«Comuna Digital»: «Casas Chubi» con telefonía inalámbrica

, Internet, Tecnología Personal

Treinta familias de la Villa Tobalaba forman parte de programa piloto: telefonearán por internet.

Carlos Véjar, vecino de Peñalolén y dueño de una de las denominadas «casas Chubi», pasó de pagar $60 mil a $2 mil mensuales en telefonía.

¿Cómo? Hablando por teléfono vía internet (ver infografía). Reemplazó así los habituales cables por la banda ancha Wi-Fi. Un router inalámbrico entrega la señal.

Desde ayer, la Municipalidad de Peñalolén implementó este sistema en las casas del Valle Tobalaba. La apoya la empresa de comunicaciones RedVoiss.

Estas 30 familias sólo pagarán $2 mil fijos durante los 6 meses de prueba. Podrán hablar cuánto quieran, adónde quieran y sin límites.

Según el alcalde de Peñalolén, Claudio Orrego, para los pobladores es difícil pagar la instalación del teléfono de red convencional.

«Estamos inaugurando una nueva era en la telefonía de este país y lo estamos haciendo con los pobres, que a veces no consiguen un trabajo simplemente por no tener la forma de llamar», enfatizó.

Sin cables que robar

Luego de los meses de ensayo, los afortunados parlanchines tendrán que pagar mensualmente $9 mil fijos. El precio incluye la instalación del router y de la antena en cada casa.

Sin cables que se puedan cortar ni postes que instalar, internet Wi-Fi abaratará el costo de conexión y -como consecuencia- disminuirá la brecha tecnológica en Chile.

«Este tipo de telefonía es muy útil para las poblaciones de alta densidad. Peñalolén es tan sólo uno de esos lugares. La idea es hacer más pilotos. Queremos extendernos lo más posible», aseguró Alberto Mordojovich, gerente general de RedVoiss.

La «malla» de internet Wi-Fi se apoya en tres puntos clave de la conectividad comunal: el Consultorio Lo Hermida, el Colegio 192 y la villa El Valle Tobalaba. «Con un sistema inalámbrico, ahorramos y ese ahorro lo traspasamos a nuestros usuarios», afirma Mordojovich.

La meta, sueña, es entregar telefonía (con 300 minutos habilitados) e internet por un precio menor al que cobran las demás compañías en Chile, a las cuales critica.

«Ellas se oponen a lo que estamos haciendo porque hoy la gente -a través de RedVoiss o Skype- puede hablar prácticamente gratis», argumentó.

Las familias con telefonía IP podrán llamar a los parientes en Antofagasta y Temuco a $4 el segundo en horario normal versus los $33 que se pagaría en una empresa como Entel.

Si quieren contactar algún teléfono móvil tendrán que cancelar cerca de $27 el minuto en igual horario.

Cecilia Trecaman, dueña de casa de 34 años, confiesa que no esperaba que el teléfono llegara tan luego. «Estoy súper contenta de tener una red fija porque no me da confianza entregar mi número celular».

Antes de tener el teléfono IP, Carlos Véjar, microempresario, desconfiaba de la utilidad de un teléfono en su casa. «Yo pensé que mi hija lo usaría para hablar con las amigas, pero cuando ayer lo aprovechó para completar una tarea me di cuenta de lo importante del servicio».

Iguales

El aparato telefónico no se distingue de uno normal, la calidad de voz es prácticamente la misma que la telefonía normal y el tiempo que demora el discado es el mismo.

La red enlaza los servicios públicos. Pero se creó un enlace específico que conecta a los teléfonos IP. Así no decrece la banda ancha del consultorio ni tampoco la de la escuela.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores

 

Comente este Artículo