Parque automotor crece en 2,3 mills. de unidades en esta década y plantea desafíos en transporte

, Modernización de Empresas, Otros, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Cantidad de vehículos con motor avanza este año hacia los 5,5 millones y en 2030 rondaría los ocho millones. El desarrollo de rutas orbitales en grandes urbes, la tarificación vial y restricciones en materia de estacionamientos surgen como opciones para enfrentar la congestión.“Hay estudios en materia de tarificación vial que están actualizados, pero la implementación depende de un proyecto de ley”. Gloria Hutt, MINISTRA DE TRANSPORTES Y TELECOMUNICACIONES

“Hemos estado lentos como Estado en nuevas soluciones para aumentar la capacidad de las rutas y sumar nuevos modos que diversifiquen la forma de transportarse”. Lucas Palacios, MINISTRO (S) DE OBRAS PÚBLICAS

El crecimiento económico, el aumento del poder adquisitivo de los chilenos, la amplia oferta de modelos y créditos automotores especializados, además de las falencias del sistema de transporte público, son algunos de los factores que en esta década han impulsado a las personas a comprar un vehículo para movilizarse. Para el próximo decenio, se prevé que el despegue de los automóviles eléctricos sea otro elemento que seducirá al público para adquirir un cero kilómetros (ver recuadro).
El parque de vehículos motorizados en Chile alcanzó a los 5.382.604 unidades en 2018, según recientes cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), voluymen 75% superior a los datos al cierre de 2009. Así, durante esta década -desde 2010 a 2018- se sumaron a las calles chilenas 2,31 millones de unidades.
Para este año, el mercado automotor proyecta ventas de vehículos livianos y medianos nuevos por cerca de 380 mil a 39 mil unidades, por lo que — considerando las estadísticas de INE— el parque de vehículos motorizados al cierre de 2019 rondaría los 5,5 millones.
En la Región Metropolitana, el parque de vehículos con motor pasó desde 1,30 millones al cierre de 2009 hasta los 2,12 millones de unidades en 2018, por lo que durante esta década se han agregado 818.341 vehículos en la capital chilena.
Este salto en la cantidad de auto en circulación podría mantenerse en la próxima década, tema que preocupa a expertos y autoridades. La ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, advierte que el Gobierno no intervendrá en la libertad de las personas para comprar un vehículo, pero sí impulsará medidas de control en cuanto al uso de este.
En este sentido, Hutt señala que junto con asegurar un buen transporte público se pueden aplicar restricciones en materia de estacionamientos y de circulación según el número de patente, lo que hoy está ligado a episodios de contaminación. También menciona la tarificación vial en zonas y horarios de congestión vehicular, para lo cual existen estudios recientes, pero precisa que una medida de ese tipo necesita de un proyecto de ley.
El ministro (s) de Obras Públicas Lucas Palacios, indica que si bien las autopistas han absorbido de buena manera el incremento del parque de autos, admite que el Estado ha sido lento en dar nuevas soluciones para aumentar la capacidad de la infraestructura y sumar nuevos modos de transporte. Pero precisa que el MOP está trabajando en vías orbitales en las grandes urbes — incluido Santiago—, para evitar la congestión por el ingreso de auto al centro de las ciudades.
Palacios también menciona obras para amortiguar el mayor flujo, como la conexión de las rutas 68 y 78, intervenciones en la Ruta 5, en Valparaíso y el Biobío, además de la Ruta Costera entre esas regiones. También menciona mejoras en las entradas y salidas de autopistas urbanas.
Juan Carlos Herrera, director del Departamento de Ingeniería de Transporte y Logística de la UC y presidente de la Sociedad Chilena de Ingeniería de Transporte (Sochitran), sostiene que “no creo que la respuesta venga por el lado de expandir la infraestructura para los autos”. Afirma que las políticas deben apuntar a reducir el uso del vehículo en zonas y horarios de alta congestión, además de hacer más atractivo el tranporte público.
Sumado a la tarificación vial, Herrera menciona medidas de reducción o eliminación de estacionamientos, por ejemplo, que a las nuevas construcciones no se les exija un número mínimo de aparcamientos, sino un máximo.
El director ejecutivo del Consejo Políticas de Infraestructura (CPI) Carlos Cruz, indica que en el país hoy existen en promedio cuatro personas por vehículo y que se avanzará a dos individuos por cada automóvil durante la próxima década, estabilizándose en esa cifra.
Cruz indica que se debe mezclar una política de fomento del transporte público, potenciando el metro y los modos de superficie con vías exclusivas y mejores paraderos. También coincide con la aplicación de tarificación vial, a lo que añade oferta de estacionamientos en zonas perimetrales al centro de las ciudades.
El secretario general de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), Gustavo Castellanos, estima que el parque automotor a fines de 2030 bordearía los ocho millones de vehículos livianos y medianos.
Castellanos añade que en el futuro el uso del auto bajará en los días de semana, debido al desarrollo del transporte público.
En la ANAC indican que el parque vehicular solo de vehículos livianos y medianos es hoy de 4,9 millones de unidades, pues se deben dejar afuera tractores, maquinaria, moost y carros.

Autoridad espera avance “explosivo” de vehículos eléctricos durante los próximos 10 años en Chile
Este año, los vehículos eléctricos representan el 0,07% de las ventas de automóviles cero kilómetro en el país. Si en Chile se implementan medidas que apunten a impulsar el desarrollo de estos modelos, al año 2040 esos autos podrían representar entre 25% y 40% del mercado. Pero sin mayor empuje la cuota sería solo de 15%, según señaló el año pasado el “Estudio de Movilidad Eléctrica en Chile”, de la Agencia de Eficiencia Energética, desarrollado por la consultora suiza EBP y patrocinado por el Ministerio de Energía.
El subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, estima que el salto de la electromovilidad será antes y sostiene que en los próximos 10 años “nos va a golpear significativamente”. Admite que esta tecnología recién está empezando en Chile, pero anticipa que pronto tomará una curva ascendente y se transformaría en algo “explosivo”.
Domínguez reconoce que estos modelos deben avanzar en reducir sus precios y mejorar la autonomía, pero comenta que las marcas automotrices están apostando fuertemente por los vehículos eléctricos. Recuerda que Toyota informó que espera que a 2025 el 50% de sus ventas corresponda a autos de este tipo, esfuerzo similar al que ha indicado Volvo.
El subsecretario también afirma que en los buses, la tecnología eléctrica ya les compite de cerca a los motores diésel. Señala que si un bus circula más de 65 mil kilómetros anuales, podría convenir un modelo que se alimente de electricidad. Añade que existen baterías que tardan tres a cuatro horas en cargarse, por lo que los vehículos deberían enchufarse en la noche, pero también existen otras que demoran cinco a seis minutos en alcanzar el 100% de su carga.
Otro avance tecnológico que tendrá el parque automotor, indica Domínguez, es el despegue de los vehículos autónomos; es decir, que no requieren de un humano para circular.

 


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores