Hasta US$ 213 millones podría costar la integración de BBVA Chile con Scotiabank

, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Los canadienses han invertido más de US$ 2.201 millones para tomar el control de BBVA Chile, que desde ayer está oficialmente bajo su control, tras la última junta de accionistas de la entidad española.El proceso de convertir a Scotiabank en el tercer banco privado más grande del país en términos de participación de mercado continúa su ruta. Los canadienses tomaron el control de BBVA Chile en la junta de accionistas celebrada ayer, donde además procedieron a cambiar momentáneamente el nombre de la razón social de la entidad financiera por “Scotiabank Azul”.
Pero este es sólo el comienzo. De acuerdo a las estimaciones hechas desde Toronto en diciembre del año pasado, los gastos de la integración de las dos firmas estarían en un rango de entre 260 millones y 280 millones de dólares canadienses, que serían entre US$ 198 millones y US$ 213 millones. Costos por la fusión que según los cálculos se materializarían dentro del primer y segundo año principalmente.
Las sinergias de la fusión estarían entre los 150 millones y 180 millones de dólares canadienses (US$ 114 millones a US$ 137 millones aproximadamente) por año.
Según la presentación de Scotiabank para los inversionistas, una parte de ellas vendría “impulsada por la optimización de la red de distribución, incluidas las operaciones de migración a una única plataforma”.

Metas de mediano plazo
Cuando Francisco Sardón asumió la gerencia general de Scotiabank en 2013, la compañía canadiense definió un plan estratégico hasta 2018.

¿El objetivo? Impulsar el trabajo de la firma, tanto desde lado interno como externo, incluyendo la búsqueda de adquisiciones que le dieran a Scotiabank la escala suficiente para operar de forma óptima.
Símbolo de ello, es que en 2015 la entidad concretó la adquisición del 51% de la administración de tarjetas de crédito de Cencosud. Transacción que estuvo avaluada en US$ 280 millones.
Esta vía, sumado a otros esfuerzos por ganar terreno en el market share del sistema bancario, hizo que entre 2013 y mayo de 2018, la entidad avanzara en su cuota de mercado desde 5% hasta 7,3%.
Labor que también seguía las directrices del propio CEO de la compañía, Brian Porter, de posicionar a Scotiabank entre los bancos líderes de los países que conforman la Alianza del Pacífico.
Además del desembolso de US$ 2.200 millones por el 68,19% de la propiedad de BBVA Chile perteneciente a los españoles de BBVA, Scotiabank invirtió otros US$ 1,2 millones por el 0,04% de la propiedad del banco en el pago a accionistas minoritarios que decidieron vender en la oferta pública de adquisición de acciones.
Con esta operación, el banco de capitales canadienses eleva hasta un 14% su participación de mercado, según sus propias estimaciones, disputando el tercer puesto con Bci. Pero la carrera no termina ahí.

Las claves del negocio
Las oportunidades que Scotiabank observó producto de esta compra son grandes. En Canadá afirmaron en diciembre que “BBVA Chile tiene una gran experiencia en el mercado de capitales y capacidades de gestión de efectivo”. Esto se complementaría con la “fuerte productividad de ventas a través de sus canales de distribución y carteras de préstamos a personas y tarjetas de crédito” que tiene el banco norteamericano.
Asimismo, valoraron que ambas compañías cuentan con “altos estándares en cumplimiento normativo, sólida cultura de crédito y gestión prudente de riesgos”, como también que las dos entidades tienen “una ambiciosa agenda digital y de experiencia del cliente”.
Dado este contexto, en Toronto afirmaron que la fusión será una “oportunidad de aprovechar las mejores prácticas, la tecnología y el talento de ambos bancos”.
El 1 de septiembre se debiera producir la absorción del exBBVA Chile a Scotiabank según lo comunicado por la entidad de capitales norteamericanos, iniciándose la integración legal de obtener la venía de la Superintendencia de Bancos.

Imagen foto_00000002

Gonzalo Said Handal junto a José Said Saffie, quien este último será el presidente del directorio de Scotiabank una vez que esté fusionado con el exBBVA Chile.

Imagen foto_00000003

El country manager de Scotiabank Chile, Francisco Sardón, estuvo entre los asistentes de la junta de accionistas de BBVA Chile.

Imagen foto_00000004

Scotiabank nombra comité ejecutivo a cargo del nuevo banco fusionado
Scotiabank tomó ayer el control de BBVA Chile luego de realizarse la junta de accionistas, cambiando la razón social del banco por “Scotiabank Azul”, nombre que será momentáneo hasta que se proceda a la integración legal que debiera producirse el 1 de septiembre.
“Scotiabank Azul” quedó presidido por José Said, mientras que la vicepresidencia recayó en Ignacio “Nacho” Deschamps, quien es director del grupo de Banca Internacional y Transformación Digital del banco canadiense.
Al evento acudió Francisco Sardón, en su calidad de country manager del grupo de capitales norteamericanos, como también varios miembros de la familia Said, entre ellos Salvador Said Somavía y Gonzalo Said Handal.

Momento de anuncios
Sardón se había comprometido a nombrar la primera línea del banco al día siguiente del cierre de la operación, lo cual se cumplió ayer.
Tras la junta se conoció el comité ejecutivo de la entidad, el cual se hará cargo del banco una vez integrado legalmente.
Sardón indicó a los trabajadores a través de un mensaje que “una integración exitosa requiere estabilizar la gerencia del Banco y reducir la incertidumbre. Por tanto, el nombramiento de estos ejecutivos permitirá a la organización, en su conjunto, establecer rápidamente sus estructuras de funcionamiento y sus cuadros organizacionales”.
Así, como vicepresidente Senior Banca Retail quedó Gonzalo Parral; como vicepresidente Senior Wholesale Banking, Stephen Guthrie; como vicepresidente Senior Riesgo, Carolina Parra; como vicepresidente Senior Finanzas, María Victoria Doberti; como vicepresidente de Operaciones, Eduardo Meynet; como vicepresidente Sistemas y Tecnología, Danilo González; como vicepresidente de Recursos Humanos y Asuntos Corporativos, Jacqueline Balbontín; como vicepresidente Legal, Rafael Bilbao; y como vicepresidente de Banca Digital, Daniel Kennedy.
Mientras, Fernando Sáez continuará como VP de Proceso de Integración y Ricardo Fry como VP de Auditoría, una vez integrados los bancos.
Sardón también nombró otras posiciones que reportarán a los miembros del comité ejecutivo según su función: el managing director de Banca Corporativa y Finanzas Corporativas, Juan Carlos Cavallini; el vicepresidente Banca Grandes Empresas, Andrés Velasco; el vicepresidente de Banca Empresas, Cristián Jiménez; el managing director Sales & Trading and Capital Markets, Paul Misle; y el vicepresidente de Canales de Distribución Banca Retail, Juan Matamoros.
Así, solo tres ejecutivos de la administración del nuevo banco provienen de lo que era BBVA Chile: Las Heras, Velasco y Oviedo.
Según Scotiabank, durante el último trimestre de este año debiera producirse el cambio de marca y a fines de 2019 la unificación de los sistemas.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores