Presidente ejecutivo de Telefónica aterriza efectos de nueva estructura con gerentes en Chile

, Internet, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

La regulación ha impactado la rentabilidad de la industria en la región, razón por la cual buscarán una nueva forma de crecer.Tras anunciar una reestructuración de parte de los negocios que maneja en la región, el presidente ejecutivo de Telefónica España, José María Álvarez-Pallete, se reunió vía conferencia con los principales ejecutivos de su filial en Chile.
La idea era explicar de qué se trataba este spin-off que reunirá Chile, Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, Uruguay, Venezuela y México, para focalizarse en mercados prioritarios como España, Alemania, Reino Unido y Brasil, que en su conjunto equivalen al 81% de los ingresos totales de la firma.
Durante la reunión los gerentes manifestaron sus inquietudes sobre el plan, el cual dejó varias interrogantes sobre cuáles serán sus efectos en Chile. Según uno de los asistentes a la conferencia, el presidente ejecutivo de Telefónica puso paños fríos a las dudas de sus colaboradores.

Imagen foto_00000004
Según trascendió, Álvarez-Pallete explicó que el objetivo del equipo detrás de la nueva unidad -denominada HispAm- es dar un tratamiento especial a la región, de modo de asegurar la sostenibilidad de sus operaciones.
«No nos sentimos capaces de crecer, la fórmula tradicional se ha agotado, tenemos que buscar una forma de reforzar nuestras operaciones en Latinoamérica porque en la actualidad se están debilitando, ya que no son capaces de crecer por encima de la inflación. Lo que buscamos es cómo reforzarlos, que puede ser vía alianza, combinación, de varias formas, todas las opciones están abiertas. Tenemos que cambiar», sostuvo el directivo el miércoles en la rueda de prensa en España.
Según una fuente de la industria, hace ya tiempo que había un trato diferenciado entre las operaciones latinoamericanas y las europeas, sumadas a Brasil. A su juicio, esto se produjo principalmente por temas de regulación. En esos países la legislación va de la mano con el avance tecnológico, algo que ayuda a impedir que se eleven los costos y, por lo tanto, a que se mantenga la rentabilidad de la industria.
Este elemento lo hizo notar el CEO de Movistar en Chile, Roberto Muñoz, en su última presentación en Icare en 2018. En esa oportunidad, el ejecutivo dijo que en el país la industria tiene una de las rentabilidades más bajas del mundo (5%) versus Asia (14%) o Estados Unidos (10%), que lideraban el ránking. En Latinoamérica está en torno a 7%.
Muñoz agregó que esto impacta directamente a las inversiones que se hacen en el país. Según la presentación que mostró con datos de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) si en 2012 había US$ 2.462 millones de inversión, en 2017 bajó a US$ 1.566 millones.
Sin embargo, pese a las desalentadoras cifras, Álvarez-Pallete aseguró a los ejecutivos chilenos que aún Telefónica ve oportunidades en la región y en Chile. Dice que no sería prioridad vender toda la operación, pero no se descarta que puedan incorporar un socio que aporte recursos.
Proceso inverso a lo que había estado haciendo la empresa desde hace algunos años, ya que en 2012 la española compró títulos de Telefónica Chile a minoritarios, principalmente administradoras de fondos de pensiones e instituciones financieras.
Según habría explicado Álvarez-Pallete, el equipo liderado por Alfonso Gómez -CEO de la nueva HispAm- está recién en pleno proceso de formación y está trabajando en cuál será la mirada sobre el futuro de la región.
El miércoles, el máximo representante de la empresa señaló que «no en todos los países de Latinoamérica se aplicará la misma fórmula» y lo ejemplificó diciendo que en México hay un acuerdo con AT&T Comunicaciones Digitales, que básicamente implica que la norteamericana prestará servicios mayoristas de acceso a última milla inalámbrica a la española en ese país.
De todos modos, Gómez conoce de cerca la operación regional. El colombiano es abogado de la Pontificia Universidad Javeriana, quien tiene estudios en Ciencias Políticas en el Loras College (EEUU) y en Impuestos en la Universidad del Rosario. Está desde 2006 en la compañía, pero desde 2018 tiene la responsabilidad de liderar la región HispAm Norte.
Además, Gómez fue el responsable de la reciente operación de red en México, de la venta de las unidades de Centroamérica y de la reestructuración de Colombia Telecomunicaciones, compañía de la que fue CEO.
El mercado respaldó la decisión de Telefónica, pues la acción subió 1,17% en España desde el anuncio. A esto se le suma un informe de Credite Suisse, que valoró las medidas.»Todavía deja muchas preguntas sobre cómo se ejecutará la nueva estrategia, pero creemos que los movimientos abordan muchas inquietudes de los inversores», señaló el documento.

Imagen foto_00000005

La estructura y peso del spin-off de la compañía en la región
El duro diagnóstico que este miércoles dio el presidente de Telefónica en España, José María Álvarez-Pallete, sobre su situación en la región los llevará a iniciar un proceso que podría derivar en la incorporación de socios en uno o más de los ocho países que integran la nueva Telefónica HispAm. La combinación de Argentina, Chile, Perú, Colombia, México, Ecuador, Uruguay y Venezuela le significa a la empresa 9.894 millones de euros, equivalente a 20% de la facturación total del grupo en 2018, que sumó 48.693 millones. Brasil -que no entró en este grupo y seguirá reportando directamente a España- tiene ingresos por 10.126 millones de euros. Lo que reconocía el ejecutivo es el lento crecimiento en los últimos años. Según el reporte de resultados del cierre de 2014, estas unidades de negocios -excluida Venezuela- tenían ingresos por 11.764 millones de euros.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores