Zuckerberg reconoce como “inevitable” que haya mayor regulación en las redes sociales

, Internet, Modernización de Empresas, Tecnología Personal, Telecomunicaciones

El fundador de Facebook pasó horas respondiendo preguntas de los legisladores estadounidenses y reconoció que la consultora Cambridge Analytica, que recopiló datos de más de 87 millones de usuarios de la red social, también obtuvo los suyos.Por segundo día consecutivo, el presidente y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, estuvo bajo el escrutinio del Congreso. Tras ser interrogado por horas sobre la manera en que su empresa maneja la información de sus usuarios, el joven magnate reconoció que tiene que haber más regulación para las redes sociales y la web.

“Internet tiene cada vez más importancia en la vida de las personas y es inevitable que haya algún tipo de regulación”, dijo el creador de la mayor red social del mundo.

En eso coincide con los miembros del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes que lo interrogaron, el problema es que los legisladores no se han puesto de acuerdo sobre qué normas implementar.

Este es uno de los temas centrales del escándalo que estalló luego de que en marzo se revelara que la consultora Cambridge Analytica habría recopilado datos de los usuarios de Facebook para apoyar campañas políticas, entre ellas la del Presidente Donald Trump en 2016. Ni siquiera el creador de la plataforma se salvó, como reconoció él mismo durante la audiencia de ayer.

La consultora obtuvo los datos a través de una encuesta (ver infografía), pero no solo recopiló la información de casi 300.000 participantes, sino también de sus amigos de Facebook. El acceso a datos por parte de los desarrolladores de la aplicación permitió este amplio ingreso a informaciones entre 2007 y 2014, y podrían verse involucrados los datos de hasta 87 millones de usuarios en todo el mundo, entre ellos potencialmente unos 70 millones de estadounidenses, según cifras reveladas por Facebook.

La discusión interesa especialmente a grandes compañías como Google, Twitter, Uber o LinkedIn (y por extensión a su dueño, Microsoft), que permiten que desarrolladores externos tengan acceso a cierta información de sus usuarios.

Intentando adelantarse a las posibles regulaciones, las tecnológicas han prometido proteger los datos de sus usuarios, han implementado medidas de chequeo automático y manual para detectar abusos y han hecho esfuerzos en los últimos años para reforzar la seguridad. Facebook dejó de permitir que los desarrolladores tuvieran acceso a la información de los amigos de sus usuarios sin su consentimiento, mientras que Twitter y LinkedIn han limitado el acceso público a ciertos datos.

Sin embargo, estas políticas no tienen un peso real, pues las revisiones manuales no se realizan de forma exhaustiva y las automáticas muchas veces fallan. “Creo que es hora de preguntarse si Facebook se ha movido demasiado rápido y ha roto demasiadas cosas. Me parece que ha crecido, pero no madurado”, dijo el representante de Oregon y presidente del comité, Greg Walden (republicano).

Junto con él, muchos otros legisladores de ambos partidos manifestaron que era difícil “confiar” en que Facebook podría solucionar solo los enormes problemas de seguridad y privacidad que dejó en evidencia el escándalo de Cambridge Analytica.

Zuckerberg se mostró de acuerdo en la necesidad de normar el uso de internet, pero fue enfático en que se “debe ser cuidadoso” con los tipos de regulaciones que se establezcan, pues normas muy restrictivas pueden perjudicar a las pequeñas empresas. Aunque no mencionó el hecho de que una regulación estricta podría obstaculizar la capacidad de Facebook de vender anuncios adaptados a los perfiles de los usuarios. Su principal vía de ingresos.

“Las grandes tecnológicas harán algunos cambios, pero es poco probable que modifiquen de forma fundamental su manejo de información. Esto se debe a que el modelo de negocios de usar datos de usuarios para crear publicidad altamente focalizada o entregarlos a terceros requiere pocos límites en el acceso a la información para funcionar correctamente”, dijo a “El Mercurio” Geoffrey G. Parker, profesor de ingeniería de la Universidad de Dartmouth.

Dueños de su información

Zuckerberg hizo frente a los cuestionamientos de los legisladores estadounidenses sobre el manejo de información que hace su empresa, insistiendo en que las personas que usan Facebook son “dueñas en todo momento” de la información que comparten y que la compañía no hace nada sin su consentimiento. “No vendemos información de los usuarios”, recalcó en más de una ocasión durante la audiencia.

El creador de Facebook destacó que su plataforma tiene herramientas para que las personas puedan decidir qué información entregan, pero al ser consultado si la gigantesca red social cambiaría las opciones que trae por defecto para minimizar la recolección de datos de sus usuarios, vaciló.

“Este es un tema complejo que requiere tiempo para responderse”, dijo Zuckerberg ante la pregunta de Frank Pallone Jr. (Nueva Jersey, demócrata). “Eso me decepciona”, le respondió el legislador.

En un intento por mostrar que su empresa tiene planes para evitar que los datos que recolecta sean mal usados por terceros, Zuckerberg destacó que ya están trabajando para implementar las nuevas normas que entrarán en vigor en la Unión Europea a partir de mayo (ver recuadro).

Además, explicó que estudiarán todas las aplicaciones que tuvieron acceso al sitio antes de 2014 (cuando Facebook estableció más medidas de seguridad). Una tarea titánica, pues él mismo reconoció que habrían sido “cientos de miles” de aplicaciones y que le tomaría “muchos meses” investigar todos los casos registrados.

“¿Años?”, le preguntó la representante por Illinois Jan Schakowsky (demócrata). “Espero que no”, le respondió dudoso Zuckerberg.

Los legisladores hablaron poco sobre el uso que agentes rusos hicieron de Facebook para intentar influir en las elecciones presidenciales de 2016 -una investigación que sigue abierta- pero sí criticaron a la red social por su “ingenuidad” al permitir que empresas como Cambridge Analytica obtuvieran información con tanta facilidad.

“Facebook trae muchas cosas buenas, pero también puede ser utilizada como arma por quienes, como Rusia, quieren dañarnos y golpear a nuestra democracia”, dijo Pallone.

Zuckerberg se pasó prácticamente todo el tiempo pidiendo perdón por no haber actuado antes para evitar la situación de Cambridge Analytica. “Por favor, deje de disculparse y haga cambios”, le pidió visiblemente molesta Catherine Cortez Masto (demócrata, Nevada).

En general, los legisladores no parecieron convencidos con el discurso de Zuckerberg, pero el mercado lo respaldó: las acciones de Facebook tuvieron el martes su mejor día en dos años, según Bloomberg, y ayer volvieron a subir un 0,8%.

La nueva normativa de la Unión Europea

La Unión Europea (UE) lleva meses analizando el tema de la protección de datos en internet y ya estableció nuevas reglas que entrarán en vigor en mayo y que se perfilan como un modelo a seguir, según los medios.

El Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) prevé disposiciones específicas para que la información sobre uso de datos sea redactada en términos claros y sencillos, de modo que un joven pueda entender fácilmente. Además, plantea que los datos personales transferidos fuera de la UE siguen sometidos a las leyes del bloque, no solo en lo que se refiere a su traslado, sino también para cualquier tratamiento y transferencia posterior.

La vulneración de esas reglas se castigarán con dureza. A partir del 25 de mayo, se podrán imponer multas administrativas de hasta 20 millones de euros y, en el caso de empresas como Facebook, podrán representar entre el 2% y el 4% de su volumen de negocios anual. Además, toda persona que sufra un daño material o moral por culpa de una violación de las nuevas reglas tendrá derecho a obtener una indemnización por parte de quien haya usado sus datos.

En su audiencia de ayer ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, hizo alusión en varias ocasiones a esta normativa y aseguró que su empresa está “trabajando lo más rápido posible” para “extender” estas normas a todo el mundo. “Gracias, señor Zuckerberg. Estaba buscando formas de hacer campaña para nuestra regulación de protección de datos. Y miren, ya está hecho”, comentó Vera Jourova, comisionada europea de Justicia y Protección al Consumidor.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores