Hacia un Chile con plena competencia

, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Javier Etcheberry, Presidente Ejecutivo de MulticajaHacia un Chile con plena competenciaEl pasado mes de abril, el Ministerio de Hacienda de Chile anunció importantes cambios en el mercado de tarjetas de débito, crédito y con provisión de fondos, con el objetivo de aumentar la competencia y la transparencia en el sector de los medios de pago.
Una de las principales medidas anunciadas fue la implementación del denominado modelo de cuatro partes, por el cual en cada transacción actúan cuatro actores: las marcas de tarjetas, el comercio, el emisor y el adquirente. Desde comienzos de la década de los 90, en Chile opera un esquema de tres partes, donde los roles de emisor y adquirente se concentran en un mismo agente: Transbank.
Ante este nuevo escenario, Multicaja se presenta como un actor clave, al haberse convertido en 2017 en adquirente de tarjetas de crédito MasterCard, y estar en camino de participar como adquirente de débito Mastercard (Maestro), crédito Visa y débito Visa.
Dialogamos con el presidente ejecutivo de Multicaja, Javier Etcheberry, para conocer su visión acerca de esta apertura del mercado, qué papel juega en él la compañía, y los desafíos que afronta actualmente el sector de medios de pago chileno.

¿Se puede decir que existe plena competencia en Chile?
No, porque todavía falta. Es cierto que en los últimos años se han dado pasos importantes. Hace poco más de dos años entró la libre competencia, cuando el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia dijo que ya no se justificaba la delegación conjunta de los bancos, lo que dio una vuelta de 180 grados.
Unos seis meses después, el Banco Central cambió la normativa para que, en vez de que cada red nueva tuviera que tener un contrato con cada emisor, bastaba con tener un contrato con cada marca de tarjetas, porque estas a su vez tienen contrato con los emisores. Esto ya estaba rigiendo para las tarjetas del extranjero, pero no para las emitidas en Chile. De manera que fue un cambio importante de la normativa.
Además, se prohibió la regla NAWI (No Acquiring Without Issuing), por la cual las marcas Visa y MasterCard solo daban licencia adquirente a los emisores. Así, hace dos años que a Multicaja MasterCard le dio la licencia adquirente y desde diciembre de 2018 estamos recibiendo pagos de MasterCard con el sistema cuatro partes. Sin embargo, por ahora son muy poquitas transacciones, es una cantidad insignificante. Porque Multicaja todavía no puede operar con débito MasterCard, ni crédito ni débito Visa, porque aún no se han hecho las adecuaciones informáticas de proceso para que funcione. Por eso digo que de algún modo sigue habiendo monopolio.

¿Se trata de una barrera de las marcas o de normativa?
No sé como llamarlo. Porque, por ejemplo, hace tiempo que MasterCard tiene su switch funcionando y que Multicaja cuenta con la certificación PCI y está certificado por MasterCard. Pero no basta funcionar con el switch de MasterCard si no se puede llegar a los bancos.
Para el débito aún no está funcionando. Tienen que terminar los procesos informáticos y de dinero entre Redbanc, que es una asociación que apoya al giro bancario, los bancos y MasterCard. Mientras Redbanc no termine de hacer las adecuaciones, el sistema de cuatro partes con débito no funcionará.
Y respecto a Visa, estamos esperando a que termine de instalar su switch en Chile para hacer las pruebas. Ese será un paso necesario pero no suficiente, ya que Visa desde su switch tiene que llegar a los emisores con crédito y débito y, para eso, ellos en gran medida le piden ayuda a Nexus en crédito y a Redbanc en débito.
Entonces es un tema de terminar de hacer el software, de probarlo, de establecer quién va a hacer la conciliación de los dineros. Y son todas cosas que trascienden a Multicaja.

Es un horizonte más prometedor…
Sí, eso me dicen todos. Y por supuesto que estamos mejor, que vemos la luz al final del túnel, pero falta para salir. Ahora lo importante es que el ministro de Hacienda, en nombre del Gobierno, anunció que van a empujar con fuerza el sistema de cuatro partes en Chile.
Esa es la gran novedad. La llegada de competencia cambió las cosas, el Banco Central cambió las cosas, y ahora falta que con la nueva normativa los bancos y las marcas implementen el modelo.
Otro aspecto positivo es que MasterCard, que había fijado las tasas de intercambio (la remuneración que recibe el banco emisor por haber proporcionado la tarjeta utilizada en la transacción), acaba de sacar una nueva versión donde, en general, las baja bastante. Visa también fijó sus tasas de intercambio hace pocos meses, y son bastante razonables.
Así que yo creo que cuando funcione el sistema de cuatro partes, los descuentos que se le cobrarán al comercio van a ser, en general, parecidos a los actuales. Porque si por arrancar con el nuevo modelo le suben lo que le cobran al comercio, sería un lío político.

En todo este escenario, ¿qué rol tuvo la salida del Banco Santander de Transbank?
Ha sido muy mediático. A mí me gusta que eso suceda, porque Multicaja se sentía bastante solo, al ser el único que empujaba el modelo de cuatro partes. Ahora un actor importante como Santander está empujando lo mismo, y eso es positivo.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores