Telefonía móvil y conectividad

, Tecnología Personal

La reciente entrega oficial de la “Estrategia de Desarrollo Digital 2007-2012” sentó las bases para el diseño de una Política de Tecnologías de la Información y de la Comunicación y, por primera vez, se estableció la creación de un Plan Estratégico de Tecnologías de la Información y Comunicación, que será el brazo ejecutor de esta gran estrategia.

Nos parece fundamental trabajar con una visión de largo plazo, que tal como específica el objetivo de esta reciente política, nos permita contribuir al desarrollo económico y social, a través del potencial que ofrece el uso de las tecnologías de información y comunicación para mejorar la calidad de la educación, incrementar la transparencia y aumentar la productividad y competitividad.

Hoy, los equipos de telefonía móvil además de transmitir voz, transmiten datos, videos, e incluso, los equipos más sofisticados se están transformando en una herramienta indispensable en la conectividad a banda ancha inalámbrica móvil, tanto, para navegación como para consulta de correo electrónico, que son los usos más masivos entre los chilenos.

Según datos de la Subtel, nueve de cada diez hogares chilenos cuenta con un teléfono móvil. Esto significa, que la cobertura de las móviles es muy superior a la de cualquier otra red, por lo tanto, es la aliada por antonomasia para lograr mayores índices de conectividad digital, sobre todo, en sectores rurales, o donde las redes de telefonía fija no llegan por distintas razones.

Las redes de telefonía móvil cubren en su conjunto más del 90% del territorio nacional. Para la construcción de esta red, la industria de telefonía móvil chilena invierte, en promedio, US$ 700 millones anualmente en desarrollar una plataforma de conectividad eficiente.

Actualmente las tres empresas de telefonía operan con redes de Tercera Generación (3G) que están posibilitando el acceso a Internet en el mismo teléfono, y en computadores conectados al equipo. Esta tecnología opera en las principales ciudades del país, sin embargo, la industria de la telefonía móvil requiere seguir creciendo para facilitar la conectividad a Internet al 100% de los chilenos, más que es un desafío, es nuestro deber.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores

 

Comente este Artículo