Etcheberry y reforma: “Quizá los sectores más pudientes tengan que aumentar su tributación”

, Modernización de Empresas, Otros

Ingeniero valora la reintegración del sistema que propone Piñera, pero rechaza rebajar la tasa corporativa.Javier Etcheberry es voz autorizada en materia tributaria. El ingeniero civil fue director del Servicio de Impuestos Internos (SII) por doce años (1990-2002), para luego desempeñarse como ministro en las carteras de Obras Públicas y Transporte.
El hoy presidente de Multicaja mira con mucho interés el incipiente debate en torno a la reforma tributaria que presentará el actual gobierno este año. Hasta ahora, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, ha fijado como criterios la reducción del impuesto a las empresas de 27% a 25%, la integración de los gravámenes corporativos y personales en el régimen de integración parcial, y mantener la recaudación fiscal.
Etcheberry comulga con la idea de simplificar lo más posible el sistema, pero advierte que quienes más ganan en el país no debiesen reducir sus aportes al Fisco, sino que incluso aumentarlo.

– ¿Cómo ha visto el debate tributario?
– Los que tienen más, ya sean las personas de mayores ingresos o empresas, tienen que contribuir más y me refiero a más que antes de la reforma de Bachelet. El anterior gobierno hizo algo bueno en términos de subir la tributación a los sectores más pudientes. Pero lo hizo mal, enredó mucho el sistema tributario. Después, en un afán de llegar a acuerdo con la derecha, se hizo el famoso acuerdo en el Senado, que fue muy apresurado.

– ¿Enredado en qué sentido?
– Yo habría mantenido la integración del impuesto de las empresas con el Global Complementario. Al final, lo integraron parcialmente; y es un enredo. Además, bajar la tasa marginal a los más ricos del 40% al 35% era innecesario.
Hay que reponer la supresión de algunas situaciones excepcionales en la renta presunta, que se cayeron en la cocina del Senado. Hay que acabar definitivamente con las rentas presuntas que impiden la equidad horizontal.

– ¿Cree que esos aspectos se mejoren en el proyecto del nuevo gobierno?
– Espero que se simplifique el sistema y que los sectores más pudientes no bajen su tributación. Incluso, quizá tengan que aumentarla.
Yo empecé el año 90 en el SII y cada año se iba mejorando, modernizando y simplificando el sistema a través del uso de tecnología. Y en el gobierno anterior fue la primera vez en que se fue en el sentido contrario. Entonces, espero que con Piñera volvamos a deshacer algunas de las cosas que se hicieron en el último gobierno, pero que los que tienen más paguen lo mismo aunque de otra manera. Que no se trate de volver a esta idea de que como los ricos son los que más invierten, tenemos que bajarles los impuestos. El país ya no está en eso.

– ¿Cómo mantendría la recaudación?
– Primero, habría que volver a integrar el sistema pero manteniendo el impuesto a las empresas, eso ayudaría. Si las empresas sacan la plata del país, les aplicaría un impuesto adicional que fuera crédito contra el Global Complementario. Yo defiendo la integración para que los empresarios inviertan en Chile, me cuesta defenderlo si se van a llevar la plata a otro lado. Además, creo que hay que subir el impuesto al diésel, a pesar de que todos le han hecho el quite. ¿Igualarlo con otros combustibles? Ahí se verá, hay que ir de a poco porque hay que ver el factor político.

“Piñera ha tomado en parte las banderas de la Concertación”

– ¿Cómo ve el escenario político?
– Como país hemos hecho muchas cosas bien, pero siento que estamos en un momento en que no están claros los diagnósticos y han faltado liderazgos para hacer lo que se debe hacer. Entonces estoy preocupado.
Me preocupa mucho la ciencia, la innovación y las nuevas tecnologías. Los países que han mejorado más es porque han sabido adaptarse y hacer las cosas bien impulsando avance tecnológico y veo que Chile no está enfrentando eso. Hay un cambio radical en el mundo y en Chile no se asume eso con la radicalidad que requiere. Si no nos tomamos en serio esto y no queremos competir en las grandes ligas, escogeremos un camino de mediocridad y de crecimiento lento.

– ¿No se ha hecho suficiente en los últimos años?
– Siento que en general ha habido un deterioro en la aplicación de las políticas públicas y los cuadros de gobierno. En el anterior gobierno se hicieron cosas importantes, como subir los impuestos a los que tienen más dinero, mejorar la educación, reformar el Código Laboral. Pero eso no fue bien hecho técnicamente.

– ¿Se requieren grandes acuerdos, como con Aylwin en los 90?
– Sí, pero la situación del año 90 con Aylwin no es la de hoy. Tras 17 años de dictadura la gente quería que las cosas resultaran y estaban dispuestos a ceder en muchas cosas.

– ¿Había más coraje político?
– Sí, había más coraje, pero era más fácil tenerlo porque la gente estaba más dispuesta a apoyar a los gobiernos de la Concertación. En cambio, hoy hay más gente enojada. Ha cambiado el país, antes era más fácil tener coraje político. Hoy se ha instalado un sentido de injusticia, de que los grandes abusan de los chicos, que el voto no hace diferencia.
Ahora, puesta en la disyuntiva, la gente termina defendiendo todo lo avanzado y se siente orgullosa de eso. En parte, la alta votación de Piñera en la segunda vuelta se produjo porque logró interpretar mejor ese sentimiento. Como exConcertación, veía que quien defendía nuestra obra era Piñera y no Guillier. Piñera ha tomado en parte las banderas de la Concertación.

– ¿Confía en que este gobierno retome esa senda de la Concertación?
– Bueno, de partida la derecha no es la Concertación, aunque se trata de vestir de ella. Yo creo en Piñera y en muchos de sus ministros que quieren hacer algo de centro, pero también hay actitudes de gente de derecha que está en posiciones recalcitrantes.
Por otro lado, no hay una oposición sino varias. Algunos participarán en los acuerdos y otros no, pero eso a veces es por razones electorales, de disputar liderazgos. Pero aquí no todo son votos, tiene que primar el que al país le vaya bien. Yo creo que al final Piñera va a marcar el rumbo y los sectores más recalcitrantes tendrán que plegarse a una política más de centro. No veo tampoco una guerra en que la oposición intente quitarle la sal y el agua al gobierno.

– ¿Se puede tomar la senda de desarrollo en este gobierno?
– Piñera hará un gobierno razonable. Que vaya a haber un cambio fuerte de Chile hacia la innovación y el desarrollo, tengo mis dudas.

Fin al monopolio de Transbank: “Ojalá el gobierno acelere los cambios necesarios”
Multicaja es una de las pasiones de Javier Etcheberry hoy. La compañía, fundada por el ingeniero en 2007, se especializa en la prestación de redes para sistemas de pagos para grandes y pequeños comercios.
Quien fuera presidente de BancoEstado entre 2005 y 2006 y se le recuerda por incorporar la CuentaRut en el país ha buscado en los últimos años abrir el monopolio de Transbank -controlada por los bancos- para permitir nuevos competidores en el sistema de pagos.

– ¿Espera que se avance en terminar con el monopolio de Transbank? En el primer gobierno de Piñera se envió un proyecto.
– Se ha avanzado mucho este último tiempo. El TDLC dijo hace un año que los bancos no deberían seguir siendo dueños de Transbank. Ahora, falta que los bancos vendan Transbank, pero el tribunal ya estableció un cambio de criterio. El Banco Central cambió la normativa y hoy se permite que haya varias redes compitiendo. Ha habido cambios importantes, pero falta bastante. Por ejemplo, las tasas de intercambio que fijan las marcas no le rigen a Transbank. Ojalá que este nuevo gobierno acelere los cambios necesarios para que en Chile no sigamos por varios años más sin verdadera competencia en este sector.
Pero la SBIF no es la entidad que ha liderado estos cambios. Creo que debería haber sido quien liderara esto desde mediados de los ’90. Aquí no quiero apuntar específicamente a Eric Parrado, es más general, ninguno de los superintendentes se ha preocupado del tema.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores