Almacenes y apoyos al negocio

, Pequeñas Empresas, Retail, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Mundo Pyme.El “Programa Almacenes de Chile”, del Ministerio de Economía, es una forma de incentivar una de las formas de emprendimiento más populares del país.
Una de las formas de emprendimiento más visibles para el ciudadano común y corriente son los almacenes. El ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, explica a La Tercera que “los almacenes no sólo generan identidad y unidad en un barrio, y además son un motor de empleo y actividad económica para el país”. El secretario de Estado explica que, con cerca de 120 mil puntos de venta desplegados en todo Chile, constituyen el principal sustento para miles de familias. Además, aportan alrededor de 420 mil empleos, lo que representa más del 5% de trabajo a nivel nacional y cerca del 20% del empleo generado por el total de las pymes.
Basados en esta idea, en el Ministerio de Economía, creó el Programa Almacenes de Chile, que en la actualidad ofrece capacitación y acceso a financiamiento para quienes participen en este giro de negocio.

En qué consiste
“Como todo un éxito” evalúa Rodríguez Grossi el programa, que a la fecha cuenta con más de 16.800 inscritos, de los cuales 5.800 ya se han graduado. Estos inscritos se encuentran distribuidos en todas las regiones y en 335 de las 346 comunas del país. Economía subraya que el 67% son mujeres.
Con ello, de acuerdo al ministro, “ha quedado demostrado que este tipo de capacitación era una necesidad que no había sido detectada y que con este programa hemos dado importantes pasos para satisfacerla”.
¿Pero en qué consiste? Almacenes de Chile es un programa que busca mejorar la competitividad y aumentar la rentabilidad de los almacenes y negocios de barrio del país.
El apoyo que ofrece puede resumirse en cuatro puntos, de acuerdo al sitio web propio que posee la iniciativa. El primero es permitir el acceso gratuito a un curso de capacitación en línea, diseñado para este tipo de empresarios, donde pueden aprender y actualizar de forma fácil y entretenida conocimientos relacionados con la gestión del almacén y la atención de clientes, todo orientado a aumentar sus ganancias.
El segundo eje es postular a un fondo concursable de Sercotec, creado especialmente para los almacenes y negocios de barrio. Una vez realizado el curso de capacitación, los emprendedores podrán postular un proyecto para mejorar su negocio. Los proyectos ganadores recibirán un subsidio junto a la ayuda de un profesional que los acompa- ñará en el proceso de inversión.
En cuanto al fondo concursable, a la fecha se ha abierto una convocatoria piloto en nueve regiones, luego una convocatoria nacional y dos regionales, las que han beneficiado a más de 1.200 almaceneros en todo Chile. Para comienzos de enero se abrirá una nueva convocatoria que espera beneficiar a otros 350.
El tercer punto es la opción de encontrar información útil para el crecimiento de su negocio junto con noticias de interés para el mundo de los almacenes y negocios de barrio. Finalmente, el programa del gobierno ofrece ser parte y contribuir a la formación de la comunidad de almacenes más grande del país, a través de su colaboración constante en las redes sociales afines a la iniciativa.
En cuanto a 2018, se espera poder llegar a unos 22 mil inscritos, además de sumar alianzas que permitan al sector privado sumarse a esta iniciativa y aumentar la oferta de valor de nuestros capacitados. En cuanto al Fondo Concursable, además de los 350 nuevos beneficiarios ya mencionados, se pretende levantar una segunda convocatoria por un número aún por determinar de beneficiarios.
A la capacitación pueden postular tanto dueños de almacenes inscritos en el SII como personas que quieran entrar al negocio. Sin embargo, el poseer un negocio registrado con 12 meses de antigüedad sí es requisito para postular a la etapa de fondos concursables. Toda información y formularios están en la página web de Almacenes de Chile.

El negocio
Como sea, iniciar un almacén no es tan simple como parece. Patricio Gana, socio de AK Contadores, aconseja que, una vez tomada la decisión, hay que fijarse en la factibilidad de obtener la patente por parte de la municipalidad respectiva y elegir un régimen tributario adecuado. “Un contribuyente (considerando a la empresa más el dueño socio) con una utilidad anual de tan solo $ 20 millones puede pagar $ 5 millones de impuestos, mientras que otro bien asesorado y utilizando correctamente las herramientas de la reforma puede pagar menos de $ 1 millón”, observa.
Además, Gana indica que es perentorio “emitir sus boletas de venta. Si no lleva un libro auxiliar de menores hay que emitir boleta por todo. Asegúrese de que a quien le está comprando le emita la factura correspondiente y por ningún motivo compre mercaderías cuyo origen sea dudoso”.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores