Gobierno estima que en Chile hay unos 960 mil migrantes y 300 mil serían irregulares

, Modernización de Empresas, Otros

Ministro Chadwick confirmó que solo falta la firma del presidente para enviar las indicaciones al proyecto al Congreso.El gobierno no quiere perder tiempo en el debate sobre la modernización de la ley de Extranjería. Por eso, aunque las indicaciones aún no son de dominio público, el Ejecutivo acudió ayer a la comisión de Gobierno de la Cámara a explicar los lineamientos del proyecto, que cuenta con urgencia simple.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick y el subsecretario del ramo, Rodrigo Ubilla, fueron los encargados de exponer y a pocos minutos de iniciar su intervención quedó claro por qué la presentación de la indicación sustitutiva ha tomado tiempo: según estimaciones en base a cifras del Departamento de Extranjería y Migración (DEM) y la Policía de Investigaciones (PDI), a junio de 2017 habían unos 960 mil extranjeros en Chile, que corresponderían al 5,5% de la población del país. Y de ese total, unos 300 mil serían inmigrantes irregulares.
Estas cifras revelan la nueva realidad de los flujos migratorios en el país y que ha derivado en varios ajustes al proyecto de ley, ya que la última cifra oficial es de la Encuesta Casen 2015 que cifra en 465 mil (2,7% del total) a la población migrante en Chile.
Chadwick confirmó que la indicación sustitutiva al proyecto ya está lista y solo falta que sea visada por el presidente Sebastián Piñera para que sea ingresada al Congreso. “El Presidente va determinar la oportunidad en los próximos días de su firma y de su ingreso aquí a la Cámara”, recalcó.Contenidos y dudas
Respecto al detalle del proyecto, el ministro reiteró que su focó será una migración segura, ordenada y regular. El resto del contenido fue delineado por el subsecretario Ubilla: la creación de una nueva institucionalidad migratoria, nuevas categorías de visas, ampliación del Consejo de Política Migratoria y mayor flexibilidad para la convalidación de títulos, entre otros.
El plan de regulariazión extraordinaria no fue mencionado, pese a que fue uno de los tópicos que se tocó en la reunión de Ubilla con diputados oficialistas la semana pasada.
El subsecretario también se refirió a una serie de mejoras administrativas que se podrían ejecutar para reducir los tiempos de espera en la atención -82 minutos promedio-, entrega de los documentos -139 días promedio para una visa o 250 días para obtener una permanencia definitiva, por ejemplo- en el DEM, en lo que se trabajaría en paralelo a la discusión de la nueva ley.
Tras escuchar a las autoridades, las principales dudas de los parlamentarios se enfocaron en el plazo que maneja el gobierno para aprobar la ley, ante lo cual Chadwick planteó “el ingreso depende de nosotros, la salida depende de todos”.
Los diputados plantearon su preocupación frente a la vulnerabilidad de los controles fronterizos, y el financiamiento que deberán tener especialmente las municipalidades para garantizar los derechos de los migrantes en salud, vivienda y educación.
Hoy las autoridades tendrán una segunda jornada para hablar del proyecto, esta vez en la comisión de Gobierno del Senado.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores