Tiendapet: la revolución del e-commerce en el mundo de las mascotas

, Internet, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

En la universidad, dos socios vieron en el segmento de alimentos de alta calidad para perros una oportunidad de negocios y de ahí potenciaron la venta online, antes que todos, para repartir sus productos en el menor tiempo posible. La apuesta resultó y hoy son parte de un importante grupo peruano que busca posicionar este rubro en América Latina y Europa.Dos amigos de toda la vida tenían ganas de empezar a emprender en la universidad y vieron en la comida para mascotas una posibilidad. Así, Rodolfo Bortutsky y Allan Turski en 2007 dieron los primeros pasos para crear Tiendapet, que en 2019 vendió $8.000 millones y que para este año tiene proyectado facturar cerca de $13.000 mil millones, en medio de la crisis sanitaria y económica por el coronavirus.
Los dos ingenieros comerciales le compraban al tío de Rodolfo comida para mascotas de alta calidad que él importaba y al ver que existía un buen mercado se expandieron a otras marcas de este segmento, que vendían a través de sus pares. “Cada persona se ganaba entre $7.000 y $8.000 por saco que vendía, y llegamos a tener cerca de 200 vendedores”, recuerda Rodolfo.
Después, lo que era un emprendimiento de universitarios pasó a ser el único sustento de ambos profesionales recién titulados. El negocio al comienzo, y en gran parte de su historia, creció con lo que iban generando y con el margen de que a los proveedores había que pagarles a 30 días. En esa línea, el primer local para la empresa significó una inversión mensual de $150.000 de arriendo y la dinámica de trabajo era que uno de los socios se quedaba en el local y el otro repartía. Pasaron al siguiente nivel de inversión y aumento de personal una vez que las finanzas de la empresa fueron lo suficientemente fuertes para dar ese paso sin mayores riesgos.
“Lo hacíamos todo nosotros, hasta que no dábamos más, y la verdad, ahí contratamos una persona. Siempre íbamos creciendo cuando se necesitaba, pero siempre éramos muy de cuidar la caja”, destaca el socio fundador y actual gerente de la empresa.
Dice que el momento de consolidación fue cuando abrieron su segundo local en la comuna de la Reina y crecieron fuera de Santiago. “Siempre me cuestionaba hasta cuándo voy a estar en esto y tendré que salir a buscar pega. Pero cuando se consolidó el local en Viña y la venta web en el 2011, ya vimos que teníamos una empresa bastante formadita”, recuerda Rodolfo.
Desde la empresa apuntan que su éxito propio y frente a la competencia fue su salto temprano y fortalecimiento del comercio electrónico, antes que el resto. Hoy, la firma cuenta con presencia en 9 regiones del país y, con el paso del tiempo, fueron incorporando en su oferta el servicio de veterinaria, peluquería, accesorios y medicamentos enfocados en perros y gatos, principalmente.
“Hoy día tenemos una fortaleza en la escala, llegada y despacho. Somos los únicos (del rubro) que despacha el mismo día al 80% de la población. En el e-commerce estamos mucho más avanzados y ofrecemos una operacionalidad que está disponible, incluso en contexto de pandemia”, destaca Rodolfo.

El siguiente paso
Sin embargo, un mayor salto de la empresa ya no podía ser bajo su política de recursos propios y en 2019, por medio de Linkedin, el grupo peruano Mulder, uno de los más importantes de dicho país, los contactó.
Rodolfo, si bien plantea que la empresa nunca fue pensada para ser vendida, sabía que este contacto los llevaría por ese camino y tras casi 6 meses de conversaciones el gerente general de Mascotas Latinas, Nicolas Mulder, realizó una oferta y adquirió la empresa a comienzos de este año. “Nos gustó mucho la relación que se formó, por la historia similar sobre cómo nosotros habíamos partido (el segmento de mascotas), esta similitud nos acercó mucho”, recuerda Mulder, quien también destaca lo avanzado que era el canal online de la empresa. En este escenario, la empresa chilena hoy es parte de una cadena con presencia en Perú, España y Portugal. “Necesitábamos dar el gran paso y nosotros no teníamos las capacidades, habilidades y espaldas para darlo”, admite Rodolfo. Sin embargo, tanto él como Allan siguen ligados a la empresa, viendo los negocios tanto en Chile como en Perú.
Sobre la realidad que vive hoy Tiendapet, Rodolfo dice que hasta ahora no han percibido un golpe significativo en sus ventas. De hecho, afirma que cuando las autoridades sanitarias anuncian una nueva cuarentena, las demandas en su página se disparan. Esto, en un contexto donde algunos locales físicos han disminuido considerablemente sus ventas.
Ante este escenario, la empresa no se ha visto obligada a suspender o a despedir a las cerca de 150 personas vinculadas a la empresa en Chile, por el momento.
Mientras que, para el panorama global del grupo peruano, la situación es similar; no vieron una baja significativa en sus locales de la región y de Europa, y se han mantenido sobre lo proyectado o con muy poca diferencia de su meta.
Por el momento, las proyecciones de Tiendapet apuntan a que, tal vez, en la venta de alimentos, que se ubica en promedio entre $45.000 y 50.000 el saco de comida para un perro de tamaño medio, la gente opte por bajar a una categoría algo menor.
De todos modos, el grupo peruano por ahora no cambia su plan de fortalecimiento en los países en que hoy tiene presencia y, más adelante, seguir expandiéndose a otros mercados, bajo la hoja de ruta previa a la crisis sanitaria mundial.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores