Plan de enajenación de antenas de Entel fortalecerá su posición de cara al 5G

, Internet, Modernización de Empresas, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

Aliviar la deuda para “hacer caja” e invertir en última milla tecnológica es clave para las compañías del sector de frente a lo que viene.Foto: Agencia UnoEl alto grado de competitividad en la industria de telecomunicaciones y la presión por la llegada del 5G, está provocando que las empresas del sector busquen alternativas para ejecutar sus inversiones y ponerse a tono con las tendencias tecnológicas.

Imagen foto_00000003La última firma que anunció una estrategia con este objetivo fue Entel, después socializar Proyecto Alba, nombre que tomó la operación de venta de más de 2.000 antenas, las que seguirán dándole servicios a través de un acuerdo de largo plazo.
A juicio del experto de G&A Consultores, Roberto Gurovich, lo anterior ayudará a aliviar la carga financiera de la compañía, pues Entel lleva varios trimestres en rojo, lo que produjo que en marzo la clasificadora de riesgo Fitch Ratings redujera la perspectiva para sus bonos desde “estable” a “negativa”.
Según explica la entidad financiera, esto se hizo por el débil desempeño del flujo de caja operacional de Entel, lo que provocó un endeudamiento alto para su nivel de clasificación, siendo 3,6 veces mayor a su Ebitda.
“No hay plata en la industria, porque no han aumentado los ingresos y las inversiones son cada vez más altas. Se viene el 5G y no hay ingresos para financiar esto, entonces no les quedan muchas alternativas a las empresas del sector”, dijo Gurovich.
El precio estimado por el mercado sólo para las antenas en Chile es de entre US$ 300 y US$ 500 millones, lo que sería entre un 70% y 80% del valor total, si es que se agregan a la ecuación las antenas de Perú.

Impulso para 5G
En Chile hay del orden de 28.000 antenas en la industria de telecomunicaciones y se estima que con la llegada del 5G se requerirá un nivel de 60.000 en total.
En paralelo está el despliegue de fibra óptica, por lo que la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) contempla que se necesitará un inversión de US$ 9.100 millones en todo el sector.
Hoy Entel tiene del orden de 7.000 sitios en el país y unos 3.000 en Perú, con lo que está en proceso de externalizar en torno a 20%-25% del total.
En la industria explican que la presión por el 5G hizo que empresas como Movistar y Entel planificaran estrategias que les permitiera “hacer caja para invertir en última milla”.
Por ejemplo, la empresa española hizo algo en esta línea hace unos meses, con la enajenación de 11 data centers en el mundo por 550 millones de euros, lo que les permitió fortalecer su posición financiera.
Desembolsar en tecnología de quinta generación será muy “intenso” en capital para las compañías, dado que el despliegue va de la mano del desarrollo de redes de fibra óptica y antenas aptas para las conexiones de los usuarios.
Así, para Entel -según una fuente conocedora del proceso- sería atractivo dejar este grupo de antenas, que están mayoritariamente en localidades lejanas, donde la operación no da para la recuperación de sus inversiones, principalmente por baja demanda producto de la menor densidad de la población.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores