Banca anticipa recesión económica y aumento de morosidad de deudores en los próximos meses

, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

El gerente general del gremio, Luis Opazo, analiza los efectos de la convulsión social en el sector. Según el último informe de la ABIF, a octubre, las moras que más subieron fueron las de las carteras de consumo y vivienda, con variaciones de 2,38% y 2,31%, respectivamente. “ Es urgente erradicar la violencia y que la clase política tome medidas para garantizar la paz social, que es básica para que el país y la economía continúen funcionando. Sin Estado de Derecho, el país está dejando de producir y se hace difícil trabajar y operar con normalidad». Luis Opazo, GERENTE GENERAL ABIF

Las últimas semanas han sido intensas para la banca. Desde el estallido de la crisis social, el gremio no ha estado ajeno a la contingencia y durante los primeros días el principal desafío fue mantener las sucursales abiertas, ver la provisión de efectivo y los canjes de cheques.
Sin embargo, con el paso de los días, la compleja situación se ha ido acrecentando y ahora no solo les preocupa el buen funcionamiento del sistema, sino que también los efectos que se vienen para los próximos meses, algo que ya comienza a reflejarse en diferentes indicadores.
El gerente general de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), Luis Opazo, no está muy optimista respecto al panorama de más corto plazo e incluso prevé una recesión económica en los próximos trimestres. “La recesión es algo que está dentro de los escenarios probables para el último trimestre de este año y primer trimestre de 2020”, advierte.
Así, señala que en las últimas semanas el desempeño de diferentes indicadores ha captado los efectos de la situación actual, algo que fluirá de menos a más.
“En materia de créditos se ha observado una desaceleración de la actividad según las cifras disponibles a octubre, pero nuestra expectativa es que en noviembre esto se vea todavía más afectado porque ha sido un mes completo de actividad económica parcial”, dice Opazo.
En esa línea, asegura que el tema más notorio en el corto plazo es el aumento de la morosidad, situación que ya tuvo un cambio importante en octubre.
Ayer, la Comisión para el Mercado Financiero publicó el desempeño de los bancos y cooperativas correspondientes a octubre pasado y el documento alcanzó a recoger los datos que se vieron afectados tras el estallido social del 18 de octubre.
Según informó el regulador, la cartera de morosidad de 90 días o más creció 3,5% respecto a septiembre y en doce meses acumula un alza de 9,24%.
El gerente del gremio asegura que en los próximos meses la morosidad seguirá elevándose, sin embargo, dice que es muy anticipado dar una estimación sobre a qué número va a llegar la cifra. “La pregunta que hay que hacerse para saber a cuánto puede llegar es qué tan profunda y prolongada en el tiempo será la contracción de la actividad, como para poder dimensionar los efectos que habrá en morosidad”, señala.
Los indicadores también mostraron efectos en las colocaciones en octubre, debido a las mayores tasas de interés. Según la CMF, en comparación con septiembre, las tres carteras tuvieron una menor expansión; las comerciales cayeron de 7,24% a 6,68%; las de consumo pasaron de 16,13% a 15,09% y las de vivienda de 8,08% a un 7,96%.
Opazo explica que esto se debe al aumento del costo de financiamiento de la banca. “Los instrumentos de financiamiento se han ido encareciendo y esto se refleja en un mayor costo de los créditos (…). Esto poco a poco va a empezar a afectar la capacidad de generación de ingresos de la economía, la actividad productiva de las pymes”, dice el ejecutivo.

Aumento de provisiones
Según el informe de ABIF correspondiente a octubre a nivel de carteras, la morosidad se mantuvo relativamente estable en el segmento comercial, mientras que en las carteras de vivienda y de consumo presentaron aumentos relevantes de 10 puntos base y 13 puntos base, llegando a 2,31% y 2,38% (ver infografía).
El documento señala que ante el mayor riesgo de impagos en un contexto de mayor incertidumbre económica y laboral, los bancos aumentaron su nivel de provisiones, particularmente en la cartera de consumo, donde el índice de provisiones sobre colocaciones experimentó un avance de 18 puntos base hasta alcanzar 7,08%. En tanto, las provisiones de las carteras comerciales y de vivienda se mantuvieron.
“En los próximos meses, la materialización del riesgo de crédito dependerá del impacto de la crisis social en la actividad económica y en el mercado laboral. En ese sentido, es preciso un monitoreo continuo de los indicadores”, señalaron desde el gremio.

 


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores