Aduanas traza hoja de ruta para reducir evasión y tiempos de despacho en el e-commerce

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Si en 2012 los envíos postales anuales alcanzaban los 500 mil, cinco años más tarde dicha cifra se multiplicó exponencialmente llegando a los 17 millones de paquetes y sobres.José Ignacio PalmaJosé Ignacio Palma

El próximo 25 de julio José Ignacio Palma cumplirá seis meses a cargo del Servicio Nacional de Aduanas, rol del cual ya conoce los pormenores. Durante el primer Gobierno del presidente Sebastián Piñera, el abogado de la UC ejerció como director regional de la Aduana de Arica y Parinacota, uno de los puntos fronterizos más activos del país.
El directivo admite que en pocos años los desafíos para el organismo han mutado. Hoy uno de los principales temas en la gestión diaria es la correcta fiscalización de los millones de paquetes y mercancías que ingresan a Chile a través del comercio electrónico o e-commerce.

Imagen foto_00000008Un dato: si en 2012 los envíos postales anuales alcanzaban los 500 mil, cinco años más tarde dicha cifra se multiplicó exponencialmente llegando a los 17 millones de paquetes y sobres.
El ejecutivo adelanta que uno de los ejes de su gestión será reducir los tiempos de despacho de las mercancías, que según algunas empresas oscila entre siete y hasta 90 días en algunos casos, además de reducir la evasión de los impuestos que pagan dichos productos.
“En el escenario actual, con las exigencias propias de la modernización, es relevante para el Servicio Nacional de Aduanas poner los énfasis en avanzar en procesos de carácter logístico y en normativas que permitan agilizar las operaciones de exportación e importación”, señala.
A su juicio, el aporte al desarrollo económico a través de la recaudación fiscal “amerita promover estrategias y herramientas que apunten hacia la mejora y la innovación continua. Por ende, queremos un servicio que responda a los estándares internacionales, con una normativa moderna, interconectado con todos los actores de la cadena logística, con tecnología de primer nivel, procesos integrados basados en la automatización, estandarización y armonización y, por supuesto, integrado por funcionarios altamente capacitados”.
Palma explica que les ha planteado el desafío de implementar un Programa de Transformación Digital que abarca una serie de proyectos que buscan generar un cambio en el diseño y ejecución de los procesos y en la entrega de los servicios que Aduana brinda a sus usuarios, adaptándose a las necesidades de estos y del dinamismo del comercio exterior.

– ¿Qué planes continuarán desde la gestión anterior?
– Algunos de los planes que continuarán serán los Programas y Planes Integrados de Fiscalización (PIF) que nos permitieron alcanzar cifras históricas en materia de hallazgos de productos falsificados, cigarrillos y otras drogas ilícitas, todo lo cual evitó que este tipo de mercancías nocivas ingresaran al país.
Por otra parte, continuaremos los procesos para robustecer el análisis de gestión de riesgos y permitir la integración de información con el objeto de realizar fiscalizaciones más eficientes.
De igual forma, se ampliará el Programa de Operador Económico Autorizado para que cada vez más empresas se certifiquen y logren alcanzar nuevos mercados con mejores condiciones. Asimismo se mantendrán activas mesas de trabajos con otras instituciones, como el trabajo realizado por las Mesas de Comercio Exterior (Comex), lo que enfatiza la función colaborativa de nuestro servicio.

– ¿Cuál será el foco en el comercio electrónico?
– La protección al país que brinda Aduanas, a través de la fiscalización es una de las aristas más fundamentales de nuestra gestión.
En Chile se ha observado con fuerza el aumento de las compras electrónicas transfronterizas, por lo que pondrá énfasis en adaptar sus procesos y tomar las medidas necesarias para abordarlo adecuadamente.
Los desafíos en esta materia serán reducir el tiempo de despacho de las mercancías que ingresen por vía e-commerce, a través del uso oportuno de información anticipada y una gestión del riesgo automatizada, así como modernizar la legislación y normativa aduanera para que responda al crecimiento exponencial del comercio electrónico transfronterizo, incluido el cumplimiento voluntario y la educación del usuario.
De este modo, pretendemos además reducir la evasión tributaria por medio del análisis de información anticipada, la selectividad automatizada de riesgos y la educación del usuario.
También seguiremos fortaleciendo las capacidades analíticas de productos de la minería metálica y no metálica, gestiones que están a cargo del Laboratorio Químico del Servicio Nacional de Aduanas y en este mismo sentido estaremos permanentemente desplegando acciones que persigan combatir el comercio ilícito de mercancías en nuestro país.

– ¿Qué nuevas medidas de fiscalización aplicará el servicio?
– Nuestro principal desafío para este año y el futuro será incorporar el uso de tecnología de punta y la modernización de los procesos de fiscalización y control del comercio exterior, por lo que pondremos énfasis en la adquisición y desarrollo de herramientas tecnológicas para este objetivo. De esta manera, lograremos garantizar una labor de inteligencia aduanera óptima para los desafíos del presente y futuro.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores