Gobierno anuncia seis medidas en favor de las pyme

, Internet, Modernización de Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Limitan a 60 días el pago de facturas a proveedores. Desde la Sofofa, Bernardo Larraín Matte hace un mea culpa por el trato a los proveedores. “Las pequeñas y medianas empresas tienen que jugar un papel fundamental en el desarrollo. Y, para que puedan jugar ese papel, necesitan oxígeno. Eso en el mundo de las empresas son los recursos y el financiamiento. Tenemos que darle mejor financiamiento a las pymes”, dijo el presidente SebastiánPiñera esta mañana. Fue su introducción al anunciar las indicaciones queenviará al proyecto de ley de pago oportuno a las pyme que está en  su segundo trámite legislativo en la Comisión de Economía de la Cámara.
Estas modificaciones buscan acotar los plazos de pago a los proveedores y, en términos concretos, la principal medida es que se obligará a las empresas a reducir a un tope de 60 días el pago de facturas. Luego de ese período, comenzarán a devengar intereses a favor de los emisores. Estas indicaciones también son para las empresas del Estado, pero tendrán tres años para adaptarse a la ley.

Lamento que la ley tenga que llegar antes que nuestra propia iniciativa, debemos asumir una autocrítica”
Bernardo Larraín Matte, Presidente de la Sofofa

La iniciativa es del Ministerio de Economía, que lidera José Ramón Valente, donde calculan por ejemplo que si se rebaja 20 días el plazo de pago, implicaría un alivio financiero de US$80 millones para las pyme.
Son seis las indicaciones anunciadas por el Gobierno: establecer la obligación de la emisión electrónica de la guía de despacho; limitar el cambio del valor original de la factura una vez aceptada por parte del comprador; el uso del IVA crédito fiscal sólo será posible después del pago de la factura; se generará información pública sobre el comportamiento de pago de empresas; se modificarán las condiciones para la entrega del sello ProPyme; y a partir del día convenido, y no más de 60 días máximo la factura, devengará intereses.
Al conocer las medidas, desde las grandes empresas hicieron un mea culpa por el trato entregado a proveedores en años anteriores. “Podría caer en el oportunismo de celebrar la iniciativa. Pero más bien lamento que la ley tenga que llegar antes que nuestra propia iniciativa, debemos asumir una autocrítica. Una nueva generación de empresarios, debemos enfrentar el desafío de volver a legitimar la palabra auto-regulación. Porque una ley nunca va a reemplazar la riqueza y diversidad del libre acuerdo voluntario basado en relaciones de confianza y simétricas”, dijo Bernardo Larraín Matte, presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) a La Segunda.

Iniciativa en conjunto
Detrás de estos cambios está el grupo “Pago Oportuno”, que lideró el Ministerio de Economía, junto a instituciones como ChileCompra, el Ministerio de Hacienda y asociaciones de municipalidades, además de gremios como la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y la Sofofa, además de Conapyme y Propyme.
“Apoyamos, sin duda, una iniciativa que ayude a las pequeñas y medianas empresas a mantener flujos de caja y capital de trabajo”, dijo el secretario general de la CCS, Cristián García-Huidobro.
“Las indicaciones son una muy buena medida, que corrigen distorsiones en el mercado que significan que las pymes y pequeñas empresas se ven obligadas a aceptar las condiciones de compra que le imponen los monodemadantes de sus productos”, agregó Alejandro Ramírez socio directorde IUS Abogado Tributario. “Lo principal ahora es estar atentos a su implementación, para evitar actuaciones que busquen burlar la norma”, agrega.
José Ramón Valente, ministro de Economía.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores