Un 30% de los ocupados tienen un empleo informal, sin previsión social ni de salud

, Modernización de Empresas, Otros

En octubre-diciembre sumaron 2 millones 520 mil 550 personas, según medición del INE:Por grupo ocupacional, el mayor número se concentra en trabajadores no calificados, y por sector económico, agricultura, ganadería, silvicultura y pesca exhiben la tasa más alta con 46,8%.

A 2 millones 520 mil 550 personas asciende el número total de ocupados informales en el país, lo que representa un 30% de los ocupados en el cuarto trimestre de 2017. La cifra representa un incremento de 0,6% respecto del trimestre anterior, de acuerdo con las primeras cifras oficiales que publica el INE.

Asesorado por la OIT, el INE comenzó a trabajar en esta medición a inicios de 2014, realizando pruebas piloto en 2016 y principios de 2017, que consistieron en adicionar preguntas a la Encuesta Nacional de Empleo. Finalmente, la medición de los indicadores de informalidad laboral comenzó el tercer trimestre del año pasado, con el propósito de contribuir a caracterizar las condiciones laborales de las personas ocupadas.

Dos son los nuevos indicadores. Uno es la tasa de ocupación informal (TOI), que incluye a los trabajadores dependientes que no tienen garantizados por el empleador los derechos de salud y previsión; más los trabajadores independientes, dueños de una empresa o negocio o que realizan una actividad informal; más los ocupados clasificados como familiar no remunerado del hogar.

El otro índice es la tasa de ocupación en el sector informal (TOSI), que se refiere a los ocupados en unidades económicas informales o empresas o negocios que no tienen registro en el SII y no llevan un sistema contable que permita separar los gastos del negocio de los del hogar.

Con estos índices, el INE hace una distinción entre la economía informal y el empleo informal. Respecto del empleo informal, llama la atención que sea una cifra tan alta, dice Pilar Cruz, economista senior de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS). “Es un 30%, sin que haya mucha diferencia entre hombres y mujeres, pero sí hay una diferencia significativa a nivel de los sectores y por grado de calificación”.

Las cifras muestran tasas de ocupación informal muy bajas en algunos rubros: actividades financieras y de seguros, con 2,7%; 4,1% en minería; 4,6% en electricidad, y 11,2% en información y comunicaciones.

Entre las actividades con mayor informalidad figuran agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (46,5%); construcción, 36%; comercio, 34,5%; actividades de alojamiento y de servicios de comidas, 35,2%, e industrias manufactureras, 27,4%.

En cuenta propia, 65,6% son ocupados informales; en asalariados, un 17,5%, y en empleadores, un 15,4%. “No da lo mismo si el empleo que se crea es cuenta propia o asalariado”, dice Juan Bravo, investigador de Clapes-UC, y valora que se empiece a dar más relevancia a la composición del empleo, más que a la tasa de desempleo tradicional.

189.660 fue el número de empleos creados en doce meses, en su mayor parte asalariados del sector público.

15,8% es la tasa total de desempleo al sumar a los ocupados que trabajan involuntariamente a tiempo parcial.

782.170 es el número de ocupados informales de los trabajadores no calificados.

El desempleo subiría desde 6,4% a 15,8%, sumando desocupados y ocupados a tiempo parcial involuntario

La tasa de desocupación a nivel nacional alcanzó un promedio de 6,4% en octubre-diciembre, con un aumento de 0,3 puntos porcentuales respecto a igual trimestre de 2016. Se mantienen las condiciones previas, con destrucción de empleo privado y aumento en la ocupación ligada al sector público.

La ocupación aumentó en un 2,3%, lo que representa la creación de 189.660 puestos de trabajo, informó el INE.

“En el sector público se crearon 135.290 empleos asalariados, un 71% de toda la creación anual de empleo, y por primera vez el empleo asalariado en el sector superó un millón de personas”, dice Juan Bravo, investigador de Clapes-UC. Esos puestos de trabajo están distribuidos en educación, con la incorporación de más profesores; en salud, con la incorporación de más médicos en el sistema, pero también en la administración pública, y se trata de empleos permanentes, precisa el economista.

En el sector privado, en tanto, se destruyeron 20.720 puestos de trabajo en las industrias manufactureras y 44.560 en el comercio.

Los ocupados a tiempo parcial involuntario aumentaron en un 1,8%. El INE incorporó un nuevo dato en el boletín que suma a la tasa de desocupación a los ocupados a tiempo parcial involuntario, con lo cual el desempleo promedio subiría desde 6,4% a un 15,8%..


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores