Transbank: dependerá de las marcas mantener la operación en todos los rubros

, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

La entidad de propiedad de los bancos señala que ya está trabajando en las adecuaciones tecnológicas.Transbank está a la espera de que las marcas de tarjetas fijen las tasas de intercambio definitivas para ver si podrá seguir operando tal como lo hace hasta ahora con todos los rubros.
“Hemos preguntado cuáles serían las tasas de intercambio y ellos nos han dicho que están en proceso de revisión o fijación”, dijo Alejandro Herrera, gerente general de Transbank, en el marco del seminario Evolución digital de los medios de pago en Chile.
La decisión de Santander, al no renovar el contrato de adquirencia, implica que pasará a operar bajo un modelo de cuatro partes, en el que la entidad, como emisor, no tendrá relación con la empresa adquirente, o encargada de afiliar comercio.
En este escenario, Transbank y Santander deberán trabajar con una tasa de intercambio, que es fijada por las marcas de tarjetas. Hoy en día la industria funciona con una tasa implícita en las comisiones que se cobra a los comercios, y que es menor a la fijada por las marcas.
Según Herrera, “los adquirentes indudablemente estamos influidos o afectados por la tasa de intercambio, porque dependiendo de la tasa de intercambio, vemos cuán rentables es o no operar en un rubro determinado”.
En esa línea, también apuntó a otro factor: los merchant discount, pues según estas comisiones “en algunos rubros puede haber espacio para operar, en otros rubros puede ser bastante más estrecho”.
Por otro lado, comentó que se están preparando para poder operar en el nuevo modelo que comenzará a regir el próximo año, el modelo de cuatro partes. “Nosotros estábamos preparándonos para operar con este modelo, que es el modelo con tasas de intercambio, estamos adecunado nuestros sistemas porque son nuevos procesos, nuevas formas de operar, nosotros vamos a estar en condiciones con la forma de operación del Santander, a fines de marzo o abril, para poder operar con tasas de intercambio”, comentó.
Por último, Herrera comentó que detrás de la decisión de Santander hay proyectos tecnológicos que son parte de la adecuación, y que adicionalmente deben ponerse de acuerdo “en las condiciones en que vamos a operar, porque ya el contrato anterior no es valido, se da por terminado el 31 de marzo y habrá que ver bajo qué condiciones contractuales operaríamos”.
La semana pasada, Santander explicó en el marco de una conversación con analistas, que la decisión sigue “la recomendación de la autoridad de libre competencia de Chile, que recomendó moverse a este modelo de cuatro partes, y no esperamos que la dinámica de la economía sea diferente en términos de impacto de nuestra línea de pago”.
A la vez, comentó que “no vemos un cambio significativo en nuestros ingresos por comisiones al movernos a un modelo internacional de cuatro partes, esa es la principal razón por la que no esperamos un cambio significativo en nuestro negocio de tarjetas”.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores