Roberto Muñoz, presidente de Telefónica en Chile: “El plan de Telefónica no es dejar Chile ni la región”

, Internet, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

El máximo ejecutivo de la compañía hispana en el país explica el alcance de la profunda reestructuración que esta semana anunció la matriz para el negocio en Chile y la región. Descarta una venta de la operación local, aunque en materia regulatoria cree que Chile debiera avanzar en dos temas clave: compartir infraestructura y permitir servidumbres obligatorias para instalar antenas. Advierte que el país es más caro en esto que Reino Unido, España o Alemania.

“ Tanto desde nuestra operación local como también desde el Grupo Telefónica, la situación social que estamos viviendo nos preocupa, y creemos que es fundamental recuperar la paz social de manera urgente”.

“ Las condiciones regulatorias de la región y también de Chile tienen que ser modernizadas para poder atraer con mayor fuerza inversiones”.

El miércoles pasado, la española Telefónica remeció al mercado de las telecomunicaciones al anunciar una profunda reorganización de su estructura, con el objetivo de priorizar su inversión en España, Alemania, Reino Unido y Brasil, que representan el 80% de sus ingresos. En el caso de Chile, y el resto de los países de Latinoamérica donde opera — con excepción del mercado brasileño—, el gigante de las telecomunicaciones decidió reformular su negocio debido al bajo crecimiento y rentabilidad. Para ello, la hispana unificará todas las operaciones de la región, excepto Brasil, en una nueva unidad de negocio, Hispam, que contará con un equipo de gestión específico y buscará inversionistas y potenciales sinergias con otros agentes de los mercados. Hispam agrupará, además de Chile, a Venezuela, Colombia, Ecuador, Argentina, Uruguay y Perú. El presidente ejecutivo de la firma, José María ÁlvarezPallete, explicó que “vamos a buscar cómo dosificar nuestras posiciones en esos mercados para hacerlos más fuertes, porque en la actualidad el crecimiento, que era la fórmula tradicional, ya no bate la inflación y nos ha expuesto a la depreciación de las monedas. ¿Cómo retomamos ese crecimiento? La fórmula tradicional se ha agotado y tendremos que buscar otras y, por lo tanto, hacemos un spinoff y buscaremos opcionalidad. Y si eso significa reducir la exposición en Hispanoamérica, la reduciremos (…). Mantenemos todas las opciones”.
Tras estas declaraciones, de inmediato el mercado en Chile comenzó a especular sobre una venta de la operación local y regional. Tanta preocupación generó la noticia, que el presidente de Telefónica en Chile, Roberto Muñoz, reconoce que luego del anuncio “recibí muchos llamados, a partir de algunas noticias confusas que comenzaron a difundirse. Llamados de autoridades, del empresariado y también de clientes. Fue una tarde realmente intensa. Ahora bien, es evidente y entendible que anuncios de este tipo, como el cambio en el plan de acción de una organización del tamaño de Telefónica, pueda levantar preguntas y generar muchísimo preguntas y generar muchísimo interés, de diversos grupos. Pero la verdad es que cuando profundizas en el programa o cuando revisas detalladamente la carta enviada por José María (Álvarez-Pallete), te das cuenta de que para Chile y para Latinoamérica es una excelente noticia, ya que significa reformular la manera en la que funciona Telefónica en la región, mediante un spin-off que garantizará una mejor propuesta de valor para nuestros clientes, junto con un crecimiento sostenible”.
Muñoz profundiza en el objetivo de la nueva estructura. “Este plan de acción de Telefónica está conformado por cinco pilares que sustentarán en los próximos años una compañía que cada vez será más digital y que busca ser cada vez más relevante para sus clientes. (…). No tenemos que olvidar que nuestra compañía ha estado siempre, desde sus orígenes, en constante transformación, adaptándose a los cambios sociales, políticos y, sin duda, tecnológicos. Somos una compañía que ha demostrado una y otra vez lo que es transformarse”.

—¿La intención de fondo es irse de la región y de Chile?
“El plan de Telefónica no es dejar Chile ni la región. Esta reorganización busca fortalecer nuestras operaciones con nuevos modelos de negocio para enfrentar de mejor forma un nuevo ciclo inversor, donde se requiere masificar las redes de alta velocidad, fijas y móviles, permitiendo satisfacer las demandas de esta nueva sociedad, la de personas y empresas hiperconectadas.
Con este nuevo enfoque, estamos confiados en que recuperaremos el crecimiento que se requiere en la región. Pero somos conscientes de que no lo podremos hacer solos. Necesitamos alianzas y socios para abordar este gran desafío.
La intención de Telefónica no es irse de la región; muy por el contrario, estos anuncios buscan dar mayor dinamismo al negocio y a las operaciones en Latinoamérica, entre ellas, la de Chile”.

—Entonces, ¿hoy Chile y Latinoamérica no son prescindibles para la compañía?
“Para Telefónica, la unidad de Hispanoamérica es un activo muy importante y que se quiere desarrollar y potenciar. Por esto, el nuevo plan de acción apunta hacia esta dirección.
Concretamente, nuestra idea en Chile es fortalecer nuestros despliegues de fibra óptica; estar preparados para desarrollar la infraestructura de tecnologías móviles del futuro; evolucionar digitalmente para ofrecer una calidad de servicios cada vez mejor a nuestros clientes personas y empresas, y aportando a la digitalización del país. En los últimos cuatro años, Telefónica ha invertido más de US$ 1.741 millones en Chile, el 28,5% de toda la inversión de la industria, el mayor entre todas las compañías. Para Chile y para Latinoamérica este anuncio es una excelente noticia, ya que significa reformular la manera en la que funciona Telefónica en la región, mediante un spin-off que garantizará una mejor propuesta de valor”.

—En un momento se pensó que en la decisión influyó la crisis social que vive Chile. ¿Influyó?
“El plan de acción presentado por la compañía este miércoles es el resultado de un trabajo de varios meses, y que también se sustenta en nuestro plan estratégico anunciado en 2018.
Sin embargo, quiero reforzar que las condiciones regulatorias de la región y también de Chile tienen que ser modernizadas para poder atraer con mayor fuerza inversiones. Hablo, por ejemplo, de fomentar la compartición de infraestructura de telecomunicaciones, dado que es una de las principales fuentes que permite beneficiarnos de las economías de escala, lo que podría tener un impacto relevante en la estructura de costos y, por ende, de precios de los servicios”.

—¿Les preocupa el contexto social que vive el país?
“Evidentemente, tanto desde nuestra operación local como también desde el Grupo Telefónica, la situación social que estamos viviendo nos preocupa, y creemos que es fundamental recuperar la paz social de manera urgente. Sabemos que no existen empresas exitosas en países que no puedan asegurar un funcionamiento normal y estable. Por eso creo que es imperioso que nuestro país actúe con celeridad para recuperar la normalidad que todos esperamos”.

“Estamos trabajando a toda máquina para buscar las alianzas o socios”

—Álvarez-Pallete dijo que el modelo de negocios de Telefónica en Latinoamérica está agotado. ¿Se agotó por la mayor competencia, por la regulación?
“Llegamos a un punto en Hispanoamérica en el cual se deben buscar nuevas formas de reforzar las operaciones, de reinventar el modelo de negocio y de ampliar las vías de financiamiento. Todo lo anterior, para poder seguir siendo sostenibles en el tiempo, más competitivos. El cese en el crecimiento en el sector, sumado a un modelo regulatorio que ha buscado la atomización del mercado, hacen que las rentabilidades del sector en Latinoamérica, y en específico en Chile, sean una de las más bajas del mundo. Frente a este desafío, tenemos que buscar nuevas formas de afrontar el mercado (…). Es por esto que hemos puesto el activo latinoamericano en una sola gran unidad, donde impulsaremos nuevas empresas de infraestructura, como Telefónica Infra; también donde estaremos formando “Telefónica Tech”, creando así nuevos servicios digitales, y además estando abiertos a buscar socios que nos ayuden a acelerar el despliegue de la conectividad en la región. Vemos muchas oportunidades de crecimiento para el sector de telecomunicaciones en América Latina”.

—¿Hay algún plazo establecido para concretar fusiones, alianzas, sinergias con otros agentes del mercado o incorporar a socios?
«Por ahora, el primer paso es poner en marcha el spin-off en Latinoamérica, que comenzó a regir desde este miércoles. Por su parte, también anunciamos que vamos a estudiar el atraer inversores, como también será una opción sacar este portafolio a la bolsa, o generar alianzas con otras compañías.
En el caso específico de Chile, y en la operación local, estamos trabajando a toda máquina para buscar las alianzas o socios para acelerar el despliegue de infraestructuras en Chile, ya sea para fibra óptica o para el despliegue del futuro 5G”.

—¿Eso implicará vender una parte del negocio o solo establecer alianzas estratégicas sin incorporar cambios en la propiedad? “En el caso específico de Chile, no nos estamos refiriendo a una venta. Lo que buscamos es acelerar nuestros despliegues de conectividad y afrontar de mejor forma los desafíos digitales. Para eso, estamos abiertos a buscar nuevas opciones, como, por ejemplo, realizando alianzas como la llevada a cabo por Telefónica en México junto a AT&T”.

—¿Qué desafíos pendientes hay en materia de regulación?
“Hay varias cosas que podemos mejorar para el desarrollo de la industria, pero hay dos puntos clave donde avanzar, y que tendrán un beneficio significativo para los consumidores y para las compañías que invertimos en despliegue de infraestructura digital.
El primero tiene que ver con compartir infraestructura. En el caso del Grupo Telefónica, en Reino Unido estamos desarrollando las redes de 4G y 5G en conjunto con Vodafone. También, acabamos de anunciar otro acuerdo en México junto con AT&T, para la utilización de sus redes tanto para las tecnologías actuales como futuras.
El segundo punto en que debiésemos avanzar es en declarar el servicio móvil como imprescindible, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 19 de la Ley General de Telecomunicaciones, con el fin de permitir la constitución de servidumbres obligatorias para la instalación de antenas. Por dar algunos ejemplos, en Chile el costo de un sitio de antenas móviles es 1,7 veces más caro que en Reino Unido, España o Alemania, y dudo que un metro cuadrado en Chile sea un 70% más caro de lo que cuesta en Londres”.

—¿Hay certeza jurídica en el sector?
“No podemos desconocer que el 2018 fue un año clave en materia de telecomunicaciones y con bastante incertidumbre por la discusión de espectro. Afortunadamente, estos temas ya están más avanzados en el marco de la institucionalidad vigente. Ahora lo que tenemos por delante es el desafío de pensar en un modelo que ponga en valor la importancia de las inversiones”.

Despliegue de fibra óptica y alianzas con Netflix y Amazon

—¿Cuáles serán los focos del crecimiento futuro de la compañía en el país?
“Uno de nuestros principales focos es el despliegue de fibra óptica, donde somos líderes a nivel nacional, y donde terminaremos el año con más de 10 ciudades “100% fibra”. Paralelamente, seguiremos haciendo crecer nuestras redes 4G y 4G+, de manera de conectar a todos. También avanzaremos en el crecimiento y desarrollo de los contenidos, a través de Movistar Play, Movistar Series y mediante la creación de producciones originales, tanto en España, Perú, Argentina, Colombia y Chile. Asimismo, venimos trabajando en importantes alianzas, primero en 2018, cuando cerramos un acuerdo con Netflix, y recientemente otra alianza con Amazon Prime Video, servicio que ahora puede ser contratado a través de Movistar Play, transformándola en un hub de contenidos de gran calidad, integrando producciones originales y también contenidos de terceros. Iniciativas como estas son parte de la estrategia de Movistar Chile por los contenidos, pero también demuestran nuestro enfoque de ser una compañía abierta a alianzas con otras empresas. Otro de nuestros focos es el mundo de productos, servicios y conectividad para empresas, donde, a través de nuestras soluciones digitales, estamos llevando a cabo la digitalización de pymes, empresas y grandes corporaciones. Nuestro principal diferencial radica en reunir en un solo proveedor todos los servicios digitales —Cloud, Seguridad, Big Data, IoT—, con conectividad propia de fibra óptica y contrapartes locales”.

 


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores