Impugnaciones del SII en la Operación Renta: los top 5

, Modernización de Empresas, Otros, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Según los datos recabados por el equipo de Consultoría Tributaria de EY, existen cinco observaciones que son las más comunes entre las declaraciones de las empresas del régimen 14B. En una muestra de cerca de 600 empresas, el equipo de Cumplimiento Tributario de EY realizó un análisis de los resultados preliminares del proceso de Operación Renta 2019, el cual arrojó interesantes cifras sobre observaciones identificadas por el Servicio de Impuestos Internos (SII) a las declaraciones de impuestos presentadas.
En el universo de las empresas analizadas, 97,5% corresponde al régimen tributario 14B, que establece que los dueños de las empresas deben tributar sobre la base de los retiros efectivos de utilidades y aprovechar parcialmente el crédito por impuesto de primera categoría. El porcentaje restante corresponde al régimen tributario de renta atribuida, en el que los socios, accionistas o comuneros tienen derecho a imputar como crédito un 100% del impuesto de primera categoría pagado por la empresa respectiva.
En el desglose de las impugnaciones, 44,6% de las empresas del régimen 14B no tuvo observaciones. Sin embargo, hay al menos cinco observaciones que reúnen el 52,5% de las impugnaciones del SII: F64, B01, F08, A67 y A08.

Observación F64: Cuenta con la mayor cantidad de impugnaciones (14,9%). Apunta a revisar el monto del capital propio tributario declarado, dado que se han detectado inconsistencias en su determinación.
“Me hace sentido que la mayoría de los contribuyentes sean impugnados por capital propio tributario porque ese está siendo el foco de fiscalización del SII; ahí está, se supone, el capital inicial de la compañía, las utilidades acumuladas”, comenta Andrés Isla, socio de Consultoría Tributaria de EY.

Observación B01: Esta observación se refiere a que la declaración del contribuyente ha sido objetada porque el monto utilizado como gasto por depreciación podría ser excesivo, considerando los aumentos de activos fijos durante el período más la depreciación correspondiente a activos fijos que poseía en ejercicios anteriores.
“Al cruzar la información de los activos de las declaraciones juradas y el formulario 22, salta esta impugnación. Para verificar esta información, el SII pide a los contribuyentes la revisión de los cuadros de activos fijos en el libro timbrado”, indica Isla.

Observación F08 y A67: La primera se refiere a que el monto declarado como pago provisional por utilidades absorbidas podría ser excesivo y existe una inconsistencia en el formulario 22 por pago provisional por utilidades absorbidas y los créditos registrados. La segunda aplica en el mismo sentido, pero el SII indica que el monto solicitado como devolución por pagos provisionales de utilidades absorbidas, es mayor a los créditos recibidos a través de retiros y/o dividendos, o mayor a la tasa máxima de primera categoría aplicada sobre el monto de la pérdida tributaria declarada por el contribuyente.
El experto de EY señala que en ambos casos, al absorber la pérdida con la utilidad, el contribuyente puede pedir la devolución de ese impuesto. Como requisito para esa devolución, el SII va a solicitar una revisión para fiscalizar la pérdida tributaria y la correcta calificación de los créditos. Para acreditar la pérdida, el SII pide certificados, “y lo interesante es que además de presentar los antecedentes tributarios, pide fundamentar con una carta firmada por el representante legal de cuál es el origen de la pérdida”, acota.

Observación A08: En esta observación, el SII detecta que los ingresos obtenidos durante el año, indicados en la declaración jurada no estarían totalmente declarados, según la información entregada por los formularios 29 y documentos tributarios electrónicos.
Este problema se produce, según el socio de Consultoría Tributaria de EY, porque contablemente en el balance se reconocen ingresos financieros que no necesariamente tienen que estar facturados: este detalle de ingresos se informa a través de algunas declaraciones juradas, pero estos no aparecen informados en el formulario 29. “El SII pide acreditar el correcto reconocimiento de los ingresos tributarios y demostrar que esta diferencia temporal cumple con la normativa financiera y tributaria”, señala Andrés Isla.

¿Cómo enfrentar las observaciones?
Es clave para enfrentar correctamente estas observaciones estar preparado y tener un adecuado control de los procesos tributarios que garanticen consistencia entre las declaraciones juradas realizadas periódicamente y las de cierre anual. Esto apunta a evitar incurrir en procesos legales adicionales, luego de que las empresas reciben liquidaciones de impuestos o denegatorias de devolución. “Cuando ello sucede, nuestros clientes acuden a nosotros para que los asesoremos y representemos ante el SII o derechamente en reclamos ante en los tribunales tributarios”, complementa Carlos Martínez, líder del área de Litigios y Defensa del Contribuyente de EY.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores