Crisis social retrasa tecnología para pagar con código QR el Transantiago

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

La iniciativa se anunció en 2019 y se esperaba que estuviera lista este semestre. Los cambios incluyen validar la recarga al subir al bus. Atraso se debe a que no se han podido renovar los validadores del sistema. “ Este proceso ha sufrido atrasos debido a la contingencia vivida a partir de octubre, que obligó a enfocarnos en asegurar la operación de la oferta del servicio a las personas”. Fernando Saka, Director del DTPM

La facilidad de tener cargas semanales o mensuales en la tarjeta bip!, e incluso pagar con el celular o con código QR el pasaje del Transantiago o el metro, era parte de las novedades anunciadas hace un año por el Ministerio de Transportes y que estarían disponibles este 2020.
Sin embargo, esto se retrasó a raíz del estallido social. ¿El motivo? Para lograr el cambio, es necesario renovar los validadores de todo el sistema, sumando micros, metro y también trenes, medida que se inició el año pasado y que se estimaba estaría lista este semestre.
No será así, a raíz de que el proyecto “ha sufrido atrasos debido a la contingencia vivida a partir de octubre y que obligó a enfocarnos en asegurar la operación de la oferta del servicio a las personas”, admite Fernando Saka, director del Transporte Público Metropolitano (DTPM).
La nueva tecnología permitirá validar la carga directamente en un bus, pagar con tarjetas bancarias y poder transferir cargas entre familiares.

Postergación
Según Saka, la instalación de los nuevos validadores se debió suspender “dada la exigencia operacional que enfrentó el transporte de superficie, dificultando la disponibilidad de los buses para la renovación del equipo a bordo”. Eso sí, dice que se está retomando la instalación en todo el sistema y “reevaluando los plazos establecidos”, aunque no se detalla cuáles.
El encargado agrega que aunque la innovación tecnológica ha sido postergada, sí se pudo cumplir con la habilitación de la nueva aplicación para celulares que reemplazó a la de Transantiago por la de Red, como se denominará el sistema de locomoción a futuro.
En esa línea, sostiene que “ahora estamos trabajando para implementar un sistema de recarga en la misma aplicación para pago de tarifa en línea y activación de la carga en el caso de teléfonos Android”. Adelanta que esa será la misma aplicación que después permitirá pagar con sistema QR.
Alejandro Torres, académico de Ingeniería de la U. Central, plantea que “mientras no haya una infraestructura tecnológica acorde, tal vez sea mejor esperar, tener los recursos y hacer un cambio completo de mejoramiento”.
Añade que considerando el contexto social, quizás “no es el mejor momento para invertir en este equipamiento porque no va a tener el mismo efecto que si se invirtiera en otro momento en que la sociedad esté más conforme con las cosas que se están haciendo en transporte”.
A juicio de Federico Casanello, decano de Ingeniería de la U. San Sebastián, aunque es entendible que las prioridades hayan cambiado post estallido, “parece realmente una lástima que tengamos este retraso, sobre todo porque a nivel de países desarrollados estamos muy atrasados: en otros lugares tienen la tecnología de pagar con la tarjeta de crédito”.
Con todo, agrega que la postergación “se viene arrastrando desde hace años. Ya antes del estallido estábamos atrasados. Ha sido muy lento el cambio tecnológico”.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores