La pregunta que el zar de ciberseguridad envió en 2018 al Contralor por su contrato con Citibank

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Siete meses vacante estuvo el puesto del zar de ciberseguridad, hasta que ayer el Presidente Sebastián Piñera oficializó a Mario Farren, quien fue el superintendente de Bancos hasta que este organismo se integró a la Comisión para el Mercado Financiero el 1 de junio.La pregunta que el zar de ciberseguridad envió en 2018 al Contralor por su contrato con CitibankSu llegada a la SBIF en mayo de 2018 no pasó desapercibida, pues a los pocos días debió enfrentar el ciberataque a Banco de Chile y las posteriores filtraciones de datos de tarjetas. Sin embargo, fue recién el pasado 11 de enero cuando la Contraloría tomó razón de la designación de Farren como superintendente de Bancos, nueve meses después de asumir.
Pero en el documento, el organismo hizo un alcance: “Debido a que es de público conocimiento que el señor Farren Risopatrón se desempeñó anteriormente en instituciones bancarias -Citibank y Banco de Chile-, es pertinente indicar que la citada autoridad deberá evitar eventuales conflictos de interés en el cumplimiento de sus labores, dando aplicación al deber de abstención cuando sea necesario”.
Antes de la toma de razón, sin embargo, Farren ya había hablado con el contralor por su relación con Citi. De hecho, el 24 de octubre de 2018 Farren envió una carta al contralor Jorge Bermúdez “para consultar respecto a la aplicación de las disposiciones de la Ley N°20.880 sobre Probidad en la función pública y prevención de los conflictos de intereses”, señala la misiva.
Allí, cinco meses después de asumir como super de Bancos, Farren planteó sus dudas al contralor sobre si tenía o no que declarar un pago que le llegaría de Citi, pues explicó que hasta el día antes de asumir el cargo como regulador bancario, el 14 de mayo de 2018, trabajó en Citibank del Perú S.A.

  • ¿Qué ha pasado? en octubre de 2018, Mario Farren, en ese entonces superintendente de Bancos, preguntó al Contralor si debía incluir en su declaración de patrimonio el programa de compensación al que estaba sujeto con Citibank.
  • ¿Por qué ha pasado? Hasta el día previo a asumir como titular de la SBIF, Farren trabajaba para Citibank Perú. El banco entregaba un beneficio a los ejecutivos, el cual se calculaba el precio de la acción.
  • ¿Qué importancia tiene? Citi es accionista de Banco de Chile junto al grupo Luksic.

“Dentro de las condiciones laborales pactadas para el cargo que asumí en el Citibank del Perú S.A., se encontraba ‘la participación en un programa denominado Discretionary Incentive and Retention Award Plan”, el que consideraba un plan “relacionado con el otorgamiento de acciones” de Citigroup Inc., una sociedad constituida en Delaware (”Capital Accumulation Program”), y otro plan que contemplaba el otorgamiento de pagos en dinero Deferred Cash Award Plan”
En la carta, explica que estos programas contemplan la entrega de beneficios “por etapas anuales y está sujeta al cumplimiento de condiciones, que pueden reducir e incluso cancelar el otorgamiento de los beneficios incluidos en los planes. Es decir, se trata de pagos de naturaleza incierta y por un monto indeterminado, ya que su procedencia y monto dependen de una serie de condiciones, qué pueden cumplirse o no, incluyendo el valor de mercado al cual las acciones deben liquidarse”.
En ese sentido, Farren detalló que al momento de su renuncia al Citi para asumir como superintendente, se estableció en su finiquito que este beneficio laboral sería respetado. “Considerando que mi salida de la compañía fue para ingresar al sector público y según las condiciones del plan, correspondía que los pagos en acciones y dinero pendientes para los años siguientes se aceleraran. Esto implicaba: (i) que los ‘derechos a adquirir las acciones no transferidas hasta la fecha se cancelarían y, en su reemplazo, se realizaría un pago en dinero -considerando el precio de la acción a la fecha de la liquidación-, (ii) que los pagos que se me debían en dinero se pagarían efectivamente en dinero, (iii) que todo lo anterior ocurriría en un solo acto y con un castigo del 25%”.
En concreto, y el motivo de que Farren estuviera escribiendo la carta en ese momento, era que “recientemente, se me ha comunicado que mi ex empleador estaría en condiciones de liquidar el pago pendiente de los planes del programa descrito más arriba, el que por ende podría ser efectuado dentro de las próximas semanas”.
Al respecto, aclaró que tenía dudas si tenía o no que declarar el tema, ya que “la Ley 20.880 sobre declaraciones de intereses y patrimonio no es clara acerca de si procede o no informar este tipo de pagos a través de la DIP, ni acerca de cómo debieran informarse en caso de ser procedente hacerlo”.
Tras ser consulta por PULSO, Farren señaló que “apenas tuve certeza de la oportunidad y el monto del pago correspondiente a una parte de la liquidación (de Citi), ya que el banco se había demorado en liquidar, yo le mande la carta al contralor”, aclara.
En ese sentido, explica que el contralor le respondió, por lo que siguió sus instrucciones, y “en vez de hacer una ampliación de la declaración de patrimonio de 2018, se agregó a la declaración de patrimonio e intereses de 2019”, dice.

Los primeros pasos de Farren como zar
Recién asumió como zar de ciberseguridad, y Mario Farren ya empezó a llenar su agenda: se va a reunir nuevamente con el subsecretario de Interior, para hacer una bajada en detalle con los objetivos para los próximos meses. Además, ya acordó reuniones con los dos parlamentarios que han estado más abocados al tema de ciberseguridad: los senadores Kenneth Pugh y Felipe Harboe, con quien se reunirá esta mañana.
“El objetivo principal es que la ciberseguridad opere como lo que es para este gobierno: una política de Estado. A continuación tenemos que hacer la bajada de avanzar en temas legislativos, de coordinación, y comunicación”, detalló Farren.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores