¿Waze para el trabajo? Apps llegan a las oficinas que son como laberintos

, Internet, Modernización de Empresas, Telecomunicaciones

En los próximos años podrían utilizarse para prestar ayuda durante las emergencias. Los “escritorios compartidos” y los equipos de diversos departamentos están complicando el desplazamiento por los lugares de trabajo.Firas Ajam ha sido médico residente en el Jersey Shore University Medical Center por tres años, pero aún no está familiarizado con partes del recinto de 270 mil metros cuadrados en Neptune, Nueva Jersey.
Cuando un paciente se enfermó hace unos meses en una unidad donde el doctor Ajam nunca había estado, navegó mediante el uso de una aplicación similar a Waze en su smartphone. Atravesó el hospital mientras escuchaba las indicaciones de la aplicación y veía el mapa a medida que seguía su ubicación, hasta cerca de un metro, para guiarlo por el laberinto de pasillos.
“Estuve ahí dentro de tres minutos, y fui el primero”, cuenta el doctor Ajam.
El GPS y los satélites ayudan a las personas a navegar por las calles, pero no pueden atravesar los muros. La aplicación MediNav, que fue creada por el emprendimiento Connexient Inc. y desplegada a mediados de 2019, ayuda a los trabajadores hospitalarios a que lleguen a sus destinos dentro de un recinto. Utiliza pequeños transmisores de radio operados con batería o balizas, los que transmiten señales por Bluetooth desde el minúsculo acelerómetro y los componentes de la brújula del teléfono del doctor Ajam. La aplicación también le permite buscar la silla de ruedas, camilla o bomba intravenosa más próximas y lo guía con indicaciones en pantalla y voz. Es gratis para los usuarios; el hospital pagó una cuota inicial de instalación y una tasa anual por la licencia que no se dio a conocer.

Algunas compañías ya las utilizan
Las aplicaciones de orientación similares a Waze y GoogleMaps podrían algún día evitar que los trabajadores se pierdan en lugares de trabajo que son como laberintos. Algunas compañías ya las utilizan para ayudar a los trabajadores a que encuentren las salas de conferencias, los baños, incluso a colegas. En el futuro, estas aplicaciones podrían ser algo común, gracias a los avances en la tecnología que detecta ubicaciones y las tendencias que definen el lugar de trabajo.
El aumento en el trabajo a distancia significa que las oficinas no se conocen tanto. Las personas de divisiones diferentes, tales como marketing y tecnología, están colaborando más. Los escritorios asignados están dando paso a los “escritorios compartidos”, cabinas silenciosas y áreas comunes. Y los empleados, en especial la Generación Z y los millennials, esperan que sus instrumentos de trabajo sean tan intuitivos como las aplicaciones y sitios web que utilizan como consumidores.
En los próximos años, los empleadores podrían usar los datos de ubicación para prestar ayuda durante las emergencias, como un incendio o tiroteo, o para identificar cuando las personas están en áreas donde no deberían estar. Las compañías también podrían utilizar las aplicaciones para asegurarse de que los trabajadores ocupen su tiempo en forma eficiente, indican abogados. “Yo diría que el principal impulso detrás de estas aplicaciones es hacer un seguimiento de la productividad”, señala Ifeoma Ajunwa, profesora asistente de derecho laboral y de empleo en la Universidad de Cornell. Con el tiempo, las aplicaciones de orientación podrían funcionar en audífonos de realidad aumentada o lentes de contacto inteligentes, si es que esas tecnologías se vuelven populares.
No obstante, los datos de ubicación de un trabajador podrían quedar expuestos en un ciberataque si no se han asegurado o se los ha vuelto anónimos debidamente, indica Samantha Ettari, abogada litigante del bufete Kramer Levin Naftalis & Frankel LLP, quien asesora a compañías sobre administración de información, ciberseguridad y privacidad de datos. Revelar la ubicación exacta de los trabajadores podría dejar al descubierto relaciones ilícitas en el lugar de trabajo, acuerdos de negocios confidenciales y reuniones sindicales secretas, precisan los abogados. Tampoco está claro cuántos empleados utilizarán las aplicaciones.
Exxon Mobil Corp. planea ofrecer una aplicación de orientación a fines de marzo para 10 mil empleados en su complejo de Houston, el que cubre 405 mil metros cuadrados a través de 23 edificios. La aplicación —que se creó con Environmental Systems Research Institute Inc. (ESRI)— puede detectar la posición telefónica de un trabajador dentro de casi un metro mediante el uso de señales de wifi y balizas.
Los trabajadores de la compañía, quienes en su mayoría no tienen oficinas asignadas, pueden escoger de entre cuatro tipos diferentes de estaciones de trabajo, las que incluyen cubículos silenciosos de vidrio y espacios grupales. “Tener la habilidad de encontrar dónde están las personas cuando no están atados a sus escritorios es una gran cosa”, asegura Charles Whiteley III, supervisor de tecnología de la división de soluciones de propiedad y medio ambiente de Exxon. La aplicación también dará a los trabajadores las mejores rutas para minimizar el tiempo en que estén afuera en un temporal o bajo el calor del verano, o si necesitan ascensores o rampas.
Finalmente, Exxon planea utilizar la aplicación para aprovechar al máximo las rutas para los técnicos que arreglan los equipos, ahorrándoles tiempo, indica Whiteley. Si una cantidad suficiente de trabajadores la utiliza, la aplicación podría generar datos que, junto con aquellos de las tarjetas de identificación y dispositivos conectados con wifi, podrían ayudar a determinar cómo distribuir el espacio de oficinas, precisa.

Optimizar los tiempos
Aruba, una subsidiaria de Hewlett Packard Enterprise Co. (HPE), emplea una aplicación de orientación para impedir que los empleados de su oficina de Santa Clara, Calafornia, pasen demasiado tiempo en las salas de conferencia.
Se encienden luces cinco minutos antes del momento en que se supone que va a terminar una reunión si los sensores que se comunican con la aplicación encuentran que los empleados todavía están en la sala, explica Keerti Melkote, presidente de Intelligent Edge para HPE y fundador de Aruba.
Hasta ahora, los empleadores aseguran que el uso de las aplicaciones es optativo y que limitan cómo rastrean a los trabajadores.
En vista de los fuertes incentivos corporativos para aumentar la productividad, los datos de las aplicaciones de orientación se podrían utilizar algún día para la vigilancia de los empleados, observa Lee Tien, abogado de Electronic Frontier Foundation, un grupo de privacidad sin fines de lucro. Podría ser más probable que los trabajadores utilizaran las aplicaciones si las compañías fueran totalmente transparentes sobre los tipos de datos que están recopilando, indica.

PRODUCTIVIDAD
Las firmas también podrían utilizar las aplicaciones para asegurarse de que los trabajadores utilicen su tiempo en forma eficiente.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores