La advertencia de la Fiscalía Económica que será clave para analizar la operación Uber-Cornershop

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

Organismo sostuvo al analizar la frustrada compra de Walmart, que “el actor que alcanza en primer lugar cierta escala adquiere una ventaja competitiva que puede ser difícil de desafiar”.Cuando la Fiscalía Nacional Económica aprobó la compra de Cornershop por parte de Walmart a principios de este año, lanzó una advertencia clara: si bien dijo que, en ese entonces, no había barreras de entrada para que cualquier empresa entrara al mercado de venta online y entrega a domicilio en el segmento de supermercados en Chile, precisó que la situación podría cambiar si un actor logra una red relevante.

Imagen foto_00000004“En el escenario actual no existirían barreras excesivas a la entrada, expansión o reposicionamiento en los servicios de plataformas online de compra y entrega a domicilio de productos de supermercados. Además, el fuerte crecimiento del mercado incrementaría la factibilidad de entrada, expansión o reposicionamiento de nuevos actores. Sin embargo, el nivel de condiciones a la entrada que se observan hoy podría no ser representativo de eventuales barreras a la entrada en el futuro, en el contexto de un mercado con un mayor desarrollo. Ello, entendiendo que la industria en análisis está asociada a economías de red relevantes, donde el actor que alcanza en primer lugar cierta escala adquiere una ventaja competitiva que puede ser difícil de desafiar”, fueron las palabras de la FNE en el informe de aprobación del frustrado acuerdo Walmart-Cornershop.
La cita cobra relevancia luego que el viernes se anunciara la compra la plataforma nacional, ahora por parte de Uber, la gigante tecnológica que nació en 2009 de la mano de Travis Kalanick y Garrett Camp. La compañía se ha ampliado a una serie de servicios, pero los principales siguen siendo las áreas de taxis y despacho de comida a domicilio, además de una fuerte área de innovación servicios aéreos compartidos como Elevate.
Ahora, con la adquisición de la aplicación chilena, también participará en el nicho de intermediar compras online de productos en supermercados y otras tiendas.
Así, la norteamericana podrá sumar a su base de datos los comportamientos de compra de los clientes de Cornershop.

Relevancia en el negocio logístico
El análisis de la FNE giraría en torno a determinar si la unión de la principal plataforma tecnológica de movilidad en el país con la líder en materia de última milla, especialmente en supermercados, puede generar barreras de entrada relevantes, aún cuando en el papel no compitan en el mismo segmento de negocio.
La operación no sólo sería vista por este organismo, sino que también por su símil de México, donde las dos empresas tienen presencia y que ya conoce de cerca los números y características de Cornershop.
Al interior de las compañías hay confianza, tanto, que esperan que la transacción se cierre a principios de 2020, sujeto, eso sí, a la aprobación de la mencionada FNE.
“Como es un mercado bastante dinámico, el análisis no es tan fácil. Están cambiando las cosas. La operación de Walmart y Cornershop en México y en Chile muestra que con datos más o menos parecidos, las resoluciones pueden ser absolutamente disimiles”, destaca Francisco Agüero, abogado y profesor del Departamento de Derecho Económico de la Universidad de Chile.
Los expertos consultados coinciden que uno de los principales riesgos de la operación son los volúmenes de información respecto de los consumidores que logrará Uber. Esto podría ser usado para potenciar su plan de fidelización, lo que podría poner una barrera difícil de superar para sus competidores.
“Un plan de fidelización para los clientes, o el nombre de la marca, pueden ser barreras de entrada para nuevos actores. Ahí podría haber una dificultad competitiva”, dice Carla Bordoli, abogada de libre competencia de Bordoli Doren Abogados.
Esto, según la jurista, podría generar riesgos a largo plazo como alzas de precios que afecten a los consumidores finales, o una disminución de la calidad del servicio en el sentido de que se convierta en uno más lento y no con la rapidez original.
Añadió que lo que se analiza cuando se trata de una integración horizontal -como la es en este caso-, son las oportunidades de subir precios y de dañar la calidad del servicio.
“Ese sería un efecto en el mercado. Por eso hay que ver en este caso si hay agentes disciplinadores, como más oferentes, y qué tan efectivos serán de cara a esta actividad que van a crear”, señaló la abogada.
Agüero plantea otro riesgo: que tanto Uber como Cornershop están haciendo distribución. “Uber Eats y Cornershopp distribuyen alimentos (aunque uno con foco en restaurantes y el otro en supermercados), y han estado en el negocio del transporte. Si ambas están transportando cosas, ya sea personas y/o alimentos, a través de logística, podríamos entender que ambas empresas están en el mismo negocio. Ahora bien, hay muchas otras empresas en el área logística, pero el poder que podrían alcanzar en ese mundo respecto de los supermercados puede ser algo que requiera un análisis por parte de la FNE más sofisticado que lo que fue con Walmart”, señaló.
Pese a esto, el abogado dice que la concentración en el mercado de despacho de alimentos (supermercados y comida preparada) no debiera aumentar significativamente.
“Hay otros que hacen delivery, el análisis dependerá de los datos que muestren las empresas y que recopile la FNE en su investigación. Yo creo que el caso mexicano (de rechazar la propuesta de Walmart) puede motivar a que el análisis de la fiscalía sea más riguroso. Probablemente, el análisis que hizo, de aprobar pura y simplemente la operación con Walmart, no fue tan exhaustivo dada la complejidad del mercado. Además, con el rechazo en México, con el nuevo fiscal y los cambios de umbrales, probablemente van a ser más minucioso en este examen”, remató.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores