Las alternativas que barajan las telefónicas para fijar un nuevo límite a las licitaciones de espectro

, Internet, Tarjetas y Pagos Electrónicos, Telecomunicaciones

Tras fallo de la Corte Suprema que estableció un límite fijo por empresa de 60 MHz.
Aunque fue una semana corta, han sido días agitados en el rubro de las telecomunicaciones. Una reunión el miércoles en el despacho del Presidente Piñera -a la que asistieron la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt; la subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, y el ministro de Economía, José Ramón Valente- fue el corolario de días turbulentos para las empresas de este rubro.
Es que el fallo de la Corte Suprema ordenando a Entel, Movistar y Claro no superar un máximo de 60 MHz de espectro por empresa, encendió las alarmas en la industria, que estaba ya convulsionada, además, por una decisión de la Subtel de congelar los permisos en la banda de 3.500 MHz, medida que afecta en particular a Entel, que ya ha materializado una inversión de US$ 70 millones en dicha banda (ver recuadro).
La citada reunión vino a calmar en algo los ánimos entre las firmas afectadas, pues abrió un espacio de diálogo en medio de este agrio panorama. Y al menos en lo que corresponde al fallo supremo, tiene visos de enrielarse por la vía de una consulta por parte de la autoridad ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), de modo de revisar y, eventualmente, ampliar dicho límite impuesto en tribunales. Así las cosas, son las empresas las que desde mañana trabajarán en propuestas, tal como la Subtel ya ha dado señales de querer oír.

Una opción: el límite podría ser un porcentaje de la banda
Hasta ahora, las empresas han sido cautas en mostrar sus cartas y en su mayoría han decidido conversar en reserva con la autoridad. Es que lo que se decida en Chile puede, para algunas de ellas, tener efectos colaterales en sus operaciones en otros lugares del mundo. Telefónica, VTR y Claro tienen sus casas matrices fuera de Chile y operaciones en otros mercados. Entel, de capitales chilenos, opera también en Perú. Así las cosas, lo que propongan como óptimo en la definición de un umbral en Chile puede tener repercusiones con procesos similares de fijación de espectro en otros países.
En reserva, eso sí, y aunque no hay consenso de cuál debiera ser el límite, varias comentan la experiencia europea.
Hay países como Reino Unido, Portugal, Italia, Alemania, Suecia y Finlandia, que no tienen un límite máximo establecido -o CAP-, y lo que usualmente hacen es que cuando realizan una nueva licitación, toman el total del espectro a ofrecer, y lo dividen en bloques e imponen que cada operador puede quedarse como máximo con un solo bloque.
Otra de las opciones es no limitar por MHz (no poner un límite fijo), sino que hacerlo como porcentaje de la banda. Y en ese sentido, dice un actor del mercado, imponer un tope de 40% de concentración por banda sería correcto.
Lo óptimo, dicen conocedores de la industria, es que la autoridad proponga límites por cada banda y no hacer una sumatoria de todo el espectro para telefonía móvil, que es lo que hace el fallo de la Suprema. Porque las realidades varían de acuerdo con el uso de banda y con las tecnologías existentes.
Asimismo, un actor de la industria cree que habría que dejar en claro qué pasaría si entran nuevos actores en futuras licitaciones: o sea, dejar en claro si tendría que ponerse en consulta al entrante ante el TDLC, y qué ocurriría si se emplea tecnología para usar una banda que hoy no está disponible para la tecnología móvil, pero que en un futuro sí podría servir.
Hay casos, como Colombia, donde fijaron el límite en 45 MHz para las bandas bajas y en 190 MHz para las bandas altas, mientras que en España fijaron como límite combinado para las bandas móviles de 1.900 MHz y 2.600 MHz un umbral sumado de 135 MHz para cada actor. En Francia, para la banda de 700 MHz, el tope individual es de 30 MHz, y en Bélgica para el espectro de 800 MHz es de 20 MHz, y el de 2.600 MHz, el tope es 40 MHz.
Lo que sí tienen claro los consultados es que, limitar en 60 MHz el total a tener en las bandas móviles, como lo estimó el voto de mayoría de la Corte, “es anacrónico y volver a la prehistoria de las telecomunicaciones”, expresa un ejecutivo.

Directorio de Entel analizará pasos a seguir
Entel -controlada por los grupos Hurtado y Matte- ha tomado la delantera en reuniones y declaraciones públicas, efecto sin duda de que en su caso se sumó, además, el balde de agua fría del congelamiento de la banda de 3.500 MHz, en la que la firma ha desarrollado un proyecto para llevar banda ancha fija -internet inalámbrico domiciliario de alta velocidad-, una tecnología que ellos mismos califican como pre 5G.
Por de pronto, comentan conocedores, para mañana está agendada una reunión de directorio en la compañía, en la que sin duda esta situación será tema obligado. La firma ya cuenta con las espaldas jurídicas de un experto, el abogado Cristóbal Eyzaguirre, del estudio Claro. Y es que Entel tiene un plazo perentorio en lo que concierne a este específico impasse suscitado en la banda de 3.500 MHz, congelamiento que a ojos de la firma es totalmente ilegal. Si es que quiere presentar un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones, tiene 30 días, es decir, hasta el 20 de julio. También podría decidir presentar un recurso de amparo económico, para lo que tiene seis meses. O un recurso de nulidad de derecho público, donde el plazo se extiende a cinco años.
Pero -como siempre- es mejor un buen acuerdo que un mal juicio. Negociar directamente con el Gobierno también está sobre la mesa. En la misma postura que Entel estaría Claro. Eso sí, la mexicana tiene además la opción de recurrir a tribunales internacionales, como el Ciadi, al ser inversionistas extranjeros siendo afectados por un Estado.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores