Se cumplen los peores pronósticos del comercio y ya se prevén miles de despidos adicionales

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

“Aquí se está incubando una bomba de tiempo social”, dice el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Manuel Melero. “La vuelta al trabajo va a ser dura”, añade.En Santiago, los centros comerciales no abrieron nunca más desde mediados de marzo. Foto: Agencia UnoEn Santiago, los centros comerciales no abrieron nunca más desde mediados de marzo. Foto: Agencia Uno

Imagen foto_00000002

El comercio es el sector más golpeado por la crisis sanitaria. Desde el inicio de las cuarentenas masivas ya se cuentan más de 170 mil trabajadores despedidos, el 10% de las poco más de un millón 700 mil personas que se contabilizaban antes del Covid-19. Pero la situación se podría tornar aún más compleja. Altos ejecutivos del sector –que piden reserva- plantean que, una vez que se levanten las restricciones y termine la vigencia de la Ley de Protección al Empleo, cientos, o incluso miles de contratos no serán renovados.
Porque si antes de la crisis en muchos locales se necesitaban dos turnos, una vez que el comercio en general levante las cortinas sólo sería necesario uno. Una excepción son las cadenas de supermercados, que podrán volver a su ritmo pre crisis, o por lo menos tener horarios más extendidos.
“Es cierto, se cumplieron los peores pronósticos. Por ejemplo, en Santiago, los centros comerciales no abrieron nunca más desde mediados de marzo. La devastación es grande, el daño en lo laboral y lo económico es enorme, brutal. Además, se agregó Valparaíso, Rancagua, Antofagasta, todas zonas donde hay harto comercio, y ya tenemos más de la mitad de la población del país confinada”, explica el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero.
“Aquí se está incubando una bomba de tiempo social. Por eso, le estamos pidiendo a la autoridad que se extienda la Ley de Protección al Empleo por tres meses más, a nueve meses, porque se va a tener que extender”, afirma.
Y agrega: “La vuelta a la actividad no va a ser ni remotamente parecida a como era antes, va a ser muy lenta, muy difícil, con menores turnos, menores empleos, con márgenes más bajos (porque todos los implementos sanitarios de protección para los consumidores son caros) y con un público que no va a consumir mucho, va a estar gastando poco, la vuelta al trabajo va a ser dura”.

Abrimos Seguros
En un reciente informe, la clasificadora Humphreys puso de relieve que la demanda de la industria del retail, al estar orientada al consumidor minorista, está fuertemente ligada a la actividad económica y a los niveles de empleo, viéndose afectada en períodos recesivos, en especial cuando se trata de productos menos necesarios para el público (como electrónica o de construcción).
Hasta ahora, para poder sobrellevar la crisis, muchas empresas del comercio se han acogido a la Ley de Protección del Empleo. Según los últimos datos de la Superintendencia de Pensiones, al 21 de junio fueron 646.121 las personas a las que se les suspendieron sus contratos, de las cuales 441.181 corresponden a la Región Metropolitana (68,3%).
Por sectores, precisamente las empresas del rubro del comercio siguen siendo las que más se han acogido a esta ley, con 150.130 firmas que pactaron la suspensión de contratos.
Un gerente de una cadena de retail con más de 300 locales, explica que hasta ahora han podido mantenerse con esta ley, pero que una vez finalizado este periodo, no le renovarían los contratos a cientos de empleados dado que considera que la reapertura de los locales en una primera instancia será parcial. Explica que, en el caso que la situación sanitaria y económica mejore, podrán sumar nuevos empleados, pero difícilmente a como fue antes de la pandemia.
Otro ejecutivo del comercio coincide con esta mirada, e incluso plantea que las restricciones seguirán una vez que se comience a retomar la normalidad, como, por ejemplo, con cierres más tempranos, lo que sí o sí llevaría a reducir los turnos.
Pero la gran incertidumbre es cuándo se retomará, por lo menos de forma parcial, la actividad, principalmente en la Región Metropolitana.
Melero es cauteloso. “El 30 de abril habíamos lanzado la compaña ‘Abrimos Seguros’. Fuimos el primer gremio que impulsó protocolos sanitarios con la autoridad. Íbamos a abrir, se desarrolló el piloto en el Apumanque con el alcalde Lavín y varias iniciativas más, pero se nos vino abajo el castillo de naipes del doctor Mañalich y empezó la pandemia. Nos equivocamos todos y nosotros inmediatamente dejamos de insistir en la reapertura. Entonces, ojalá esta pandemia vaya pasando, y pronto, pero hay que tener cuidado y mirar lo que pasa en Europa y EEUU con el rebrote”, dice el dirigente gremial. Por todo esto, evita dar pronósticos.

La era digital
Sí enumera los principales desafíos que enfrentará el sector. En primer lugar, menciona las ventas a través de internet. Hasta ahora, hay coincidencia en que muchas empresas, incluidas las grandes cadenas del retail, han estado al debe en esta materia.
“Durante la pandemia el comercio electrónico ha tenido crecimientos del 300% a 400%. El presencial ha caído en torno a 50% y en algunos rubros más del 80%. Esa transformación va a ser uno de nuestros requerimientos urgentes para cuando volvamos a la normalidad”, dice Melero, quien destaca que hoy el canal internet ya representa el 15% de las ventas totales, muy por sobre el 5% antes de la crisis.
Lo segundo, que es tanto o más importante, son los consumidores que no gastan. “Están en sus casas, inestables en sus trabajos, en sus ingresos, temerosos de la situación económica del país y del mundo. Entonces, están comprando lo mínimo indispensable”, afirma.
Por último, menciona los costos que involucran las medidas higiénicas que se tomarán de ahora en más. “El tema sanitario llegó para quedarse, lo que supone una serie de gastos adicionales para la implementación de protocolos, que son cosas caras”, sostiene.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores