Así es el mundo de TikTok, la red social que triunfa entre los adolescentes

, Internet, Otros, Tecnología Personal, Telecomunicaciones

Durante una semana probamos la aplicación de videos cortos que combina música, realidad aumentada y retos en línea. Aquí contamos por qué encanta a los jóvenes. En febrero de este año, la Comisión Federal de Comercio (FTC) de EE.UU. multó a TikTok con 5,7 millones de dólares (más de 4 mil millones de pesos chilenos) por recopilar ilegalmente información de menores, como correo electrónico, número de teléfono y ubicación. Esta ha sido la multa más grande que la FTC haya impuesto en un caso de privacidad. Por otro lado, una investigación de la BBC, dada a conocer este año, comprobó que la red social no suspendía las cuentas de adultos que dejaban comentarios con mensajes sexuales en el perfil de menores de edad. A esto se suma la prohibición de uso en India, que empezó a regir el pasado abril. La justicia de ese país alegó que la app “incentiva a los menores a compartir videos con poca ropa o en poses sugerentes”.
Tres minutos. Ese es el tiempo que me toma ser parte de TikTok.
Con tan solo abrir la app, agregar un correo y elegir una contraseña, la interfaz me lleva directo a un universo de videos que duran entre 15 y 60 segundos cada uno y que puedo mirar al arrastrar el dedo hacia arriba.
Estoy en una red social de origen chino, que nació en 2016 y fue una de las más descargadas del 2018, según App Annie, una empresa que monitorea datos de aplicaciones.
Después de unos minutos de navegación, veo a cuatro jóvenes que aparentan unos 15 años. Una de ellas le pide a su compañera que bese a uno de los chicos. Ella dice que no, a lo que él responde que se cansó del juego, que tenga agallas y lo haga.
Sin saberlo, estoy ante mi primer reto en línea de TikTok.

Generación Z
Los próximos videos que aparecen son muy parecidos entre sí. La mayoría muestra a adolescentes cantando canciones de moda, básicamente reggaetón.
Cada uno tiene transiciones, filtros, cámara lenta y rápida y hasta realidad aumentada, que permite agregar elementos virtuales, como un sombrero o incluso un paisaje.
Intento grabar algo, pero la variedad de funciones es grande, me cuesta entender cómo agregar efectos y vuelvo a los videos con la sensación de que manejar este sistema puede ser complicado, incluso para un millennial como yo.
Al rato aparece una joven que baila la danza del vientre y tiene 200 mil likes (me gusta) en el video.
Me percato de que es Ignacia Antonia, una influencer chilena de 17 años con más de cinco millones de seguidores en la red social.
“TikTok es la distracción del recreo”, me dice Ignacia unos días después al teléfono, mientras interrumpe la conversación para sacarse fotos con fans que la acaban de reconocer en la calle.
“Me gusta (TikTok) porque la creatividad puede volar, puedes escoger cómo grabar los videos, cómo cortarlos y todo eso”.
“No es como Facebook que subes una foto y ya”, aclara. “Aquí puedes ponerles efectos a las cosas”.
Con unos 500 millones de usuarios a nivel global —casi el doble que Twitter— y varias polémicas encima (ver recuadro), TikTok tiene como foco la generación Z, los nacidos después de 1995, que sería la más importante en términos de generación de contenido online.
Así lo explica Constanza Ballesteros, gerente de marketing digital de Samsung en Chile, empresa que, de hecho, acaba de firmar una alianza con la red social para llegar a este segmento.
Según datos de Samsung, TikTok tiene 1,2 millones de usuarios en el país, concentrados en este grupo etario.
“Lo particular de TikTok es que se genera contenido casi exclusivo de la plataforma, como los challenges (retos), es algo que no se ve en otras redes, pero además ellos mismos se graban, se editan y amplifican. Son usuarios activos, generadores”, dice Ballesteros sobre el éxito de la aplicación.
Esta semana me aparecen como populares el #simbachallenge, que llama a recrear una escena icónica del Rey León, y el #aspiradorachallenge, que consiste en envasarse al vacío dentro de una bolsa de basura con ayuda de una aspiradora.
De a poco, entiendo que el objetivo en esta red social no es compartir tu vida, sino demostrar lo “creativo” que puedes llegar a ser.

Hacer reír
Además de la música, el humor parece ser importante en este espacio. Entre los videos de jóvenes cantando y bailando, también aparecen muchos en donde el usuario dobla algún audio gracioso mientras hace gestos o baila.
Para Miguel Huerta, profesor de medios digitales de la Universidad Diego Portales, esta es una de las claves del éxito de esta red social.
“Una de las cosas a las que apela TikTok es al concepto de comedia, entonces, si a mi gusta un artista, puedo imitarlo con su voz e intento hacer reír a los demás”, comenta Huerta.
“Además, tiene un algoritmo súper potente que te va entregando contenido según tus preferencias, en función de lo que has buscado”. Martina Perines (13) dice que le gusta todo de TikTok. “Es una manera divertida de hacer videos, no como Instagram, que solo subes la imagen. Aquí puedes ponerles música y más cosas”, dice la estudiante de octavo básico, quien publica bailes y comedia.
A Patricia Peña, académica del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, le hace sentido el éxito de la app.
“Los niños y adolescentes han mostrado que buscan cosas entretenidas y desafiantes en redes sociales, es una generación mucho más visual que la anterior y, en ese sentido, la música y los efectos que les permite utilizar TikTok son muy interesantes para ellos”, puntualiza.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores