mayor expansión de la economía el negocio vaya al alza.

“Ahora, en la medida en que la economía vaya retomando el crecimiento, el sector debería avanzar gradualmente en recomponer sus portafolios de créditos”, concluye Islas.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores